Breakfast in Edimburgo

Ya estoy en Edimburgo. Ya estoy instalada en mi hotel de Edimburgo. Bueno, no es un hotel, es un Bed & Breakfast (establecimientos muy típicos en este país) en una casa particular llamada Castle Wiew, es decir, vistas al castillo. Y es cierto. Aunque es de noche y se ve poco, mi habitación mira de frente al castillo de Edimburgo, uno de los emblemas de la ciudad.

Edimburgo 2009 202

La verdad es que me gusta domir en los Bed & Breakfast. Ahora mismo, más que estar en Edimburgo, muy lejos de mi casa, tengo la sensación de estar de visita en casa de unos abuelos a los que hace mucho que no veo. La mesa camilla con la lamparita al lado de la cama, las pesadas cortinas, el edredón de flores; la madera del suelo que cruje al pisar… y todo esto escondido en un tercer piso en un edificio antiguo, muy antiguo, sin ascensor.

Booking.com

Pero estoy encantada. Todo está limpio y la cama parece muy cómoda. Y estoy tan cansada que creo que voy a dormir como un angelito. Y más sabiendo que para desayunar me espera un buen English Breakfast con huevos fritos (o revueltos), salchichas, bacon con tostadas, baked beans y café. Mmmm, se me hace la boca a agua.

Un pensamiento en “Breakfast in Edimburgo”

  1. Hola Nani,
    la verdad es que suen muy bien y hasta me das envidia, sobre todo por lo del English breakfast.Lo que menos me gusta es lo del edredon de flores muy “tipical english” por cierto.Siempre me da la impresion de que los estampados tan sobrecargados esconden todo aquello que no nos gustaria encontrar en nuestra cama…
    Pero no me hagas mucho caso que soy un poco “tiquis miquis”.Disfruta mucho de la experiencia y mandanos alguna fotito de los castillos y tu vestida con faldita escocesa (bien cortita) y agarrada a una buena jarra de Guinnes. Besos para Elisabeth y Charles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *