Los diez relojes más bellos de Europa

Hay en Europa hay muchos relojes míticos que nos recuerdan que el tiempo vuela. Algunos son tan famosos que reinan como monumentos, iconos ante los que hacerse una fotografía de recuerdo. He aquí una lista con algunos de los más singulares.

1.  El Big Ben de Londres.

La torre que corona la casas del Parlamento Británico, ubicada en uno de los extremos del Palacio de Westminster, es la morada del reloj más famoso de Europa y probablemente el más fotografiado del mundo. Por supuesto me refiero al Big Ben, nombre que en realidad se refiere a la la  campana mayor del reloj que originalmente pesaba ¡de 16 toneladas de peso! Era tan grande que dio problemas, por lo que al poco tiempo de su instalación hubo que sustituirla por una mas ligera de ¡13 toneladas!  A la hora de situarlas en el tiempo recordar que ambas, la torre y el reloj, nacieron en el siglo XIX. Como dato, apuntar que mide 96,3 metros de alto y que su nombre oficial desde el 2009 es “Elizabeth Tower” en homenaje a la reina en su año jubilar.

Vistas del London Eye desde el Big Ben
El Big Ben es el icono de Londres

Aunque presume por su precisión, la edad ha pasado factura al Big Ben. Cada cierto tiempo su mecanismo se ajusta con un sistema de contrapesos que se salva colocando simples peniques en su péndulo de 13 metros de largo y 300 kilos de peso. Ese péndulo es el corazón del mecanismo y de su perfecto balanceo depende el movimiento de las agujas de los cuatro relojes sincronizados que componen la torre.

Otro dato curioso es que la últimamente la torre se se mueve. Cuentan que se entierra un poco cada año a causa de las obras para construir los túneles para el subterráneo de Westminster. Y dicen que la inclinación  ya se aprecia a simple vista. ¿Lo percibes?

2. El Zytglogge de Berna

Si viajas a la capital de Suiza seguro te detendrás ante el Zytglogge.  No sólo es la imagen más famosa de la ciudad. Este reloj forma parte de la historia de la urbe. Su complejo mecanismo se mueve ininterrumpidamente desde 1530 cuando su creador lo puso en marcha. Curiosear en sus entrañas equivale a descubrir un complicado sistema de palancas y ruedas cuya complejidad abruma y cuya perfección sorprende. Todo funciona al milímetro para facilitar el desfile de una retahíla de personajes danzantes que muestran sus coreografías cada hora, ininterrumpidamente.

La Torre del Reloj (Zytglogge) fue la primera puerta oeste de la ciudad (1191 - 1256)
La Torre del Reloj (Zytglogge) fue la primera puerta oeste de la ciudad (1191 – 1256)

Sobre el reloj, en la torre, reina también una campana que pesa ¡1,4 toneladas! Y es justo esta la que da nombre al conjunto, ya que Zytglogge en suizo alemán significa “campana del tiempo”. Las entrañas del reloj están abiertas al público y subir a contemplarlas merece la pena no sólo por lo monumental de la campana, sino también porque desde este mirador se contemplan hermosas vistas de Berna.

3. El incomprensible reloj de Praga.

Siempre hay pequeñas multitudes en la plaza de Staromêtská, la más fotografiada de la capital de la República Checa. Repleta de edificios barrocos y góticos cuyas fachadas enamoran. Los ojos se marean ante tanta belleza pero hay dos imágenes que se quedan en la retina para siempre: la fantástica iglesia de Nuestra Señora de Tyn con sus torres dignas de los imagineros de Disney; y la torre gótica del Palacio Municipal con su famoso reloj astronómico... la gran atracción de la plaza.

Praga reloja stronomico la viajera empedernida blog
Saber la hora que marca el reloj de Praga es un reto

Es tan bello que, cuenta la leyenda, las autoridades le sacaron los ojos a Hanus (maestro relojero creador del prodigioso mecanismo), para que no pudiese hacer otro reloj igual. Y él como venganza, lo desactivó.

Hoy en día funciona a la perfección y para verlo activo hay que ser un poco paciente. Merece la pena esperar a que den las horas en punto para ver al esqueleto  o muerte tocar la campana. Y seguido, ese desfile de personajes curiosos: los doce apóstoles con el Salvador, el avaro, el turco, el vividor y el gallo. familias de nobles, artesanos y mercaderes. Al final, el cacareo del gallo marca la hora exacta. Mi consejo. Siéntate en una terraza y disfruta tranquilo de todo el conjunto, pues es un placer.

4. El reloj astronómico de Olomouc

También en la República Checa encontramos el reloj de Olomouc, la capital de Moravia. Se sitúa a al lado de la catedral de San Wenceslao, en la Plaza Alta. Y es otro ejemplo de inspiración astronómica. Aunque es muy antiguo, data del año 1420, ha sufrido continuas restauraciones por motivos varios. Por ejemplo, los alemanes lo destruyeron casi por completo durante su retirada de Checoslovaquia al final de la II Guerra Mundial. En 1947 el nuevo régimen socialista solicitó la reconstrucción del reloj pero exigió que este se adaptase a los tiempos imperantes, razón por la cual las figuras que desfilan fueron sustituidas y en vez de reyes y santos se incorporaron obreros, deportistas, granjeros, estudiantes… los cuales se han conservado hasta hoy.

CZTI reloj Olomouc

5. El insecto come tiempo de Cambridge

Estamos en Cambridge. Volvemos a Inglaterra para contemplar uno de los relojes más modernos. Frente al King’s College, en el corazón de la zona universitaria de la ciudad reina el “corpus clock”. Su curioso mecanismo marca las horas desde el año 2008, y reina ya como uno de los iconos de Cambridge.

Lo que más desconcierta a los visitantes es la dificultad que supone saber la hora. Este es un reloj peculiar formado por un disco de acero bañado con oro que carece de manecillas y números. En su parte superior, llama la atención un insecto gigante, una especie de saltamontes que se mueve sin parar en un saltamontes que devora continuamente cada instante de tu vida.

El insecto es una metáfora que representa el paso del tiempo. Una visión pesimista del concepto “tempus fugit”, ideada por el relojero John C. Taylor, quien diseñó el corpus clock con la idea de mostrar al mundo cual fugaz es la vida. Sin duda, la contemplación del reloj de Cambridge da pie a una reflexión. ¿Su coste? dos millones de dólares.

Stephen Hawking, alumno de Cambridge, fue el encargado de inaugurar el Corpus Clock
Stephen Hawking, alumno de Cambridge, fue el encargado de inaugurar el Corpus Clock

6. El carrillón más famoso de Bruselas

En Bruselasla capital belga, encontramos el “carrillón de los ciudadanos”. Está situado en la fachada Palais de la Dynastie, en el Mont des Arts (el barrio cultural de Bruselas donde se ubican gran parte de los museos).

Es un gran reloj, decorado por 24 campanas y que exhibe un desfile de figuras de belgas ilustres, capitaneados por un personaje articulado que toca la campaña cada hora. Es relativamente nuevo pues se diseñó con motivo de la famosa exposición Universal de Bruselas en 1958. Y está totalmente automatizado.

El reloj se ubica en el Mont des Arts, famoso mirador en la capital belga
El reloj se ubica en el Mont des Arts, famoso mirador en la capital belga

7. El reloj del Kremlin en Moscú

El más famoso reloj de la capial rusa, Moscú, es el que decora la la Torre del Salvador (Torre Spásskaya) del Kremlin de Moscú, donde se ubicaba la puerta, sagrada durante muchos siglos, por donde accedían al recinto los zares, los emperadores, ciertos religiosos y figuras “solemnes”. Allí luce desde que se levantó la torre, allá por 1491. En 1707  se incorporó el sonido (un carrillón holandés)  por orden del emperador Pedro I.

La última restauración tuvo lugar en 1852 y desde entonces su mecanismo ocupa tres pisos, tiene tres órganos y diez canpanas que tocan en los cuartos y en las horas en punto.  Durante los primeros años de la era de dominio soviético, concretamente entre 1917 y 1941, tocaba todos los días la internacional socialista. Hoy en día su maquinaria ya se mueve con motores eléctricos y tiene fama de ser el reloj más preciso de Rusia y el “latido” del país. Todos los días a las 12 horas toca el Himno Nacional ruso.

Moscu Plaza Roja Kremlin Lenin San Basilio Nani Arenas Blog
Vista de la Plaza Roja con la catedral de San Basilio al fondo, la torre de San Salvador  con el reloj y en el centro el mausoleo de Lenin

8. El sencillo reloj de Dubrovnik

Llegamos a Dubrovnik. Nos vamos a Croacia en busca de un reloj sencillo pero sin duda enigmático y que creo debe ser reseñado. De aspecto veneciano, se ubica en la torre del bello palacio de Sponza (originario del siglo XVI y hoy en día archivo de la ciudad) uno de los pocos edificios de Dubrovnik que sobrevivió al terremoto de 1667. Llama la atención su única aguja con la que marca las horas. Y ¡atento! Los militares que tocan las campanas son dos gatos, Maro y Baro. Más abajo, y en números romanos las horas y en números arábigos los minutos como si de un reloj digital se tratase.

La torre del relón es una referencia en Dubrovnik
La torre del relón es una referencia en Dubrovnik

9. Las horas floridas de Ginebra

En Ginebra, conviven la belleza, la puntualidad y precisión. Tres adjetivos que se hacen realidad al contemplar el reloj florido que junto con el géiser artificial que reina en la lago Leman del lago brilla como icono de Ginebra. Funciona desde 1955 y está formado por más de ¡seis mil flores! impecablemente cuidadas. En 2002 se rediseñó y desde entonces se compone de ocho círculos concéntricos y presume por tener el segundero más largo del mundo de ¡dos metros y medio de largo!.

La foto ante el reloj florido es típica de Ginebra
La foto ante el reloj florido es típica de Ginebra

10. La hora en la Puerta del Sol de Madrid

Madrid. Y cierro con un reloj especial para los españoles no por su belleza sino por su significado. Me refiero al reloj de la Puerta del Sol, situado en un templete en la fachada de la actual Comunidad de Madrid (antaño casa Real de Correos y Postas) al son de cuyas campanadas tomamos las 12 uvas y recibimos todos el nuevo año. Se instaló en 1866 y lo inauguró la reina Isabel II por su cumpleaños.

imgres-3

La mejor imagen de este reloj se tiene desde el balcón de enfrente, en el 11 de la Puerta del Sol donde se graba todos los años el ya tradicional programa de Nochevieja.

Grupo de Focus On Women en el balcón de la puerta del sol donde se dan las campanadas
Foto con unas amigas en el balcón de la Puerta del Sol desde donde se graban las campanadas

¿Algún reloj que añadir a esta lista o algún apunte que hacer sobre los mencionados?

5 pensamientos en “Los diez relojes más bellos de Europa”

  1. Un post muy chulo y original…me quedan unos cuantos relojes por visitar jejeje.

    Si quieres visitar mi blog sobre viajes estás invitada: aliciariaza.wordpress.com 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *