Lista para visitar Ciudad de Panamá a pesar del Jet lag

Ciudad de Panamá, 7:30 de la mañana. Recién levantada y dispuesta a descubrir lo mejor de este país.

Es muy temprano. Pero yo llevo ya despierta desde las cuatro de la mañana. Aunque aquí acaba de amanecer, mi reloj biológico me dice que son las dos del medio día, es decir, la hora española. Por eso me he metido en el cuerpo un desayuno colosal con huevos fritos, fiambres fritas tropicales (eso es una de las muchas cosas buenas de Centroamérica, la fruta ¡deliciosa!). Son  las jugadas del jet lag, otro de los males que debemos sufrir los viajeros empedernidos.

Booking.com

Al menos estoy descansada. Y con el estómago lleno. Tras una buena ducha el cuerpo y la mente, aunque descolocados, están listos para empezar a disfrutar. Panamá tiembla, que allá voy. Me espera una larga jornada visitando esta capital… donde por cierto, el termómetro a estas horas de la mañana marca ya 25 grados. Y hay una humedad del 90%. Así que ropa cómoda, calzado cómodo y…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *