De cómo Omar Shariff perdió su casa de Lanzarote jugando a las cartas

¿Te jugarías una hermosa casa en Lagomar, en Lanzarote en una partida de cartas? Pues yo se de uno que se la jugó. Y lo peor, la perdió. Y tú también le conoces. Me refiero a Omar Shariff, sí, sí, el actor. Famoso por protagonizar películas varias como por ejemplo, Lawrence de Arabia.

Lanzarote casa lagomar, omar Shariff
Casa de Lagomar, Lanzarote

Según la biografía de este galán egipcio llamado Omar Shariff, conocido por ser el protagonista de películas ya míticas como Doctor Zhivago, el Rolls Royce Amarillo, Lawrence de Arabia… tuvo una casa en Lanzarote, pero cuenta la historia que le duró poco.

Lanzarote shariff cartel
Cartel de la película “La Isla Misteriosa”

La partida de cartas

Se dice que allá por 1973  estaba Shariff en Lanzarote rodando “la isla misteriosa” (de Juan Antonio Bardem) cuando descubrió la casa de sus sueños. Una bellísima pero peculiar construcción incrustada entre los montículos de lava negra de un volcán creada bajo el peculiar estilo del arquitecto César Manrique, el icono de Lanzarote. El actor se quedó prendado de la vivienda y decidió comprarla inmediatamente.

Lanzarote lagomar escaleras
Detalle de una de las escaleras de la casa de Lago-mar

Pero cuenta la leyenda que el egipcio era no sólo un buen amigo de las cosas bellas, también sentía mucha debilidad por el juego. ¿Qué mejor forma de inaugurar su nueva propiedad que convocando a sus “colegas” a una partida de bridge? (juego de cartas al que era gran aficionado).

Lanzarote LAGOMAR piscina
Vista de la piscina de la que fue la casa de Omar Shariff

El caso es que el juego se calentó y las apuestas empezaron a subir y a subir a un ritmo vertiginoso, tanto tanto que al final, ya picado se lanzó Shariff y puso sobre el tapete su recién adquirida propiedad: su nueva casa. Quiso el destino que el azar jugase en su contra. Y la perdió. ¡Pobre Omar Shariff! Sólo disfrutó de la posesión del hogar de sus sueños durante menos de 24 horas. Lo que no sabía el actor es que su rival y ganador, que por cierto, era su agente inmobiliario, era nada mas y nada menos que campeón europeo de Bridge. ¿Trampa? El caso es que Shariff salió de la casa apesadumbrado y abatido, tanto que cuentan los lugareños, se fue de la isla para nunca más volver.

Detalle del pasillo de la entrada de Lag-O-mar
Detalle del pasillo de la entrada de Lag-O-mar

Casa de escaleras retorcidas

Pero su paso por Lanzarote ha dejado huella y la historia de la fugaz propiedad perdida forma ya parte de las leyendas de la isla. Su atracción es tal que ahora raro es el viajero que pasa por Lanzarote y que no se acerca hasta Teguise sólo para visitar la casa de Lagomar. Y contemplar con sus ojos no solamente la curiosa arquitectura de esta extraña vivienda llena de escaleras retorcidas, habitaciones de líneas curvas, pasadizos ocultos y recovecos donde crecen cactus sino para sentarse en la misma mesa donde el egipcio jugó aquella ya histórica partida de bridge.

Recreación de una partida de cartas en homenaje a Omar Shariff, en Lanzarote (La Viajera Empedernida entre los jugadores)
Recreación de una partida de cartas en homenaje a Omar Shariff, en Lanzarote (La Viajera Empedernida entre los jugadores)

La casa, actualmente además de vivir de esa leyenda tiene un restaurante llamado “el sabor de la magia” y es famosa por los eventos que se organizan como por ejemplo sus esporádicos  conciertos bajo la luz de la luna, sus sesiones de jazz en vivo (todos los domingos de 14 a 16 horas)…

Ocasionalmente hay desfiles de moda y es habitual que la case se alquile para sesiones de fotografía. Ah, tiene también un bar de copas, la cueva, donde me han dicho que sirven los mejores mojitos de la isla pero lo siento, no he tenido la suerte de probarlos. ¿Alguien puede confirmarnos ese dato, por favor?

Lanzarote lagomar la cueva bar mojitos
Los mojitos de La Cueva tienen buena fama

Si la casa te gusta tanto atento a esta otra opción. Lag-O-mar dispone de dos bungalows de alquiler con capacidad para dos personas cada uno equipados con salón, cocina y piscina privada incrustada entre las rocas.  ¿Apetecible? ¿Qué te juegas a que esta casa te gusta tanto como a mi? ¡Se admiten puestas!

Lanzarote salon lagomar
El salón de la casa de Shariff es de lo mas confortable

11 pensamientos en “De cómo Omar Shariff perdió su casa de Lanzarote jugando a las cartas”

  1. Yo no probé los mojitos. Pero te puedo decir que el restaurante es caro y malo. Bonito, porque el sitio lo es, pero…

  2. Una casa tan maja. Los famosos y ricos hacen esas apuestas , crei que fue jugando Poker porque en bridge solo hay premios aunque en partidas privadas apuestan

  3. Doy fe de que los mojitos son muy buenos. Ahora mismo me estoy tomando uní La casa merece una visita, sea verdad la historia o no.

  4. Siento fastidiar la anécdota pero el propio Omar Shariff reconoce en una entrevista que fue una idea del gobernador de la isla decir que había sido su casa “para atraer turistas” pero que él solo rodó una película.
    De todas formas,es muy bonita,en el restaurante se cena magníficamente con un servicio excepcional y merece la pena verla..aunque la leyenda es un poco “engañabobos “.
    Un saludo

  5. Que anécdota mas divertida. Desvarios de famosos. Gracias a su mala suerte ahora todos podemso visitar esa casa. Estaba buscando informacion de Lanzarote y di con este blog por casualidad y me encanta.

  6. Buena historia, desconocida por mí. El estilo de la casa es puro Manrique y tiene similitudes con su propia casa, a la que debo una próxima entrada. Saludos y gracias por compartir la historia.

  7. Yo una casa así no me la hubiera jugado, pero si hubiera entrado en la partida con la intención de ganarla para mi.
    ¡Que historia mas chula!
    Gracias por compartirla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *