Constanza, el lago y las cortesanas del concilio

El lago Constanza, es el tercer lago más grande de Europa y baña tres países: Alemania, desde donde escribo, Suiza y Austria

Es la localidad del mismo nombre Constanza, la más grande del lago. Se ubica casi casi en la frontera  con Suiza. Nada más llegar, se percibe que Constanza es uno de esos lugares donde la vida en verano, cuando luce el sol, es de de lo mas agradable. Con razón presume por ser uno de los destinos mas turísticos de Alemania. Y además, un enclave histórico.

Por aquí han pasado los celtas,  los romanos (de los cuales aún quedan muchas huellas), los cristianos… pero este rincón de Alemania es especialmente famosa pues entre 1414 y 1418 fue sede del Concilio de Constanza. Durante estos años la pequeña ciudad, que ya entonces era un importante paso importante comercial, acogió a los hombres más poderosos de Europa. Aquel concilio fue clave por muchas razones, pero la más importante: puso fin al cisma de Occidente y concluyó con la elección como tal del Papa Martín V. Por tanto, Constanza presume también por ser en una de las pocas ciudades europeas donde ¡se ha elegido un Papa!. Y la única localidad alemana que goza de este honor.

Escultura de Imperia en Constanza

La preciosa Imperia: la diosa del placer

Para que nadie olvide lo importante que fue Constanza en aquellos años, hay una curiosa escultura situada en el puerto que representa a una cortesana de la época del concilio. Pero pongámonos en antecedentes. Cuentan que días antes del Concilio llegaron a la ciudad más de 700 “cortesanas” para atender a los participantes en tal importante reunión. Y se dice que el propio emperador del sacro Imperio Germano Segismundo escribió desde Constanza una carta solicitando ¡1.500 prostitutas más!. La escultura de la que os hablaba antes recuerda aquella “invasión de placer” y representa a una mujer a quien Honorato de Balzac (quien asistió al Concilio) describió en una novela corta titulada “la Bella Imperia”

“Era Imperia la más preciosa y caprichosa de las mujeres de mundo, además de pasar por ser la más inteligentemente bella y la que mejor se las componía para engatusar a los cardenales, galantear a los más rudos soldados y opresores de pueblos. Era dueña de valerosos capitanes, arqueros y señores, deseosos de servirla en todo. Con sólo una palabra podía acabar con la vida de aquellos que se mostraban impertinentes. La derrota de un hombre no le costaba más que una gentil sonrisa; y a menudo por muy Señor de Baudricourt que era, un capitán del Rey de Francia le preguntaba, haciendo burla de los abades, si aquel día debía matar a alguien para ella. Excepto los potentados del alto clérigo con los cuales Doña Imperia componía finalmente su ira, los tenía a todos bajo su férula por la virtud de su pico y de sus amorosos modales, que tenían a los más virtuosos e insensibles apresados como los pajarillos en liga. Por eso, vivía tan querida y respetada como las verdaderas damas y princesas, y se le daba el trato de señora…”

Booking.com

La prueba de su poder aún se ve en la escultura ya que aquella supuesta diosa del placer, muy ligerita de ropa, sostiene en una mano al nuevo papa, Martín V, y en la otra al emperador Segismundo. Fíjense en la foto. Dicen las malas plumas (no sólo la de Balzac) que Imperia hacía con ellos lo que quería.

Constanza y la corrupción de la iglesia

Como curiosidad. Durante el concilio, y también en Constanza se quemó en la hoguera al supuesto hereje Jan Huss por sus duras críticas a la corrupción moral de la Iglesia y por las riquezas de ésta. Huus pregonaba que el pueblo debía desobedecer a  Roma pues era evidente que los sacerdotes vivían en el pecado… La gran Imperia es, así pues, el resumen de todos esos acontecimientos que han marcado la historia de Constanza.

Podría contar más cosas pero está lloviendo. Así que mejor voy a refugiarme en algún bar a tomar una buen cerveza alemana, o a hacer un poco de Shopping que las tiendas de Constanza prometen.

2 pensamientos en “Constanza, el lago y las cortesanas del concilio”

  1. Pingback: Vuelos en Zeppelin sobre el lago Constanza, en Alemania
  2. La semana pasada estuve muy cerca, en Ravensburg, también a orillas del lago, con tiempo regular pero tenía poco tiempo de ocio. Disfruta, la zona es muy bonita.
    Marta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *