Lugares para perderse en Estados Unidos

El turismo en Estados Unidos supone una importante fuente de ingresos económicos. Según los datos publicados por la National Travel & Tourism Office durante el año 2016 más de ¡49 millones de personas! visitaron este país, llegadas desde todos los rincones del planeta.

Son muchos los países que necesitan sacar un visado Estados Unidos. Otros, como es el caso de España o Chile no necesitan visado y  para viajar a este país suficiente con solicitar la ESTA (un Sistema de Autorización Electrónico para viajar a los Estados Unidos) y cuyo trámite se lleva a cabo, de forma sencilla y vía online.

Aunque cada una de las personas que viaja a Estados Unidos lo hace por un motivo distinto pues los reclamos de este gran destino son miles, he aquí un pequeño  listado con algunos de los rincones más interesantes del país. Una selección de lugares que merecen mucho la pena y que debes tener en cuenta si estás planeando un viaje a a EE.UU y quieres vivir una experiencia inolvidable.

Las playas de Hawai son paradisíacas
Las playas de Hawai son paradisíacas

1. Maui, en Hawai

Solo de pensar en este destino la cabeza se llena de evocadoras imágenes de playas paradisíacas, un mar azul intenso y sobre todo tranquilidad, mucha tranquilidad. Este es además el paraíso de los deportes acuáticos. Actividades como el buceo o el snorkel te invitan a descubrir un mundo nuevo. Hay que dejarse llevar por las recomendaciones en la cocina.

2. Parque Nacional de Yellowstone

Ponemos rumbo al estado de Wyoming donde está el Parque Nacional de Yellowstone, el cual se hizo mundialmente conocido por ser la morada del famoso Yogui. Este es un destino reservado para quienes quieran disfrutar a tope de la naturaleza y descubrir toda la belleza que se esconde tras estos paisajes únicos en toda América.

Delante de la verja de la fachada principal de la Casa Blanca siempre hay turistas, sea la época del año que sea.
Delante de la verja de la fachada principal de la Casa Blanca siempre hay turistas, sea la época del año que sea.

3. Washington D.C.

Es la capital  de Estados Unidos. Y sólo por ello merece la pena incluirla en la lista de imprescindibles en este país. Además, es una ciudad llena de rincones que merece la pena descubrir. Lo más típico es acercarse a la Casa Blanca. Pero también debemos tener en cuenta la gran oferta de museos (muchos gratuitos) con un amplio abanico de posibilidades que seguro conquistará a cualquier por sus variadas temáticas.

Booking.com

4. Nueva York

Sinónimo de rascacielos, vida nocturna y luces, muchas luces. La Estatua de la Libertad es un clásico pero si nunca se ha estado bien merece una visita. También conviene pasear por Times Square y dejarse caer por Wall Street. Hay mucho que ver entre sus calles, lo mejor es perderse un poco y ver qué hay en ellas.

La estatua de la libertad está en una isla frente a Manhattan
La estatua de la libertad está en una isla frente a Manhattan

5. Orlando, Florida

¿Alguien ha hablado de parques de atracciones? La diversión está asegurada en este estado situado al sur este de EE.UU. La oferta es muy grande pero entre todos hay dos que se debe destacar.  Por un lado cuentan con un impresionante Disneyland y a esto se suma el Sea World. Si se viaja con niños, sin duda, esta parada es casi obligatoria.

6. Arizona y su Gran Cañón

Este hermoso lugar abarca una extensión de 445 kilómetros a lo largo del río Colorado. Y aunque las ciudades de Estados Unidos son muy llamativas, a buen seguro que nadie permanece impasible cuando llega a este lugar. Da igual la ruta por la que se opte, todas ellas ofrecen unas vistas impresionantes.

Las Vegas es un oasis de luces de neón
Las Vegas es un oasis de luces de neón

7. Las Vegas, en Nevada

Sí, de vez en cuando toca dar rienda suelta a los impulsos y dejar que los pasos nos guíen hasta uno de los lugares más destacados del planeta tierra en lo que a casinos se refiere. En mitad del desierto se encuentra este oasis de hoteles de lujo y casas de apuestas que no echan el cierre. No hace falta apostar demasiado, pero probar en algunas de sus mesas es un subidón de adrenalina y algo más que contar a la vuelta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *