Llegan el Año Nuevo Judío y el fin del Ramadán

Panorámica de Jerusalén desde el Monte de los Olivos

Si tienen pensado viajar estos días a Israel no se extrañen si ven que el país en septiembre está de fiesta. Para empezar, justo mañana por la noche, o sea, entre el 9 y el 10 de septiembre cambia el año. Los israelíes celebran por todo lo alto la llegada del nuevo año judío, o sea, la fecha en la que ellos consideran que Dios creó el mundo dando vida al primer hombre que fue Adán (Eva llegó un poco más tarde). Por cierto, según su calendario estamos nada más y nada menos que en año ¡ 5771!.

Esta fiesta se conoce como Rosh Hashaná y esconde muchas tradiciones. La celebración comienza al anochecer de la víspera de este día, o sea, hoy. Y para que todos se enteren, se toca el shofár, un cuerno de carnero, que llama a la meditación de todos los creyentes. También es típico durante estos días comer manzanas cubiertas de miel para que el año nuevo sea bueno. Ah, y el saludo para la ocasión es Shaná Tová (o sea, ¡Feliz Año!).

El Rosh Hashaná sigue hasta el 18 de septiembre, día del Yom Kippur (Día del Perdón) la festividad más sagrada para el judaísmo. Ese día es obligatorio el ayuno, orar, y está prohibido realizar labores productivas. Es la última oportunidad para obtener el perdón por los pecados del año anterior y empezar “limpio” el nuevo año.

Y para concluir, septiembre finaliza con el Sucot, del 23 al 30, también conocida como la fiesta de las cosechas. Rememora las tiendas donde moraron los judíos durante el éxodo de Egipto, de ahí que una de las tradiciones sea la construcción de sucás (cabañas).

Pero esta semana, las fiestas judías van a tener compañía. El 10 de septiembre comienza también el Eid al-Fitro sea, la fiesta que marca el fin del Ramadán para los musulmanes. Dura tres días y entre las tradiciones típicas destacan los postres elaborados con dátiles que se consumen esos días.

Esto significa que también habrá celebraciones en el barrio árabe de la ciudad vieja de Jerusalén. O sea, que este año curiosamente  dos de las grandes religiones que conviven en la  capital israelí van a celebrar sus fiestas mas importantes a la vez.

Yo recuerdo que hace unos años, en una de mis visitas a este país que tanto me gusta y cuya visita siempre recomiendo a todo viajero que se precie (y del que ya he hablado en otros posts) coincidió justo con el Eid al-Fitr. Y recuerdo el barrio árabe a tope de gente, de hombres vestidos de blanco, de amigos que se abrazaban entre si, de familias enteras sentadas comiendo en plena calle… escenas que chocaban cuando algún que otro judío ortodoxo con su traje negro y sus tirabuzones pasaba por esas callejuelas en dirección al Muro de las Lamentaciones. Uno de los muchos contrastes de mi adorada Jerusalén.

Judíos ortodoxos en el barrio árabe de Jerusalén

2 pensamientos sobre “Llegan el Año Nuevo Judío y el fin del Ramadán”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>