Fitur 2011: poca tecnología, mucho blogger y menos contactos personales

Y así, poco a poco Fitur 2011 acabó. Y ahora, ya desde la distancia ya empiezo a sacar conclusiones acerca de lo que ha supuesto este nueva edición de la Feria Internacional del Turismo donde, creo hemos visto grandes contrastes. O al menos esa ha sido mi sensación.

Para empezar, no puedo evitar destacar el ruido que ha hecho la convocatoria de bloggers profesionales, un evento que ha calado hondo entre un buen número de participantes del sector  y que se ha saldado con muchas alabanzas pero también con alguna que otra crítica. Es normal.

Alrededor de cien profesionales se juntaron en el stand de Israel para escuchar a los bloggers profesionales

Las nuevas iniciativas suelen tener un toque revolucionario y eso siempre despierta miedos. La gente que se mueve está muy bien vista en algunos sectores donde prima la creatividad pero mal vista en otros donde se fomenta el inmovilismo por pura comodidad. Es así. Ley de vida. Como dice el refrán, “nunca llueve a gusto de todos” pero está claro que en nuestro caso, en el de los periodistas en general, algo había que hacer pues hemos llegado a un punto en el que la situación laboral es tan grave que ya no hay posibilidad de retorno. O nos reinventamos o desaparecemos y eso por ahora no entra dentro de mis planes. Me gusta tanto este trabajo y este sector que pienso hacer todo lo que esté en mi mano para seguir adelante y activa otros quince años, como mínimo.

Pero no quiero enrollarme con este tema al que dedicaré la semana que viene un amplio resumen, cuando tenga más información sobre la repercusión real del evento y me haya dado tiempo a leer TODO lo que se ha publicado sobre nosotros estos días que os puedo asegurar que ha sido MUCHO. Así que si os interesan las conclusiones de la quedada de bloggers atentos al post del próximo martes/miércoles donde intentaré hacer un resumen de todo son sus conclusiones.

Y vuelvo a Fitur donde vale, si, los bloggers hemos alborotado un poco el sector pero sin embargo las iniciativas tecnológicas han brillado por su ausencia. La feria sigue como siempre: miles de folletos en los stands, dossieres de prensa en papel… ¿Tan difícil es ofrecer un pen drive con las novedades? ¿O un simple CD? O mejor. ¿Nadie se ha planteado al posibilidad de implantar la tecnología Bluetooth en os stands lo que nos permitiría descargarnos directamente en el móvil las novedades de un destino?

También se ha notado estos días que ya no todas las empresas ni destinos confían en este tipo de eventos. Este año ha habido grades ausencias: en Europa han fallado Suiza, Holanda, Finlandia…. No han acudido tampoco Spanair, ni Air Europa… han faltado también cadenas hoteleras importantes, turoperadores… hubo menos receptivos… y los que llevamos ya unos cuantos “fitures” a la espalda hemos comentado que había mucho mas espacio entre stand y stand… y aparentemente menos concentración visitantes. Muchos profesionales solo han acudido a la feria un día cuando antes había hasta peticiones para que la duración de la feria se alargase porque realmente en tres días no daba tiempo de ver a todos. Pero este año todo ha sido más sencillo.

El componente espectáculo no ha faltado este año en la feria

Las nuevas tecnologías facilitan la comunicación diaria y ya no es necesario mover a toda una delegación para hacer contactos. Ahora hay otras vías. Y como me comentaba estos días una colega: “con el dinero que nos ahorramos por no estar en Fitur podemos más presupuesto para lanzar otro tipo de acciones que hoy por hoy nos interesan mucho más”.

Esto no es una crítica. No creo que Fitur y este tipo de ferias estén heridas de muerte, al revés, soy una gran defensora del contacto personal. Vale, el mundo es cada vez mas virtual pero el contacto con la gente, tener en frente a la persona con quien quieres negociar, ver como sonríe un colega, como gesticula, como se expresa, como viste… es para mi fundamental. Todo eso aporta una información muy muy valiosa. Por tanto, ¡viva el cara a cara, y vivan las relaciones personales!.

Y para concluir enlazo de nuevo con el tema de los blogs. Me ha encantado “desvirtualizar” a muchos bloggers, realmente ver a muchos colegas frente a mi me ha dado más información sobre ellos de la que podía percibir en su blogs. Por eso esta quedada ha sido tan interesante.

Y también me ha servido para reafirmar un principio máximo del periodismo. Los blogs son una nueva plataforma, un nuevo medio de comunicación virtual pero donde debe regir una máxima muy importante: el periodismo se hace en la calle. Para poder comunicar bien no hace falta solo tener un blog o escribir bien. Para contar historias hay que tener experiencias, cuantas más mejor.  Para que estas sean creíbles  y verdaderas es fundamental contrastar la información, tener fuentes…. En resumen, tener contactos, saber a quien llamar y donde buscar en caso de duda y como no, moverse sin parar para tener experiencias, nuevos contenidos y  estar vivo. Por eso hay que diferenciar a un blog con contenidos propios de los otros de corta y pega. Por eso nunca fue lo mismo una agencia de noticias que un periódico… y podría poner muchos más ejemplos. El componente personal es clave.

¿Qué opináis vosotros de este Fitur? ¿Morirán las ferias para dejar paso a una vida virtual? ¿Os parece importante la “desvirtualización” de vuestros bloggers o clientes?

El debate queda abierto.

12 pensamientos en “Fitur 2011: poca tecnología, mucho blogger y menos contactos personales”

  1. Pingback: Celebrity Blog
  2. A mí también me está gustando este debate. Gracias a vosotros. Veamos, coincidís ambos en que todos deberían arrimar el hombro para apoyar a los blogs, como si fuera una obra social (“Creo que hay que trabajar juntos porque nadie sabe con certeza el futuro próximo del papel ni de los soportes digitales”, dice Rafa; “todos podemos colaborar: empresas, bloggers y revistas y medios en general”) me suena a un corporativismo mal entendido y que no le hace un favor a nadie, como le dije a Rafa la misma noche del encuentro. No le hace un favor a los que se lo toman en serio ni a los que no ni a quienes quieren invertir ni a los lectores.
    En un mundo ideal, la consideración de profesional no la daría la pertenencia a ninguna comunidad de ayuda mutua, se la ganaría cada bloguero por su cuenta (y lo de profesional es lo de menos: igual que los lectores, yo sólo distingo entre blogs con buenos o malos contenidos, me da igual que el autor viva de eso o de otra cosa). Los problemas actuales de los blogs de viajes tienen que ver con ese sentimiento de comunidad. No con el que viene de dentro, de los blogueros, que puede ser muy bonito y dar pie, qué sé yo, a rollitos de verano o a amores eternos, sino con el que le otorgan los demás. O sea, que las pocas agencias y oficinas que han empezado a apostar por esto meten a todos en el mismo saco, no distinguen y sólo lo ven como una manera económica de promocionarse, pasto barato. Esa demanda crea la oferta. Y es una oferta de blogs que promocionan esto y lo otro, cualquier cosa, y pierden, de paso, toda la credibilidad. El siguiente paso son los lectores, que perciben los blogs como un contenedor de textos bajunos y demasiado generalistas y aleatorios y, en fin, del que te puedes fiar poco. Y recurren a los foros, donde sí que hay información concreta y útil.
    Ese mundo ideal en el que se haga periodismo de viajes libre e independiente, en el que salga adelante el que tenga más mérito sí que lo veo posible en los blogs, fijaos en lo optimista que soy. Pero no por este camino, que sólo lleva al descrédito. Una de las frases que se dijeron en el encuentro, hablando de la normalización futura, es que lo único que iba a cambiar es que “los press trip se convertirían en blogger trips” (sé que lo estoy sacando de contexto, pero el caso es que se dijo). Pues si eso es lo único que va a cambiar (además de la precariedad), yo no me apunto.

  3. Rafa, coincido contigo en que no se puede etiquetar con un simple “bloggers”. Si eso fue lo que trasmitimos, algo hicimos mal.
    La idea principal es que el que se lance a este mundo 2.0 con la idea de que sea un modelo de negocio, lo haga de manera profesional (venga del sector que venga, no sólo del periodismo) y que apueste por generar contenidos de calidad y no pensando en que herramientas de posicionamiento harán el trabajo por él.
    Tengo el mayor de los respetos por una profesión que adoro y por los profesionales que me acompañan en los diferentes medios. Creo que hay que trabajar juntos porque nadie sabe con certeza el futuro próximo del papel ni de los soportes digitales.
    La charla intentaba pulsar las inquietudes del sector por las nuevas tecnologías y escuchar las opiniones de gente tan acreditada como tú. Son precisamente esas opiniones las que nos evitarán caer en errores.
    Nada de dinosaurios ni de extinción, es precisamante de vuestro (nuestro) trabajo del que aprendemos cada día para seguir ofreciendo la mejor información sobre destinos al lector. Y así seguirá siendo, es esencial que prime el contenido sobre los intereses, en este caso que nos ocupa editoriales.
    Agradecerte en todo caso tus aportaciones al debate. Tu trayectoria te avala.
    Un abrazo.

  4. Hola Rafa.
    Me encanta que haya surgido el debate porque justo esto es lo que pretendíamos con la convocatoria. Hacer ruido en el buen sentido de la palabra y entre los profesionales, y con ese término me refiero a gente como tú y como yo que llevamos mucho mucho tiempo trabajando en, por y para este sector.
    Profesionales con años de experiencia a quienes nos gusta este trabajo de viajar, escribir, comunicar y reunirnos en ferias donde vale, trabajamos mucho pero también disfrutamos mucho 😉 . Profesionales con perfiles distintos, maneras de escribir diferentes, sensibilidades variadas pero con una característica en común; nos gusta lo que hacemos… pero ojo, también tenemos que comer con nuestro trabajo, no todo es vocación. Y tu sabes bien lo difícil que es eso últimamente.

    Por eso precisamente creo que no todo el que tiene un blog debe estar en el mismo saco. Y esa era otra de las cosas que queríamos (quería) diferenciar. Los años de experiencia en este campo tienen que servir para algo ¿no?
    Respecto a la naturaleza del encuentro, creo que lo que buscábamos era ante todo avisar a Oficinas de Turismo y empresas turísticas de que estamos aquí, de que nos hemos lanzado a hacer cosas en este nuevo soporte y de que tenemos ganas de hacer las cosas bien.
    Y para eso necesitamos su (vuestra) colaboración, para salir ganando todos.
    Las formas de financiación (si las hay) formaron parte del debate y hubo bastantes opiniones contrarias. Y eso creo fue genial porque demuestra que efectivamente, hay mucho que aprender todavía. Y muchas posibilidades. Y a eso es a lo que me refiero cuando digo que hay que “arriesgarse” y de que hay lanzarse y probar nuevas iniciativas, nuevas formas de promoción y de comunicación… E insisito, ya se que las nuevas iniciativas suelen tener un toque revolucionario y eso siempre despierta miedos, pero yo animo a todos a que se lancen (nos lancemos) a experimentar.
    Esa era la idea que yo al menos quería transmitir en mi post.

    Y para concluir, insisto: creo firmemente que todos podemos colaborar: empresas, bloggers y revistas y medios en general. No pretendo dar ningun discurso triunfalista ni tachar a nadie de prehistórico ni de estar al borde de la extinción. Yo opino que si hacemos las cosas buen todos podemos ser complementarios entre nosotros. Pero insisto también para eso es importante que no todos estemos en el mismo saco.

    De todas formas, mañana publicaré un post mas detallado sonre el evento, sus conclusiones y su repercusión.

    ¡Gracias http://www.twitter.com/rafaviajar por animar este post. Y por tu opinión.
    🙂
    !(Y por cierto, estoy intentado corregir el problema de los links… ufff, ser blogger profesional es un rollo pq implica tener muchos conocimientos de informática y lenguajes de programación y yo de eso, debo confesar aún tengo mucho que aprender)

  5. No, Nani, es al revés, yo nunca llamaría a “los bloggers” eso, entre otras cosas porque no creo que existan “los bloggers”, el blog es un medio tan democrático que las diferencias entre unos y otros son abismales, nunca me atrevería a meterlos en el mismo saco como hicisteis vosotros. No estoy de acuerdo en profesionalizar los blogs por el método de que agencias de viajes, marcas y anunciantes los traten como a profesionales, que es lo que parecía desprenderse de lo que se dijo (siempre hablando en genérico de “los bloggers”). Y desde luego es lo que se leía en la convocatoria que me mandasteis y lo que se le supone a la naturaleza del encuentro.
    Más bien creo que hay profesionales con blog, aficionados que no lo son (y a lo mejor no lo quieren ser) y otros que están en el camino, en formación. Y mucha confusión, de momento, a la que contribuye un evento que efectivamente, hizo cierto ruido, como lo hacen los blogs. Pero habrá que distinguir entre, qué sé yo, el ruido de los coches al pasar por los nuevos túneles de la M-30 y el ruido de un concierto de Arcade Fire, digo yo, aunque sean dos cosas más o menos modernas.
    En fin, que estoy en desacuerdo con el tratamiento que se le ha dado a este tema, no con las posibilidades de los blogs, faltaría más. Por ejemplo, estoy en desacuerdo con el tono triunfalista que nos sitúa del lado de los dinosaurios y al borde de la extinción (“Ley de vida”, dices) a los que tenemos otra cosa que aportar que no sea esa incesable chapa de “somos el futuro” (pues mira, unos sí y otros no) y queremos ser un poco críticos con el medio. Que a lo mejor es la única manera de que crezca saludablemente. Y de que no repita los errores que ya conocemos, en los que se está cayendo de cabeza. O se están empeorando.
    Te copio tu propio texto del que te parafraseaba lo de “pusilánimes, reaccionarios y vagos mentales” con que calificabas a “los que critican” (así, en general, por eso me preguntaba si era a los que criticaban todo o parte o alguna cosa en particular), si quieres te cito más claramente los sinónimos que utilizaste: “miedosos, inmovilistas, comodones”.

    “también con alguna que otra crítica. Es normal. Las nuevas iniciativas suelen tener un toque revolucionario y eso siempre despierta miedos. La gente que se mueve está muy bien vista en algunos sectores donde prima la creatividad pero mal vista en otros donde se fomenta el inmovilismo por pura comodidad. Es así. Ley de vida.”

  6. Rafa.
    De verdad, lamento que nos veas como un grupo de “pusilánimes, reaccionarios y vagos mentales”.
    Pero comprendo que no todo el mundo tiene que estar de acuerdo con nuestro punto de vista.
    Gracias por compartir tu opinión.
    Las críticas también son bienvenidas.

  7. Y para estar en ese grupo de pusilánimes, reaccionarios y vagos mentales ¿hay que haber criticado algunos de las cosas que se dijeron en ese evento o varias? Por saber.

  8. Pues a mí lo que más me ha llamado la atención de Fitur es que no parece que nos encontremos en 2011. Aunque parezca la abuela cebolleta, recuerdo aquellas ferias a las que nos llevaban en el cole, de las que volvíamos con una bolsa cargada de folletos que un par de meses después acababan en la basura (y antes no había reciclaje).

    Teniendo en cuenta que 9,7 de cada 100 habitantes en España tenía acceso a internet de banda ancha en el móvil en 2009 (según el OTSI), y casi todo el mundo teléfono móvil… ¿por qué no aprovechar esos avances? Seguro que hacer una aplicación es menos costoso que imprimir cientos de miles de folletos… o, como dice Nani, habilitar puntos de acceso bluetooth para descargarte la información gratis y que permanezca en tu móvil… eso sí que lo tiene todo el mundo.

    Es cierto que las relaciones cara a cara para los profesionales son todavía necesarias, pero la forma de viajar está cambiando. Creo que las agencias, turoperadores, etc. que no se transformen están condenados a desaparecer. Es preferible simultanear servicios analógicos con los nuevos avances digitales.

    Saludos, Nani!

  9. Fitur es una feria de vanidades, un cadáver zombie que sigue caminando con fondos públicos. No hay futuro en ese modelo y sin embargo sigue funcionando pero cada vez con menos repercusión real.

  10. Pingback: Tweets that mention La viajera empedernida -- Topsy.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *