Otoño de sol en Adeje, Tenerife, en el hotel Suite Villa María

Otoño, estación de puentes varios, perfectos para hacer escapadas. Buen momento para visitar lugares cercanos donde el sol este garantizado y con buena oferta de ocio complementaria. Tenerife es uno de esos destinos que recomiendo tener en la agenda. En temporada baja me encanta disfrutar de la oferta de hoteles tranquilos y familiares como el Suite Villa María, donde hago parada y fonda para explorar toda la isla. Recuerda: cuanto antes planifiques el viaje, más barato. Es el momento de las ofertas, perfecto para reservar las vacaciones de los meses de septiembre, octubre y noviembre.

Planificar ayuda a ahorrar. Y si eres previsor, es más fácil encontrar plaza en destinos que se llenan en temporada baja. Al fin y al cabo, los lugares cercanos donde disfrutar del sol en otoño y en invierno no son tantos. Y las Islas Canarias son siempre un recurso cómodo, a mano, con el sol, la buena gastronomía y una excelente oferta turística complementaria  garantizada.

En Tenerife hay muchas playas de arena negra de origen volcánico
En Tenerife hay muchas playas de arena negra de origen volcánico

Eso es lo que busco en otoño y en invierno. Y tengo a mano un hotel al que soy fiel donde tengo todo lo que busco garantizado. El Suite Villa María en Costa Adeje, en Tenerife Sur. Establecimiento familiar, tranquilo, situado en uno de los enclaves más hermosos de la isla.

Detalle del hotel Suite Villa María
Detalle del hotel Suite Villa María

Me gusta levantarme sin prisas en una villa, en cualquiera de las 78 que tiene este hotel. Son todas casitas con vistas al mar y equipadas con todas las comodidades, jardín, terraza, cocina, piscina o jacuzzi, vistas al mar y al paisaje volcánico…

Todas las villas tienen vistas al mar
Todas las villas tienen vistas al mar

Me encanta desayunar en la terraza del restaurante y tomarme un café con fruta y lo mejor, beberme uno, o dos de esos zumos naturales frescos que ayudan a empezar el día con energía.

El desayuno es un abundante y variado bufet
El desayuno es un abundante y variado buffet

Tras un opíparo desayuno, me gusta tomar el sol en la piscina mientras mis hijas juegan, corren, saltan, nadan o disfrutan de alguna de las actividades programadas para los clientes, por ejemplo el aqua-gym.

Una de las piscinas del hotel Suite Villa María
Una de las piscinas del hotel Suite Villa María

Un paseo por La Caleta

A última hora de la mañana, suelo salir a dar un paseo. Rumbo a La Caleta y El Puertito, donde todavía se respira ese aire pesquero y tradicional. Me gusta sentarme en alguna terraza a tomar una caña, picar algo mientras contemplo unas vistas maravillosas. Después de comer, seguir caminando por el sendero que bordea la costa mientras me tomo un helado y luego tumbarme en alguna de las playas de la zona que son muchas.

La Caleta conserva su esencia como puerto pesquero
La Caleta conserva su esencia como puerto pesquero

Algunas pequeñas y solitarias calas de piedra o arena negra. No olvides que estás en Tenerife, tierra volcánica por naturaleza. Otras son más grandes y tienen más ambiente, como la playa del Duque. Es lo bueno de esta zona, que hay opciones para todos los gustos.

En Adeje hay playas solitarias y otras bien equipadas
En Costa Adeje hay playas solitarias y otras bien equipadas

En los alrededores de la Playa del Duque hay tiendas, un centro comercial y suele haber mercadillos. Por si te entra la vena consumista para rematar una jornada de sol y playa.

Curiosas esculturas de piedras en la costa de Adeje
Curiosas esculturas de piedras en la costa de Adeje

Al finalizar la tarde me gusta volver al tranquilo Villa María, dejar atrás del bullicio de la costa para contemplar el atardecer con un vino canario desde la zona del solárium. Ver como el sol se esconde con la isla de La Gomera en frente es un espectáculo.

Desde el solarium del Villa María se ve la isla de La Gomera
Desde el solarium del Villa María se ve la isla de La Gomera

Septiempre y las “mareas del pino”

Esos cielos rojos y violetas tan habituales en septiembre cuando tienen lugar las llamadas “mareas bajas” o “mareas del Pino“. Con razón dicen los canarios que septiembre es su mes favorito. El mes de los vientos alisios suaves, de los días cálidos, pero no tan calurosos, cuando la temperatura media oscila entre 22º y los 27ºC.

Las callejuelas del hotel son dignas de un jardín botánico
Las callejuelas del hotel son dignas de un jardín botánico

Como hace calor, hay tiempo para la última cerveza en el bar de la piscina, o para el último baño. Después, de vuelta a la villa por las callejuelas sinuosas y preciosistas del hotel. Llama la atención descubrir que todas las casas son diferentes, cada una representa alguna construcción canaria tradicional, con plantas autóctonas…

La Torre es la referencia del hotel
La Torre es la referencia del hotel

Arquitectura de las medianías canarias

Es que esta es una de las muchas curiosidades de este establecimiento, concebido como un pueblo de las medianías de cualquier isla del archipiélago canario, donde todo gira en torno a  una plaza con un gran campanario. Y las casas se organizan en niveles, adaptándose a la peculiar orografía isleña llena de desniveles y barrancos.

Detalle de una de las villas rurales
Detalle de una de las villas rurales

Antonio Del Pozo, el arquitecto, supo capturar los detalles más característicos de pueblos tradicionales y plasmarlos en un proyecto que recorre la historia de la arquitectura tradicional canaria.

La vila Lanzarote, inspirada en la obra de Cesar Manrique; la villa colonial, de influencia británica; la villa rural con sus balcones de madera igual a las que puedes encontrar aún hoy en día en pueblos como Arico, Güímar, San Mateo, Firgas o incluso la remota aldea de Masca….

Balcón de la villa señorial
Balcón de la villa señorial

Recetas tradicionales canarias

Toca prepararse para cenar. Es otra de las razones por las que elijo este hotel. Su cocina, dirigida por el afamado chef David Moraga. Y la oferta del restaurante La Torre dista mucho de las clásicas cartas de hoteles. Nada de buffet. Todos son platos elaborados, con una calidad exquisita, con muchas recetas tradicionales canarias fusionadas con las últimas tendencias culinarias.

Restaurante La Torre
Restaurante La Torre

Desde las clásicas papas negras con mojo o el queso palmero a la plancha que tanto me gusta, el almogrote (queso de untar muy picante originario de La Gomera)… Hasta otras más desconocidas como  el cherne o la albacora (pescados de la zona) o el bubango (verdura de la familia del calabacín) rellena de pescado.

Bubango relleno de pescado
Bubango relleno de pescado

Si prefieres carnes, muy recomendable la chuleta de cochino negro canario, variedad de cerdo que no tiene nada que envidiar al ibérico, co piel muy fina, carne magra y con denominación de origen.

El la carta de La Torre no faltan los pescados frescos
El la carta de La Torre no faltan los pescados frescos

O el conejo en salmorejo con papas negras, que ¡ojo! no tiene nada que ver con el salmorejo andaluz. En Tenerife el salmorejo es un adobo a base de pimentón, comino, tomillo, laurel, vino y sal. Eso me explicaron al ver mi cara de sorpresa ante el plato.

El conejo en Salmorejo, una de las especialidades
El conejo en salmorejo, una de las especialidades

Excursión al Teide

Así cada día, pero reservando siempre una excursión al Teide, bien para subir a la cima más alta de España o para hacer alguna ruta de senderismo por alguna de las sendas señalizadas, caminando entre mares de nubes y pistas de ceniza.

Tenerife mar de nubes
Mar de nubes en Tenerife

Siempre dejo un día dedicado al golf. Sí, es otra de las cosas buenas de este hotel.

Detalle de un un hoyo con vistas al mar
Detalle de un un hoyo con vistas al mar

Tiene anexo un campo de golf de nueve hoyos y muy cerca otro de dieciocho, el Golf Costa Adeje, donde puedes jugar mientras contemplas el mar a un lado y protegido por la silueta del Teide.

Esta es la historia de uno de mis hoteles favoritos, uno de esos lugares donde me siento cómoda y a donde volvería mil veces.

Atardecer desde una de las villas
Atardecer desde una de las villas

Si te animas, no olvides que cuanto antes reserves, mejores precios. ¿Algún otro hotel en algún lugar del mundo que nos quieras recomendar?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *