¡A bailar con Mickey y DJ Stitch en París!

Cuando uno es pequeño, viaje es sinónimo de aventura. Dormir en un hotel se convierte en una experiencia súper divertida. Escuchar a gente que habla distinto a nosotros es siempre una sorpresa y ¡suena tan simpático!. Y hacer cosas diferentes es ¡genial!.

¿Quién no guarda buenos recuerdos de alguna escapada familiar cuando éramos pequeños?. Sí, es cierto, de niños, los de mi generación, o sea, los hijos de la transición, no nos movíamos tanto como los de ahora. Pero las pocas veces que salíamos eran maravillosas.

Yo recuerdo bien la primera vez que salí de España. Tenía unos diez años y mi destino era Holanda, donde vivían unos familiares. Fue genial. Fuimos en tren y paramos en Hendaya (en la frontera de Francia), donde se cogían los trenes a París. Una vez en la capital francesa volvimos a parar para coger un tercer tren rumbo a Bruselas. Recuerdo perfectamente las larguísimas esperas en las fronteras, las intensas revisiones de equipaje, los sellos en el pasaporte… y luego, una vez en Utrecht (donde vivían esos familiares) recuerdo haberme quedado fascinada al ver a todo el mundo andando en bicicleta, al ver aquellos parques cuidados a los que íbamos a dar de comer a los animales, esas calles limpias… Han pasado treinta años y aún mantengo un recuerdo entrañable de aquel viaje iniciático.

Ahora, que ya soy un poco mayor y que los tiempos han cambiado MUCHO, creo que hay un viaje que a mi de pequeña me habría encantado. Bueno, para ser realistas, cuando yo era niña ya era posible, pero, al menos para mi, era inalcanzable. Me refiero a visitar “Disneylandia” en Orlando (EE. UU). El parque con el que yo tanto soñaba abrió sus puertas en 1971 y visitarlo fue durante muchos años una de mis fantasías. Hoy día ese mundo está más al alcance de todos. Sobre todo desde el año 1992, cuando abrió Disneyland Resort París.

Tiana y el sapo disney nani arenas blog

Booking.com

Durante estos meses, he recibido varios correos de gente preguntándome por el parque, por sus instalaciones… y a todos les contesto lo mismo. La oferta es muy amplia y hay muchas posibilidades que varían mucho según la temporada y el alojamiento. Pero si se animan, seguro, no se decepcionarán. En Disneyland Resort París todo está muy bien organizado y los niños, de verdad, alucinante.

Pero lo que más me maravilla es la capacidad de hacer cosas que tienen los creativos de la compañía. El año pasado y el anterior celebraron por todo lo alto el 15º cumpleaños del parque. Y este año le toca el turno a Mickey. Sí. Mañana, sábado 4 de abril, se inaugura el “El Año de Mickey”, lo que significa que habrá nuevos espectáculos, que Minnie será la anfitriona más chic del desfile de Main Street… Además, en Walt Disney Studios abrirá una atracción llamada “Playhouse Disney Live on Stage”, dondelos más pequeños podrán cantar y bailar junto a algunos de sus ídolos como Manny Manitas, Little Einsteins o La Casa de Mickey Mouse.

Estoy segura de que a mi de pequeña, la visita a Disney me habría fascinado. Pero Orlando quedaba demasiado lejos. Hoy en día París, sin embargo, está cada vez más cerca. Y la verdad, cero que me encantaría bailar con DJ, Stitch en la nueva coreografía, titulada “It’s Dance Time en Discoveryland”. Si, creo que its time to go to Disneyland Resort Paris, again.

Hablabamos de sueños, ¿no?

3 pensamientos en “¡A bailar con Mickey y DJ Stitch en París!”

  1. Pingback: dedde
  2. Yo la primera vez que sali de mi
    pais fue para estudiar ingles en Brighton.
    Tenia 17 anos y me subi a un avion por primera vez.
    Recuerdo que estaba muy nerviosa.
    Nunca he olvidado aquellas primeras aventuras.
    Creo que los viajes que se viajan cuando somos enanos nunca se olvidann

  3. yo fuí de mayor…. y fue genial, estoy deseando volver con mis hijos… cuando los tenga….jiji
    es volver a ser niño y vivir el sueño que tuviste hace años como si esos años no hibiesen pasado.
    estar en un cuento de verdad y los espectáculos son tan geniales que hacen el cuento todavía más alucinante y real.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *