Viaje a Normandía para celebrar el #día D, día del desembarco

El 6 de junio de 1944 fue el famoso día D. Fue esa jornada histórica acerca de la que tanto hemos leído y tantas películas y series se han producido en la  que ¡cientos, miles de barcos de guerra y cargueros! desembarcaron con más veinte mil vehículos y de ciento cincuenta mil hombres en la playas de la región de Normandía (al noroeste de Francia): Utah Beach, Omaha Beach, Gold Beach, Juno Beach y Sword Beach.

Han pasado ya mas de 70 años desde aquel acontecimiento clave en la historia del siglo XX que supuso el preludio del fin de la Francia ocupada y del dominio nazi, un periodo que justo había comenzado también un día de junio, el 3 para ser más exactos, de 1940, cuando alrededor de 300 aviones alemanes bombardearon, y tomaron, París. Y que culminó con la entrada del ejército nacionalsocialista en la capital francesa, hecho acontecido también en junio, un 14 de junio en concreto, fecha también decisiva y en la que París se declaró “ciudad abierta”.

Hitler desfiló en el París ocupado el 23 de junio de 1940.
Hitler desfiló en el París ocupado el 23 de junio de 1940.

Si te gusta esta etapa de la historia de Francia, te recomiendo leer el libro titulado “suite francesa” de la escritora rusa Irène Nemirovsky en el que relata con crudeza el día a día de una familia judía y de la sociedad francesa durante aquellos grotescos años de la ocupación alemana. Retrato crudo donde se aprecia como la población indefensa se las ingeniaba para sobrevivir, algunos con más dificultades que otros, y algunos con más suerte que otros.

Suite Francesa, de Irène Némirovsky
Suite Francesa, de Irène Némirovsky

El desembarco de Normandía marcó el fin de aquellos años de ocupación francesa. El general Eisenhower, al nombrar la clave secreta (“Mickey Mouse”) señaló el inicio de la operación Overlord: 73000 soldados americanos y 83.000 ingleses y canadienses tomaron las costas de Normandía.  Fue el principio del fin del yugo alemán, y de la II Guerra Mundial. Desde entonces, los normandos recuerdan año tras año aquel acontecimiento que cambió sus vidas. Y reviven con intensidad los ochenta días que duró aquella llamada batalla de Normandía. Pero este año todo va a ser un poco más especial.

Eventos para celebrar el desembarco de Normandía

Y este año no es una excepción. A lo largo de esta semana la agenda de Normandía se llena de actos relevantes. Desde encuentros con testigos y veteranos del desembarco. Hasta ceremonias conmemorativas varias, marchas y desfiles militares, recreaciones de campamentos al estilo de la época. Y cono no, fuegos artificiales y exhibiciones varias como por ejemplo la de ha tradicional de paracaidistas. Un espectáculo cuyo fin es recordar y ante todo, poner en valor la heroicidad de aquella lluvia de aliados que caían del cielo. Llama la atención al pasear por Caen (capital de la llamada Baja Normandía) como en las casas, en las veletas y chimeneas y en las torres de las iglesias, en estas fechas, se ven muchos muñecos colgados sujetos a un paracaídas. Un homenaje que también trata de recordar que fueron muchos los soldados que murieron en aquel intento.

$$$-cen 6456-0

Pero aunque la historia tiene un matiz trágico no todo fueron dramas. El desembarco de Normandía fue una hazaña militar dura, cruel pero que, por suerte, tuvo un final feliz. Los normandos recibieron con alegría y mucha esperanza a los que consideraban sus libertadores, los aliados ingleses, canadienses, y americanos. Y durante estos días los pueblos normandos también reproducen ese ambiente festivo con el que recibieron a sus héroes con bailes y conciertos con música en vivo con temas de los años 30 y 40 como protagonistas. Por algo, el eslogan promocional ha sido en años anteriores “Normandía: la fiesta de la Libertad”.

La Normandie fête la liberté 2
La Normandie fête la liberté 2

Museos con desembarco como protagonista

Aunque la semana grande de celebraciones es justo esta, la primera de junio, la amplia oferta creada con el desembarco como protagonista estará a disposición de todos los interesados a lo largo de todo el año. Hay museos varios dedicados a esta hazaña, se conservan las instalaciones militares y los emplazamientos históricos (playas, campamentos), cada año se abren nueva exposiciones, se organizan conciertos… son muchos y están abiertos para todos aquellos deseosos de profundizar un poco más en este hecho histórico. Si te interesa el tema, no dejes de consultar la agenda del verano.

Cementerio americano de Omaha Beach
Cementerio americano de Omaha Beach

El cementerio de Obama Beach

Entre las muchas visitas posibles, quiero destacar una que al menos a mi me ha impactado sobremanera:  el cementerio de Omaha Beach, en Colleville Sur Mer.

En sus entrañas reposan unos diez mil soldados norteamericanos fallecidos durante el desembarco. Las cruces blancas perfectamente alineadas brillan sobre el césped verde impecable y las vistas del mar son casi sobrenaturales. Una visita triste, pero, se lo aseguro, que no se borrará de la mente. A mi desde luego, me dejó huella.

¿Algo que añadir sobre todo lo que se puede hacer en Normandía con el desembarco como protagonista?

Un pensamiento en “Viaje a Normandía para celebrar el #día D, día del desembarco”

  1. Uf, sin duda uno de mis grandes viajes ha sido viajar al lugar del desembarco, el año pasado. Además de por una fuerte implicación personal, por el deseo de mi padre de ir y no poder cumplirlo, me impresionó mucho ver los restos en la playa, el cementerio…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *