De compras y tiendas en Praga

No me gusta nada hacer maletas. Siempre meto cosas de más, especialmente cuando viajo a destinos donde el clima y las actividades a realizar me hacen dudar.

Me explico. Estoy otra vez de escala en Madrid, esta vez rumbo a la República Checa donde pasare los próximos seis días. Es un viaje para prensa internacional, es decir, una vez en Praga me reuniré con colegas llegados de otros rincones del mundo con un objetivo común: empaparnos del país.

Antes de emprender un viaje siempre miro las previsiones del tiempo. Y las de Praga para estos días eran variadas. 7 grados de mínima y 18 de máxima. Un par de días lluvia y el resto sol.
Como Además es un viaje en grupo, en el programa hay cenas con espectáculo, y !hasta una fiesta! Resumen, hay que meter de todo en la maleta. Ropa de trote, ropa para el calor, por si llueve, y algo mono para la fiesta y el folclore.

Pero lo peor de todo es que al enfrentarme al armario, surge otro problema. ¡NO TENGO ROPA!. No. (Si, soy mujer, que pasa).
No tengo ropa porque no tengo tiempo de comprarla. Me estaba reservando para renovar mi armario en la tienda de mi amiga Sandra (en Oviedo) que tiene cosas monisimaaaas. Pero no tengo tiempo tampoco de ir a Oviedo.

Las torrres más fotografiadas de Praga
Las torrres más fotografiadas de Praga

A ver si en Praga tengo alguna hora libre para hacer shopping. Hace mucho que no voy por allí e ignoro si es una ciudad buena para comprar o no. Estuve en Praga dos veces. La primera a principios de 1990. Acababa de caer el muro de Berlín y la ciudad, aunque ya era hermosa, era aun una capital fría y gris típica del este de la Europa de aquel entonces. Tuve la suerte de volver dos años después, y la fría Praga ya se había transformado en la turística y coqueta Praga p, con cafés en las plazas mas bonitas, tiendas con escaparates preciosistas y cientos de turistas. Nada que ver con la mi primera visita.

Booking.com

Han pasado ya quince años desde entonces. Y estoy segura de que la ciudad donde voy a aterrizar dentro de unas horas no se parecerá nada a la que tengo en el recuerdo.
De lo que si estoy segura es de que ahora tiendas habrá. Y muchas. Y seguro que mientras callejeo encuentro alguna chula donde comprar un modelito para alegrar mi maleta, llena, si, pero muy aburrida.

2 pensamientos en “De compras y tiendas en Praga”

  1. Praga es una maravilla. Yo viajé a esta ciudad hace 9 años y me enamoró. También quisiera volver. Pero no me compré nada de ropa, por tanto no puedo aconsejarte sobre ninguna tienda en especial. Si recuerdo que las había muy chulas, o sea que no creo que tengas problemas. Lo que sí adquirí, y hoy en día cuelga en la habitación de mi hija, es una preciosa marioneta hecha a mano a la que llamé “Doctor Radek”. Está hecha con un gusto y una delicadeza exquisitos y su belleza siempre me recuerda la bonita ciudad donde fue creada. Seguro que a tus hijas les encantaría. Disfruta de tu viaje y gracias por tu alusión a la tienda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *