Lugares maravillosos: el libro viajero con el que crecí en EGB

Estos días está de moda un libro que arrasa entre los miembros de una generación: el titulado “Yo fui a EGB

Pues sí. Yo también fui a EGB y entre las lecturas típicas de aquella época, hubo una que me marcó. Formaba parte de la colección “El mundo de los niños”. Si habéis ido a EGB como yo quizá os suene.

El mundo niños coleccion
El mundo niños colección

Eran 15 libros, cada uno dedicado a temas varios: Cuentos y Poesías; el 1, Las plantas el 6, cómo funcionan las cosas el 7, cómo soy yo el 14… manualidades (hazlo tu mismo) el 11… pero había uno, el 10, titulado “Lugares maravillosos” que a mi me me tenía hechizada.

Portada número 10 de El Mundo de los niños
Portada número 10 de El Mundo de los Niños

Trataba, como os podéis imaginar, sobre viajes. Era un recorrido por  algunos de los lugares más  increíbles del mundo. Todo dividido en capítulos según temáticas: Las 7 maravillas del mundo antiguo; dónde se gobierna, tumbas y sepulcros famosos, lugares embrujados, sitios raros y curiosos…

Me se la introducción de memoria:

Booking.com

“Cuéntame algo de otros lugares del mundo.

Lugares lejanos o cercanos, antiguos o modernos, ricos o pobres, montañosos o llanos, óceanos o ríos, montañas o valles, lugares silenciosos, luhares bulliciosos, lugares curiosos.

Este libro te guiará por el mundo y te hará conocer muchos lugares famosos”.

Página dedicada al Empire State en el número 10 de El Mundo de los niños
Página dedicada al Empire State en el número 10 de El Mundo de los niños

En este libro vi por primera vez imágenes de muchos destinos a los que juré iría a ver con mis propios ojos alguna vez en mi vida. Descubrí leyendas increibles e historias que me permitieron soñar durante muchos años. Vi en estas páginas la silueta del Empire State building por primera vez en mi vida. El majestuoso salón de los espejos del palacio de Versalles.

Versalles
Versalles

Descubrí que había en Inglaterra un sitio muy muy misterioso llamado Stonehenge. Que Holanda era un país extraño que había ganado tierra al mar. Y que en un lugar perdido en Italia había una curiosa ¡torre inclinada! que se hundía mas y más cada año.¿llegará a desaparecer?, me preguntaba.

Torre inclinada de Pisa
Torre inclinada de Pisa

Conocí al héroe de Suiza, Guillermo Tell y temblaba al pensar que habría pasado si hubiese fallado aquel mítico disparo dirigido a la manzana sobre la cabeza de su hijo. Y deseeé con todas mis fuerzas poder comer algún día en el interior de ese átomo gigante llamado “Atomium” que según el libro estaba en Bruselas.

Página dedicada a Stonehenge en el número 10 de El Mundo de los niños
Página dedicada a Stonehenge en el número 10 de El Mundo de los niños

Poco a poco fui creciendo y empecé a viajar físicamente. Curiosamente, muchos de aquellos primeros viajes fueron para visitar lugares que tenía idealizados por que salían en mi querido libro. Quizá la “conquista” a la bahía de Mont Saint Michel  fue una de las que más me llenaron, pues creo que la página dedicada a esa fortaleza escondida en la costa de la Bretaña francesa fue una de las que más me habían fascinado de todo el libro. ¡Cuántas horas pasé contemplando esta estampa y leyendo la historia de aquel abad que era comandante!

Mont Saint Michel
Mont Saint Michel

Hace unos años rescaté el libro de una estantería y empecé a señalar en las páginas los lugares que ya había visitado tras media vida viajando. Curiosamente, descubrí que me faltaban muchos, muchísimos. Más de medio libro sigue siendo territorio sin conquistar.

Gran Muralla China
Gran Muralla China

Por ejemplo, no he estado aún en la Gran Muralla China. Ni he podido ir nunca al misterioso pantano y reserva natural de  Okefenokee en Georgia y Florida en EE.UU que tantas pesadillas me produjo en mi adolescencia. Tampoco he visitado nunca en el Taj Majal en la India ni he pisado todavía la llanura y Parque Natural del Serengueti, en Tanzania.

okefenokee

Mi objetivo es lograr, algún día, hacer pleno. Y  poner un punto azul en todas, TODAS, las hojas de este libro que confieso, es mi biblia viajera. 309 páginas como reto. 

Y a ti. ¿Qué libros te han contagiado el gusanillo de los viajes en tu infancia, adolescencia?

Y si perteneces, como yo y como muchos de los lectores de este blog, a la ya mítica generación que fue a  EGB… ¡confiesa! ¿A que también te gustaba mucho este libro?

2 pensamientos en “Lugares maravillosos: el libro viajero con el que crecí en EGB”

  1. A mí también me fascinaba el libro Lugares Maravillosos, y tengo grabadas sus imágenes de tantas horas que pasé mirándolo y soñando con visitar esos “lugares maravillosos”. Poco a poco voy recorriendo el mundo siempre inspirada por ese libro. Un saludo.

  2. a mi el que me gustaba era el de hazlo tu mismo, el verde creo. Me fascinaba! Y se podría decir que sí, que soy una persona creativa, así que cada uno le gustaba lo que le gustaba ejejej.
    … le tengo que preguntar a mi madre si aún están por algun lado. 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *