Gallegos en Panamá y casualidades viajeras

gallegosenpanama.jpgHola de nuevo.

Hoy me ha pasado algo curioso. ¿Se acuerdan del gallego de Carballlino del que les hablé en las entradas anteriores? Pues ayer a última hora de la tarde, José Dopeso vino a recogerme al hotel para enseñarme personalmente su ciudad, Chitré, y para charlar un poco sobre los aproximadamente 40 gallegos que aquí habitan (había muchos más pero unos han muerto, otros han regresado a Galicia).

Me contó que muchos de ellos tienen mueblerías, el negocio de los gallegos por excelencia. Y me enseñó la casa de un joyero de A Coruña construida con galerías, algo muy extraño en este lugar del mundo.

Finalmente me invitó a ir a su casa para presentarme a su mujer, Rosa López, gallega y natural de Os Peares de donde es originaria la familia del presidente de la Xunta de Galicia, Núñez Feijoo. Conocía a Rosa, encantadora, y empezamos a conversar. Me enseñaron una vitrina llena de recuerdos de sargadelos, un óleo de Os Peares… y así, charla que te charla hasta que Rosa me dice en respuesta a un comentario mío:  “Ah. Eres de Oviedo (sí, yo nací en Oviedo, lo confieso). Pues mi hermana era profesora allí…”

Pues sí. Se lo juro. La hermana de Rosa se llamaba Cari y fue profesora mía, de Filosofía. En un colegio en Oviedo. Hace de eso ya más de veinte años. ¡Que casualidad!. No creo que Cari se acuerde de mi… yo sin embargo me acuerdo de ella perfectamente pq la filosofía no se me daba muy bien… y mis notas no eran especialmente buenas. Y claro, como me suspendía yo juraba que me tenía manía… Dios mío, Cari, la filosofía, mi adolescencia, el colegio.

Pero de que estoy hablando… ¡Que estoy en Panamá!. No hay duda. El mundo es un pañuelo.  ¿Surrealista no? Ah, se me olvidaba, los de la foto de arriba son Rosa y José ante el óleo de Peares…

Yo ya no estoy en Chitré, ahora mismo me encuentro en Playa Blanca. Y a no ser que el destino haga una de las suyas probablemente no volveré a verlos. Así que aprovecho este blog para despedirme de ellos y agradecerles la agradable jornada que pasamos juntos. Ah, y Rosa, por favor, no te olvides de darle muchos recuerdos de mi parte a Cari, dile que soy  una de aquellas alumnas soñadoras y rebeldes.

3 pensamientos en “Gallegos en Panamá y casualidades viajeras”

  1. Hola Nani, descubrí tu blog de manera casual, y fue muy grata mi sorpresa al leer tus posts acerca de Panamá. Quedé encantada con lo que escribiste, porque además de que lo haces en una forma amena, pienso que fuiste muy objetiva, describiste Panamá tal cual es, con sus defectos y virtudes, sin exagerar ni lo uno ni lo otro.

    Ojalá y nos visites nuevamente. ¡Saludos de una gallega panameña!

  2. Hola Nani. Una historia estupenda. Resulta que estas cosas pasan de verdad. He enlazado tu post en Global Galicia porque encaja muy bien con el espíritu del blog colectivo y aprovecho para invitar a José y Rosa a que se sumen a nuestro blog colectivo de los gallegos por el mundo.
    Besos y buen viaje.

  3. Pingback: | Global Galicia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *