El destino perfecto no existe

Tengo una amiga que se casa en unos meses y que me ha pedido ayuda acerca de dónde ir en su luna de miel. Aparentemente parece un consejo fácil pero no lo es. Esta amiga tiene muchas ganas de conocer mundo y quiere aprovechar bien la ocasión de poder disfrutar de muchos días de vacaciones, un lujo en estos tiempos que corren donde nuestro mayor enemigo es el reloj. Pero mi amiga es afortunada y, en principio, entre los quince días de vacaciones que le corresponden por la boda más otros tantos que le quedan, va a poder disfrutar de casi un mes para moverse por el mundo.  Y ese es justo su problema.

Las posibilidades son tantas que desbordan. Y al igual que muchos viajeros, tiene el mundo idealizado. Y cree con fe ciega en el mito de la playa solitaria con los cocoteros. Pero teme que la realidad no coincida con la ficción. No es que no exista. Esa playa maravillosa existe, si, hay cientos, pero siempre hay algo más. Mi amiga quiere además un buen hotel de diseño, gastar poco dinero, que haga calor y que haya algo qué hacer a parte de tomar el sol, que no haya problemas sanitarios porque no quiere vacunarse, que el destino sea muy seguro, poder moverse sola sin llevar nada organizado…  Y ese es el problema, el suyo y al que se enfrenta mucha gente a la hora de organizar un viaje. El paraíso perdido existe pero a medida que se empiezan a sumar condicionantes, y prejuicios, el mito desaparece. Y el mundo, con toda su riqueza, pronto se queda pequeño. Con ese planteamiento la decepción está casi casi asegurada antes de salir de casa.

Hoy en día el turismo se ha masificado. Y nadie, en ningún lugar del mundo, está libre del overbooking, de los cebos para turistas, de los posibles engaños, de los bichos, de la lluvia repentina en un lugar de playa, de los robos, de los imprevistos que en un viaje surgen, seguro.

Lo que le digo a mi amiga es que antes de decidir a dónde quiere ir debe mentalizarse de que para que un viaje no fracase desde el primer minuto es necesario cambiar de mentalidad. No puedes cargarte una luna de miel porque la decoración del hotel no se parece a la de tu casa, o porque tu avión sufra un retraso; o porque el tipo de la aduana te ha puesto mala cara; o porque no hay jamón serrano en el buffet del desayuno … Para viaiar es necesario cambiar de piel,  y dejarse llevar por el mero hecho de descubrir mundos nuevos. Aunque no sean como los hemos imaginado, lo importante es verlo con nuestros propios ojos y formarnos nuestra propia opinión.

Booking.com

Estar siempre enfadado porque no se cumplen todas las expectativas es un error. En otros países no se puede comer igual que en casa, la comida puede gustarte más  menos pero no vas a pasarte diez horas, doce, ¡dieciséis horas! en un avión para añorar un filete con patatas. O para preguntar cómo ha quedado el Deportivo nada más pisar el aeropuerto de destino. Antes de salir de casa hay que esforzarse por asumir que viajar lleva implícitos una serie de pequeños y grandes contratiempos, ya sea en una Luna de Miel o en una excursión de fin de semana. Que en las playas paradisíacas hay medusas, o coral del que pincha, o llueve o nos pica una abeja y nos ponemos malísimos… la perfección, en turismo, no existe.

4 pensamientos en “El destino perfecto no existe”

  1. Pues si tuviera un mes para irme de luna de miel me iria a Australia. Para mi es el destino perfecto. Yo me fui de luna de miel a paris y Mauricio pero si me vuelvo a casar seguro que me voy a recorrer Australia. Creo q alli hay de todo. Playas, sol, y hablan ingles, para mi es fundamental poder comunicarme. Otra opcion, sudamerica. Yo miraria tb Peru aunque ahí a lo mejor ya bno se siente uno tan seguro. Insisto en Australia.

  2. caray…. VIVA CALIFORNIA!!!!!queremos fotos de la luna de miel de tu amiga.. jiji

  3. Pues la verdad es que mis hijos han ido hace poco a California, iban por su cuenta, con poco dinero y muchas ganas de conocer mundo y les ha encantado. Han encontrado desde mitos (Hollywood), a historia (San Francisco, las Misiones…) y paisaje (playas, el Gran Cañón, el Desierto de Nevada…)
    Yo creo que es una buena opción para tu amiga. Además, hay vuelos relativamente baratos Los Ángeles-Hawai…¡buen destino para una luna de miel!

  4. Ese destino existe.Seguro,no muy caro,sin vacunas,sólo tiene un problema,que no querrías volver!!!.
    VETE A CALIFORNIA!!!!.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *