Industria y cultura se entremezclan en los museos de Linz, Austria

A veces, el trabajo del fotógrafo se hace lento. Hay que esperar a que la luz sea favorable, a que pase una persona por una calle desierta, a que se vacíe una plaza llena de gente… A que se enciendan las luces para poder hacer fotos en la “hora mágica”, más conocida en el argot fotográfico como “hora azul” cuando aún no ha oscurecido del todo pero ya brilla la iluminación artificial.

Ese es el momento en el que me encuentro. Sentada a orillas del Danubio esperando a que se enciendan las luces de dos de los museos mas importantes de Linz, en Austria. El Lentos y el Ars Electronica. Ambos están a orillas del río, uno a cada lado, ambos son de cristal, hormigón y acero, ambos son un emblema para la ciudad y ambos son famosos por las luces de colores que decoran sus fachadas por las noches.

Lentos Linz
Museo Lentos en Linz

Digo que son un emblema no sólo por sus exposiciones sino por que los dos son un ejemplo de la nueva imagen de Linz. Una capital que ha luchado por borrar esa imagen de urbe industrial que se había ganado a pulso desde que Hitler decidió instalar aquí parte de la industria armamentística y pesada del Tercer Reich. Iniciativa que con el paso del tiempo convirtió a Linz en una ciudad rica, si, pero gris.

Pero eso ha cambiado. A partir de los años 80, en Linz se ha vivido toda una revolución artística, arquitectónica y urbanística. Los museos son una prueba de ese cambio y la ciudad en conjunto, un buen ejemplo de que arte, cultura e industria son términos compatibles. Y su designación este año como capital europea de la cultura contribuirá, sin duda, a situar a la ciudad en el mapa artístico y turístico internacional.

Resumen. No te vayas sin visitar el Lentos y el Ars Electronica Center, buen lugar este último para empaparse de modernidad. Algo más que un interesante y divertido museo interactivo dedicado a la electrónica, a los ordenadores, a la música digital… Es una referencia para los locos por las nuevas tecnologías de todo el mundo. Y apasionante para los profanos que, durante la visita, podrán experimentar rarezas como fotografiarse el iris, ver su esqueleto, dibujar con las últimas técnicas digitales, ver robots dignos de un futuro lejano…

Booking.com

Ars electronical center

En resumen, que con Linz me he llevado una grata sorpresa. Y cuanto mas descubro mas me sorprende esta pequeña urbe de la Alta Austria tan desconocida y maltratada por haber sido cuna involuntaria de el Führer. Pero Linz ha sabido lavar su cara y enfrentarse a su pasado. Y se ha convertido en una urbe muy interesante desde varios puntos de vista.

Bueno, no me enrollo mas por que acaban de encenderse las luces del Art Electronica y me toca trabajar.

Chuss.

2 pensamientos en “Industria y cultura se entremezclan en los museos de Linz, Austria”

  1. Buenas nani,me preguntaba si me podrias enviar info del mar blanco y de mas arriba en la siberia.

    Bueno te envio saludos,donde quiera que estes yo aqui ando en Sevilla a 40º a la sombra.

    Chao

  2. ¡que bien suena!…sentada a orillas del Danubio esperando a que se enciendan las luces….Nani creo que es un buen comienzo para ese libro que tienes pendiente.Animate,estoy segura de que será un Best Seller!!Bsos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *