Misterios de Inglaterra: Avebury, túmulo de Silbury Hill y el caballo de Westbury

Si Stonehenge te ha conquistado, mi consejo es que sigas la ruta hacia el cercano y también enigmático círculo de Avebury, catalogado como el anillo de piedra (mejor dicho, anillos, ya que son varios) más grande del mundo. Y también el más antiguo. Y es que se calcula que Avebury tiene ¡cinco mil años de antigüedad! un veterano frente al jovencito Stonehenge con sólo tres mil primaveras.

Avebury Inglaterra
Avebury

Aunque la diferencia edad entre ambos es muy alta, también hay publicadas hipótesis varias que aseguran que Stonehenge y Avebury en realidad formaban parte de un único complejo. La cercanía entre ambos círculos (separados entre sí sólo treinta kilómetros) y su perfecta alineación norte- sur son las pruebas más evidentes en las que se apoya esta teoría.

Es habitual ver pastar ganado cerca de las piedras de Avebury
Es habitual ver pastar ganado cerca de las piedras de Avebury

Datos científicos aparte, lo importante es que Avebury, que por cierto también goza de la protección de la Unesco, es mucho más que un simple círculo de piedra. En realidad, bajo esa denominación se agrupa un gran complejo, que abarca más de seis kilómetros cuadrados. Y donde, además de las famosas y gigantescas piedras, (algunas de las cuales supera los cuatro metros de alto y las cuarenta toneladas de peso) hay un pueblecito encantador, dos museos, jardines, un restaurante y zona de picnic… Y por supuesto, es posible pasear al lado de las piedras que forman el  círculo, aunque ¡ojo! no se conservan todas. Cuentan que muchas de ellas se destruyeron en el siglo XVI con el fin de el cultivo de estas tierras a los agricultores de la época.

La pirámida de Silbury Hill esconde muchos misterios
La pirámide de Silbury Hill esconde muchos misterios

Eso sí, si te animas a recorrer el círculo (es gratis), ten en cuenta que es un largo paseo campo a través. La senda discurre al lado de los menhires y sigue un recorrido que llega hasta el túmulo de Silbury Hill. Otro monumento megalítico, este con forma de pirámide que presume por ser la más alta de Europa, con 40 metros de altura y casi 170 metros de diámetro. Y que, aseguran, data del año 2600 antes de Cristo.

Al igual que ocurre con Stonehenge y con las piedras de Avebury, el misterio envuelve también a esta colina artificial cuya razón de ser es aún un enigma. Según muchos estudios, Silbury Hill se creó como lugar de enterramiento, aunque hay quien opina que pudo ser concebida como un lugar de culto.

Avebury  forma parte de la red National Trust
Avebury forma parte de la red National Trust

Como dato práctico, informar que el recorrido por el campo es gratuito, pero si hay que pagar el aparcamiento, (el precio varía según las horas de estancia) y la entrada a los museos. Su gestión depende del International National Trusts Organisation (INTO). Una organización cuyo objetivo fundamental es el de promover la conservación y la puesta en valor del patrimonio, más allá de las obligaciones de las instituciones públicas dependientes del estado.Y que sólo en el Reino Unido, supera los cuatro millones de socios.

Avebury carretera caballo LVE
La silueta del caballo blanco de Westbury se ve a kilómetros de distancia

Camino de Avebury, no dejen de desviar el coche para contemplar de cerca otro de los enigmas de la zona: el caballo blanco de Westbury. Una especie de pintura grabada en la tierra con forma de caballo y que luce sobre la ladera de la colina de Bratton Castle. Mide 55 metros de largo y 33 de ancho. Y es un ejemplo de las llamadas Hill figures (‘figuras de la colina’). Definición en la que se agrupan varias, gigantescas y misteriosas representaciones de caballos blancos y seres humanos, dibujados en la tierra y repartidos por toda esta zona, en el sur de Inglaterra.

Avebury caballo blanco LVE
El caballo blanco de Westbury destaca en la colina de Bratton

Al parecer, las entrañas de esta parte del país son de tierra blanca, y en la antigüedad era habitual arrancar la hierba y crear siluetas dejando al descubierto el blanco suelo calizo.  Todos juntos, caballos, piedras y túmulos, forman un entorno sobrenatural que da cobijo a uno de los misterios de la arqueología y de la humanidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *