Cuando en un viaje surge un imprevisto como la erupción de un volcán en Islandia…

Al viajar, lo más normal es que a veces surjan IMPREVISTOS.  O sea, que nos suceden cosas con la que no contábamos.

Por ejemplo. ¿Quién iba a pensar que estos días iba a entrar en erupción un volcán en Islandia (el Eyjafjallajökull) y que sus cenizas iban a llegar a todo el norte de Europa?. Si, es increíble pero la lista de aeropuertos cerrados es muy larga: Londres, Dublín, Bruselas, Ámsterdam, Copenhague, París, Dusseldorf, Frankfurt, Berlín, Moscú... Y he mencionado sólo a los de las grandes ciudades. Hay otros muchos aeropuertos que evidentemente también están cerrados.

Yo se de unos amigos que se han quedado colgados en Amsterdam. Habían ido a celebrar en la capital holandesa una despedida de soltero y ya ves, se han visto obligados a alargar la fiesta unos cuantos días más.

También se de algún compañero que tenía que viajar estos días a Barcelona donde justo ahora se está celebrando el Sitc, el salón Internacional del Turismo de Cataluña, o sea, el Fitur catalán, pero nada. La ceniza volcánica les ha retenido en sus hogares.

Si me lees desde Barcelona o piensas pasar por allí este fin de semana no dejes de pasarte por Montjuïc, donde se celebra la feria, a ver que hay de nuevo en este mundillo. Yo solía ir pues el salón, a parte de ser una cita profesional importante me gusta por que tengo muy buenos amigos y colegas catalanes a los que sólo veo cuando voy al Sitc. Pero este año la cita me ha coincidido con otras, o sea, me ha surgido algún que otro IMPREVISTO, y no he podido viajar a Barcelona. Pero si alguien me cuenta qué tal va todo por allí se lo agradezco.

Tengo una amiga a quien le surgió un IMPREVISTO durante su viaje de novios a Bora Bora. Sí, se repente, sin que nadie la esperara apareció la lluvia. Y Bora Bora con lluvia significa no poder ir a la playa. Y eso es una faena. Bora Bora sin playa es un rollo, un aburrimiento… eso es al menos lo que ella me contó.

Tengo otra amigo, un experto en meterse en líos y a quien siempre le surgen IMPREVISTOS. Ya he  hablado de él en algún post anterior. Hace un par de años le pilló un fuerte temporal en Pakistán que fue portada en todos los periódicos occidentales por el gran número de víctimas. Poco más tarde, coincidió en La India cuando hubo aquella cadena de atentados en los hoteles hace ya mas año.

Conozco otra amiga que estaba de vacaciones en Nueva York cuando los IMPREVISTOS atentados del 11-S. Creo que también se quedó retenida unos días por los problemas con los vuelos. Y mi me coincidió hace poco mi estancia en México con el IMPREVISTO brote de la Gripe A. Y en Jerusalén recuerdo también que mi estancia coincidió con el IMPREVISTO estallido de la denominada Segunda Intifada, a finales del año 2000.

¿Y tú?

¿Eres uno de los viajeros afectados por el cierre de aeropuertos  en el norte de Europa por culpa de las cenizas volcánicas islandesas?

¿Qué IMPREVISTOS han surgido en tus viajes?

Estaremos encantados de conocer tus imprevistos viajeros.

6 pensamientos en “Cuando en un viaje surge un imprevisto como la erupción de un volcán en Islandia…”

  1. Lo mejor de los IMPREVISTOS es que traen consigo más IMPREVISTOS.
    Gracias a los atentados del 11S conocí a un montón de modelos que se quedaron anclados en NY por coincidir con la Fashion Week, tengo una foto en la 5ª avenida sin ningún coche, viví el sentimiento patriótico americano de una forma que de ninguna otra podría haberlo visto y …siempre tengo un tema con el que dejar impresionado a cualquiera….. jejeje.

  2. Pues mi Jefe, Ingles, debió de volar desde Leeds (cerca de Manchester) a Madrid el jueves por la tarde, par asistir a una importante reunión hoy viernes en Madrid.

    Pensando que él podría ir mas rápido que la nube de cenizas, tomó un tren hasta Londres, pensando volar desde Heathrow. La nube le adelantó, y el aeropuerto cerró antes de que el llegara…

    Cuando recibí un mail de su secretaria explicando el suceso, intenté adivinar lo del volcan que explicaba era fruto del alcohol o algo peor…

    Conclusión, la reunion de hoy, con mas de 70 personas, la he tenido que “apadrinar” por su ausencia… Vaya con el volcan…!

  3. Yo me quede tirada en Paris por culpa de una huelga del metro. Se monto tal atasco que tardamos ¡casi cuatro horas! en llegar desde el Arco de Triunfo, de donde salen los buses a los aeropuertos, hasta Charles de Gaulle, cuando lo normal es que el trayecto dure una hora mas o menos.
    Por supuesto perdí el avión a Vigo y como la culpa no era de la comoañia tuve que pagar otro billete para el dia sigueinte a precio de ORO.
    Ahora, siemrep salgo para los aeropuertos con mucha mu ha antelación, sea donde sea.

  4. En mi caso el imprevisto vino por mi marido que en finlandia le dio un cólico nefrítico con lo que en lugar de ver como son los barcos rompe hielos nos fuimos directos al hospital

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *