Los novios de Kromeriz, en Moravia

bodamoraviananiarenasblog2

A veces en los viajes, dejan más huella las pequenas anecdotas que las visitas cultas a monumentos o museos. Es lo que me ha pasado a mi ayer.

Sigo en la Republica Checa, recorriendo la region de Moravia, y si, he visto localidades hermosas y tranquilas como Kromeriz, donde hicimos parada para ver, entre otras cosas, el hermoso palacio episcopal, protegido por la Unesco, y famoso por haber sido sede del rodaje de algunas escenas de la pelicula Amadeus, del prestigioso director Checo Milos Forman.

Pero entre sala y sala, entre descripcion y descripcion, de repente alguien miro por la ventana y vio la escena que seguro nos quedara a muchos de nosotros en la retina cuando recordemos este viaje. Era una pareja de novios posando en uno de los rincones mas bellos del jardin estilo frances que rodea el edificio. Pronto corrio la voz y mis acompanantes y yo salimos raudos a las ventanas a ver a la pareja de recien casados y nos pusimos a hacerles fotos. De repente, el grupo reparo en nuestras camaras y la fotografa del evento se dio la vuelta y dejo de fotografiar a los novios para inmortalizarnos a nosotros. La imagen era simpatica, sin duda, un buen grupo de periodistas armados con potentes zooms fotografiando a una pareja de desconocidos en medio de un jardin maravilloso… Es la foto que abre este post…. “los cazadores cazados” podria ser el titular.

Esa no fue la única boda que pudimos contemplar a lo largo del dia. Hacía un sol radiante y los novios surgieron cual flores por todos los rincones de Moldavia. Nuestra guía nos explicó que era la época de las ceremonias y que ahora, la gente en la República Checa se casaba mucho, sobre todo en esta zona del país más tradicional que la vecina Bohemia.

Booking.com

Ver a tantos novios y novias fue curioso no solo por la anecdota, sino por que pudimos comparar cuan distintas son las modas en unos y otros paises. La estetica de las parejas que contemplabamos era muy diferente a la estetica a la que estamos acostumbrados en las bodas espanolas… fue muy divertido de verdad. Es lo bueno de viajar por ciertas zonas menos turisticas como esta donde uno se encuentra de frente con la vida cotidiana de un pais, muchas veces invisible en las grandes capitales donde los turistas somos como rebaños.

olomoucnaniarenas1

También ayer me contaron que no se debe hacer algo que yo hice en el postanterior. Si, me despedí diciendo que iba a brindar a su salud con una cerveza y NO. Brindar con cerveza es algo tabú en la Republica Checa. Al parecer, era con esa bebida con la que los alemanes brindaban entre si para celebrar sus victorias durante la II Guerra Mundial… un momento de la historia que a los checos no les gusta nada recordar. Asi que a partir de ahora, brindare con un vino de Moravia, que tambien esta bastante bueno.

Cierro el post con una foto de la tranquila localidad de Olomouc, de la que tambie hable aque, peor que no pude colgar en el post porque no pude conectar mi ordenador a Internet. Es mi pequeno suplicio, saber si el hotel donde me alojo tiene facil acceso a internet o no. Asi es la vida de un periodista de viajes, siempre pendiente de la tecnología.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *