Lo confieso… ¡odio viajar!

Y si ahora os dijese que no me gusta nada nada viajar, que me dan miedo los aviones, los trenes, que me asusta verme lejos de mi casa…

Si confieso que no me atrae conocer a gente de otras culturas,  que odio probar alimentos extraños a mi paladar, que me asusta sentirme sola en países lejanos…

Si os cuento que me paso el día buscando excusas para no tener que moverme de casa, que cuando piden voluntarios para hacer un viaje a un país muy muy lejano nunca levanto la mano…

Si reconozco que prefiero vivir en mi burbuja de confort, que no me seducen las aventuras, que tiemblo ante los imprevistos y que no cambio el sofá de mi casa por nada del mundo…

Si admito que llevar siempre una cámara de fotos en la mano es un rollo, que compartir mis experiencias es aburrido y que hablar de viajes es aburrido

Si os digo que en el fondo me gusta la monotonía y que soy un espíritu sedentario…

¿A que NO me creéis?

Con razón. Por supuesto, es TODO TODO TODO lo dicho es MENTIRA.

inocente

¡Feliz día de los Inocentes!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *