La reconstrucción de la ciudad alemana de Dresden

Este fin de semana se cumplen 70 años del bombardeo de la ciudad de Dresden, en la vieja Alemania del Este.

Los libros de historia se refieren casi siempre al bombardeo de Dresden como el peor acontecido de la Segunda Guerra Mundial, superior incluso al de Hiroshima. Hasta hace poco, el balance de víctimas era de 135.000 muertos, en algunos documentos he llegado a leer que hasta 250.000. Sin embargo, en los últimos años, a raíz del 70º aniversario del suceso, han surgido historiadores que garantizan que las víctimas mortales no superaron los 35.000, y esa es, a fecha de hoy, la cifra oficial reconocida de muertos.

El caso es que este trágico y a la vez polémico suceso, acontecido aquella noche fatídica del 13 al 14 de febrero de 1945 en la que la aviación aliada (británicos y estadounidenses) atacó la ciudad, ha dejado una gran huella no solo en la población de la capital alemana. Los bombardeos acabaron además con el ochenta por ciento de los edificios históricos de la localidad también llamada la Florencia del Elba.

Era Dresde por aquel entonces un paraíso arquitectónico donde reinaban algunos de los más hermosos edificios de Alemania, casas medievales de madera, plazas, iglesias monumentales y paredes decoradas con piezas de la fina porcelana que se elaboraba en la zona. Todo quedó reducido a cenizas en una sola noche.

Booking.com

Hoy, 70 años después, el casco histórico de Dresden ha resucitado. La prueba es la Frauenkirche, la iglesia de la ciudad, situada en la Nuemarkt, que  ardió completamente a causa de los bombardeos, y dos días más tarde se derrumbó la cúpula. Su reconstrucción se aprobó en 1990 y se logró gracias a un movimiento ciudadano único que logró recaudar cien de los ciento treinta millones de euros necesarios para afrontar la obra.

Gracias a la documentación existente, la iglesia se levantó igual a la original. Y hoy en día es todo un símbolo de aquellos hechos. Merece la pena ir a verlo.

11 pensamientos en “La reconstrucción de la ciudad alemana de Dresden”

  1. Y eso que habria mucho, pero mucho que hablar sobre la necesidad de tal bombardeo y del de muchas otras ciudades en la SGM.

  2. Que increíble experiencia… me encantaría estar ahí, muy bellas fotos, que increibles construcciones! soy de Chile, pero no he estado ahí, igual al viajar por otros países y ciudades es conveniente tener un mapa, información de locales o lugares para visitar, su sitio web es increíble en ese sentido 😀 felicitaciones.

    Si vas de paseo o turisteando o de mochilero por Chile, en especial por San Felipe o Los Andes en la región de Valparaíso, te recomiendo ingresar al sitio de dondepuedo.cl encontrarás desde campings, restaurantes, lugares para turistear y todo tipo de locales!

    http://www.dondepuedo.cl

    Visita Chile, San Felipe y Los Andes!!

  3. Es muy curioso entrar en las iglesias (se nota mucho en la Frauenkirche) y ver que el mármol no es mármol sino paredes pintadas que lo simulan. También impresiona ver que dentro de las iglesias conservaron (también se nota mucho en la Frauenkirche) el escaso metro de piedra que quedó en pie de las paredes tras el bombardeo, tienen un color muy distinto al resto.

    Un saludo.

  4. Muy recomendable, la Florencia del Elba. La obra maestra del Zwinger, la Staatsoper Semper Oper, la Frauenkirche blanca y luminosa … Ah ! y un paseo en los octogenarios barcos de palas laterales para pasar bajo el puente azul, y mas allá …

  5. Todavía se aprecian las huellas de “Bombardero” Harris en el centro de la ciudad, que aún hoy está terminando de reconstruirse. Varios edificios históricos se han levantado de nuevo. Vale la pena una visita. Saludos.

  6. Descubrí Dresde cuado escribía mi novela “Los espejos de Fernando VII”ya que allí nació la segunda esposa del rey, Josefa Amalia de Sajona. una señora más triste que un sauce, beata como pocas (el Papa tuvo que intervenir para que se consumara el matrimonio con el rey…) y poetisa aficionada, que reinó como consorte en españa durante diez años. La señora, como veis, no es demasiado interesante, pero la ciudad es una maravilla absolutamente recomendable.
    Gracias Nani por recordarlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *