Guía práctica de París: cómo moverse, compras, dónde comer…

En París hay mucho que ver. En el post anterior compartí mis “favoritos de París“, las visitas que considero imprescindibles para disfrutar de la capital de Francia. En este, hago un repaso por los puntos más prácticos, claves para el disfrute del destino. Dónde comer, cómo moverse, qué comprar…

BUENA IDEA
Descubre lo mejor de París (entra a los monumentos más importantes sin esperar, a los museos, uso ilimitado del transporte público ) con la Paris Pass. Además, incluye un paseo en barco por el Sena.

Dónde y qué comer en París

Francia en general. Y París en particular es un destino delicatessen, un paraíso para los amantes del buen comer. Destino gourmet del que cabe destacar una oferta rica, deliciosa y muy  muy variada.

Una vez ubicados toca hacer un repaso por los platos más típicos. Y entre los habituales (y mis favoritos) cabe mencionar los sencillos crepes, a la venta en puestos callejeros dispersos por toda la ciudad. O en restaurantes especializados en esta receta típica. En concreto hay muchas creperies en la zona de Montmartre. Los encontrarás salados y dulces, rellenos de ingredientes variados. y es un plato barato y muy muy francés.

Restaurante creperie en Montmartre
Restaurante en Montmartre

Otro plato sencillo, barato y que encontrarás en las cartas de muchos cafés o bistros es el croque monsieur (sándwich de jamón y queso y que en ocasiones sirven gratinado con bechamel).

Si prefieres degustar recetas más selectas, aprovecha tu estancia para saborear la oferta de la nueva generación de chefs. Cocineros de última generación que han revolucionado la cocina tradicional francesa. La lista de restaurantes de moda es larga. Pero hacer recomendaciones concretas es difícil pues es la lista es muy cambiante, y depende de las modas, las tendencias… por tanto lo mejor es informarse antes de partir y averiguar cuáles son esos restaurantes que están de moda.

Maxim's es uno de los más prestigiosos restaurantes de París
Maxim’s es uno de los más prestigiosos restaurantes de París

No olvides que si tienes interés en particular por cenar en algún restaurante concreto de los que marcan tendencia, deberás hacer una reserva con mucha antelación.

Booking.com
Hay en París mercadillos callejeros deliciosos
Hay en París mercadillos callejeros deliciosos

Otro de los imprescindible gastronómicos de París son sus quesos. No te vayas de la ciudad sin probar al menos una tabla de quesos variados a ser posible acompañada de un buen vino francés. Y por supuesto, no dejes de visitar algún mercado callejero, casi todos preciosistas en la presentación de productos y un espectáculo en lo que a gastronomía se refiere.

Puesto de mariscos
Puesto de mariscos

París es también una ciudad que conquista a los amantes de los dulces. Su repostería es famosa y mundialmente conocida. Resultan deliciosos desde los sencillos croissanes de mantequilla o los llamados Pan ou Chocolat los cuales podrás comprar en las preciosistas panaderías francesas, donde por supuesto, no faltan las largas baguettes. Hasta los dulces preciados de trufa, cacao. O el ganache (crema de chocolate y nata).

Puesto de frutas en París
Puesto de frutas en París
BUENA IDEA
Navega por el río Sena mientras disfrutas de una comida deliciosa con la silueta de París como telón de fondo. ¿Apetecible, verdad? Reserva tu plaza aquí mismo.

De compras por París

Con el  estomago lleno, nada mejor que dar un paseo por alguna de las calles más comerciales. No olvidemos que ir de compras es una de las motivaciones de muchos viajeros. Y París es un paraíso para consumistas y cazadores de tendencias.

La calle comercial por excelencia, donde se ubican las tiendas de grandes cadenas y la oferta más variada es la de los Campos Elíseos. Nace esta gran avenida en el Arco de Triunfo y muere en la bellísima plaza de la Concordia. Casi dos kilómetros de tiendas variadas, restaurantes y terrazas, cines y teatros…

Los Campos Eliseos nacen en el Arco de Triunfo
Los Campos Eliseos nacen en el Arco de Triunfo

Si eres de los que buscas tiendas de grandes firmas y las marcas de lujo, debes dirigirte a la monumental Plaza de Vendôme: Dior, Chanel, joyerías y firmas de lujo como Cartier… y como colofón el hotel Ritz. Sin duda es la zona más exclusiva de París y muy poco accesible para la mayoría de los bolsillos, pero aún así es una visita obligada.

Plaza Vendome de París
Plaza Vendome de París

Otra calle interesante, pero más alternativa, es la Faubourg- Saint-Honoré. Sin duda, mi favorita (bueno mis favoritas pues en realidad son dos calles). Al pasear por aquí salen la paso todos los inconos de Paris.. En es tiendas de pequeños diseñadores, floristerías. as preciosistas, librerías, y establecimientos vanguardistas como la ya desaparecida Colette.

Esta tienda, definida por la revista Forbes como “the trendiest store in the world” (la mejor tienda de tendencias del mundo) fue todo un icono en París durante casi 20 años. Lamentablemente, han anunciado el cierre y en diciembre de 2017 colgarán el cartel de cerrado.  Una pena.

Colettte cerrará en diciembre de 2017
Colettte cerrará en diciembre de 2017

Otra zona maravillosa para pasear y comprar es Le Marais, en lado del plaza de la Bastilla y donde también encontrarás referencias culturales como el Museo Picasso o la casa de Victor Hugo. Si te gusta el estilo vintage y las tiendas de segunda mano, encontrarás varias en las laberínticas callejuelas de Montmartre.  Si te gustan los grandes almacenes donde comprar de todo, no dejes de pasar por las a las Galeries Lafayette (bulevar de Haussmann, 40).

Rebajas en los Campos Eliseos
Rebajas en los Campos Eliseos

París, ciudad para pasear

A estas alturas del viaje ya te habrás dado cuenta de que París es una ciudad para pasear. Y donde es importante no obsesionarse. En París hay mucho que ver, monumentos, tiendas, barrios, parques y jardines… y  es cierto que la primera tentación es la de querer verlo todo. Pero no, eso es tarea imposible. París es una ciudad inabarcable y que hay que visitar sin agobios.

Por eso aconsejo, siempre, dejar al menos una tarde para pasear sin rumbo, en busca de sorpresas. Olvídate por unas horas del París más tópico  y prueba a descubrir tu propio París.  Eso sí, muy importante, llevar un un calzado cómodo. Las caminatas en esta ciudad que tanto se presta al paseo van a ser muy muy largas.

París está llena de terrazas
París está llena de terrazas

Otro consejo. En París es importante mirar hacia arriba. Y disfrutar de la contemplación de las hermosas azoteas y terrazas parisinas. También es clave dejar tiempo para sentarse en una terraza cualquiera. Fíjate en la colocación de las sillas, todas mirando de frente a la calle. Es una vieja costumbre parisina, pensada para que los parisinos puedan “ver y ser vistos”, como mandan las “leyes” locales.

BUENA IDEA
No cargues con maletas ni des vueltas por París sin necesidad. Contrata tus traslados por París con antelación: del aeropuerto al hotel (y viceversa). Un servicio privado de puerta a puerta para acceder a los lugares de interés más alejados... cómodo, rápido y eficaz.

El transporte público en París

Caminar mucho agota. Y tarde o temprano el cansancio hará su aparición. Por tanto, es importante dominar el transporte público. Para cruzar de un barrio a otro, el medio más rápido es el metro. Es también una de las opciones más económicas.

El metro parisino es muy grande. Tiene aproximadamente trescientas estaciones. Las entradas están marcadas con una gran “M” amarilla y hay estaciones realmente hermosas, algunas de estilo art nouveu. Hay 16 líneas, numeradas de la 1 a la 14, más la 3 bis y la 7 bis. Abre todos los días, desde las cinco y media de la mañana hasta la una de la madrugada. El billete sencillo es válido durante dos horas, siempre que no salga de la red de metro. ¡Ojo! Importante quedarte con el billete hasta el final. En  algunas estaciones tendrás que a introducir el billete de nuevo para poder salir a la calle.

BUENA IDEA
Reserva aquí tu excursión de un día a Disneyland Resort Paris, una visita de ida y vuelta. Con traslados y entrada al parque incluida. El complemento perfecto de una escapada a la capital de Francia
Estación de metro de Palacio Royal-Museo del Louvre en Paris
Estación de metro de Palacio Royal-Museo del Louvre en Paris

Si necesitas hacer trayectos más largos, o para acceder a ciertas zonas más alejadas del centro de París (por ejemplo para visitar el palacio de Versalles o Disneyland Resort París), lo mejor es coger el RER (Réseau Express Régional). Es una red de tren con cinco líneas que funciona más o menos igual que el metro. La única diferencia entre ambos es que hay siempre hay que revalidar el billete a la salida. Pero si la estación de RER está conectada con el metro, puede hacerse la correspondencia con el mismo billete. Funciona todos los días, y el horario es de cinco y media de la mañana a las doce y media de la noche.

BUENA IDEA
No te compliques la vida. Visita el palacio de Versalles con transporte incluido desde París. Y accede al palacio sin esperar colas y acompañado de un guía de habla española que te contará todos sus secretos

Y con esto cierro esta serie de post dedicados a París. Si ya los has visto todo, y has disfrutado de los pequeños placeres de esta gran ciudad no olvides que la visita no ha hecho más que empezar. Y París es una ciudad a la que se vuelve. Eso eguro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *