Paseo por los barrios del Sablon y Matonge en Bruselas

¿Acabas de llegar a Bruselas? ¡Estás de suerte! Bienvenido a una de las urbes más vitales de Europa.

Bruselas es una ciudad muy animada
Bruselas es una ciudad muy animada

Por lo pronto, no entiendo de dónde viene esa fama de ciudad aburrida. ¿Cómo se puede tachar de aburrida a una urbe multirracial, habitada por gentes de más de cien nacionalidades? Donde se escucha hablar francés y flamenco o neerlandés (lenguas oficiales) tanto como español, alemán, árabe, ruso…

Son los idiomas de los miles de trabajadores de las instituciones europeas y organismos internacionales varios que tienen sede en la capital belga, que es a su vez la capital de Europa. Personas que al caer la tarde, no dudan en quitarse las corbatas y cambiar sus fríos despachos por la cálida barra de un bar donde tomarse una cerveza o dos… ¡o las que hagan falta!

Por eso en Bruselas las terrazas siempre están llenas. Hasta en invierno, gracias a las setas calefactoras. Rebosantes de gente acostumbrada a ir y venir. De profesionales que necesitan hacer pausas en el frenético día a día y que exprimen Bruselas deseosos de a enriquecerse con las infinitas oportunidades de una ciudad donde los espíritus inquietos encuentran un océano de posibilidades.

Plano del plano del bario del Sablon en Bruselas
Plano del plano del bario del Sablon en Bruselas

¿Por dónde hay que moverse para exprimir toda esa esencia? Esta ciudad rebosa sitios donde disfrutar, pero yo voy a centrar este post en mi barrio favorito. El Grand Sablón. Ubicado en la parte alta de la ciudad, es sin duda, donde encontrar la Bruselas más exquisita.

La plaza del Grand Sablon es el corazón del barrio
La plaza del Grand Sablon es el corazón del barrio

Si hay un día clave para visitar este barrio es el jueves, el día del mercado gourmet que se instala frente a la iglesia de Notre Dame, el corazón del barrio. Es una cita obligada para muchos lugareños digo sólo por el buen ambiente que se respira a última hora de la tarde. También por las delicattessen que allí se pueden degustar, algunas curiosas como la cerveza “Vlawa”. Un nombre con mucho simbolismo: “Vla”, para mencionar la región de donde proceden los ingredientes con los que se ha elaborado (Vlanderen, Flandes en flamenco). “Wa” por que se ha tostado en Walonia. Y la venta en Bruselas donde se ha inventado la marca.

En Bélgica se comercializan más de 1500 variedades de cerveza
En Bélgica puedes encontrar más de 1500 variedades de cerveza

El Sablón es el germen de las mejores marcas. Es el barrio donde nacieron muchas tendencias. En el que se concentra lo más exquisito de Bruselas.  Por eso aquí encontramos no sólo la huella de creadores belgas como Pierre Marcolini, la denominada  joyería del chocolate, donde adquirir cacao puro en dosis muy pequeñas, con formas de diseño, y lleno de aroma.

Los bombones con forma de corazón, un clásico del chocolatero Pierre Marcolini
Los bombones con forma de corazón, un clásico del chocolatero Pierre Marcolini

A su lado, reina Neuhaus. El “Rolls Royce del chocolate”. Marca elegante. Refinada pero a la vez tradicional y clásica. Presume el creador de Neuhaus (un farmacéutico) por haber inventado el chocolate como golosina, o sea el bombón. Una de las primeras revoluciones reposteras.

La Maison Dandoy en el Sablon está en rue de Rollebeek, 50
La Maison Dandoy en el Sablon está en rue de Rollebeek, 50

No te vayas del Sablón sin pasar por otra de las tiendas habituales pero imprescindibles en la zona y en la ciudad. La de las Galletas de Maison Dandoy, las “mejores de Bélgica” según me insisten varias personas.

Y si quieres comer algo típico y allí al lado, aprovecha y tómate un “pistolet“: un pan clásico belga que se ha reinventado relleno de todo tipo de productos; dulce, salado… mmm. Es la última moda en la ciudad.

El pistolet se ha sumado al movimiento slowfood
El pistolet se ha sumado al movimiento slowfood

Pero por aquí no todas las tiendas son belgas. La belleza atrae belleza y por eso otras marcas de prestigio han elegido el Sablón para instalar sus tiendas. Por ejemplo LaDurée, un clásico parísino famoso por sus delicados y coloristas macarons que también ha querido hacerse un hueco en el barrio más refinado de Bruselas.

La única tienda de LaDurée en Bruselas está en el Sablón
La única tienda de LaDurée en Bruselas está en el Sablón
Los macarons de Ladurée son un manjar para muchos viajeros
Los macarons de Ladurée son un manjar para muchos paladares

A su lado  llama la atención otra tienda de decoración preciosista. Es otra chocolatería, también con sello francés. Patrick Roger, el cual se autopresenta como el “escultor del chocolate”. Definición que se entiende al entrar en su templo. Digo templo pues esta no es una tienda normal. Es una especie de galería donde el diseño, el arte y los sabores más dulces se fusionan para deleitar los ojos y el paladar.

La tienda del Patrick Roger está en la Place du Grand Sablon 43
La tienda del Patrick Roger está en la Place du Grand Sablon 43

El Grad Sablon no es sólo un paraíso para sibaritas. Es también una referencia para los amantes del shopping. Por ejemplo no dejes de visitar, los fines de semana, el mercadillo de antigüedades. También hay muchos establecimientos especializados en piezas de arte africano, joyerías de diseño…

Varios diseñadores de joyas también tienen tienda en esta zona
Varios diseñadores de joyas también tienen tienda en esta zona

Si te gustan los tesoros vintage (como a mi), pon rumbo a la rue Blaes donde encontrarás piezas que seguro harán temblar tu tarjeta de crédito. Aviso. El Sablón es peligroso y crea adicción.

En el Sablón hay tiendas de lo mas exóticas
En el Sablón hay tiendas de lo mas exóticas

Si no quieres caer en tentaciones consumistas no pasa nada. Hay plan B. El Sablón da para mucho, también para descansar. Y hay un rincón en este barrio donde a mi me gusta sentarme a descansar:  el jardín del Palacio Egmont (actual Ministerio de Exteriores). Buscadme justo en frente de la escultura de Peter Pan donde siempre que paso por Bruselas disfruto de un momento de tranquilidad.

El parque D'Egmont es un jardín con encanto entre el Sablón y el boulevard de Waterloo
El parque D’Egmont es un jardín con encanto entre el Sablón y el boulevard de Waterloo

Para finalizar el recorrido por el Sablon, otro consejo. Sal del parque de Egmont por la rue de Grand Cerf (el gran ciervo), referencia por sus galerías de arte y anticuarios, entre ellos la sede de la famosa casa de subastas Lempertz en Bruselas.

Y si quieres seguir de compras, aprovecha y continua hasta el Boulevard de Waterloo aunque ¡ojo! esta calle ancha ya no tiene el encanto del Sablón. Eso sí, aquí encontrarás las tiendas habituales, las grandes firmas internacionales y las más pequeñas.

Pero como a mi lo que me gusta es huir de lo típico y buscar lo diferenciador, os propongo  rematar esta jornada con buen sabor de boca. Y para eso, seguimos caminando un poco más, hasta llegar a la zona de Matonge- San Bonifacio.

Plano de la zona de Matonge
Plano de la zona de Matonge

Otro barrio de moda. Este más alternativo y bohemio, con un toque étnico, muy distinto al Sablón. Ideal para cenar en una terraza, entrar en tiendas con encanto y disfrutar de otra cara de Bruselas. También aquí tengo un ritual que cumplir. Lo primero, comprar té en la Teteria Comptoir Florian.

La tetería Comptoir Florian está en Rue Saint Boniface 17
La tetería Comptoir Florian está en Rue Saint Boniface 17

Después, sentarme en  la brasserie el Ultime Atome, frente a la iglesia, donde importante, sirven comida a cualquier hora (No te extrañe encontrarte con alguna cara conocida en su terraza) Y tercero, dejar pasar las horas disfrutando y observando a la gente, mirando las caras de una ciudad que insisto, es un crisol de razas y culturas. Y eso para mi es todo menos aburrido ¡Adoro Bruselas!

La iglesia de San Bonifacio es la referencia para moverte por el Matonge
La iglesia de San Bonifacio es la referencia para moverte por el Matonge

¿Me recomiendas tus rincones favoritos para ayudar a otros viajeros y tenerlos en cuenta en futuras visitas?

5 pensamientos en “Paseo por los barrios del Sablon y Matonge en Bruselas”

  1. Dinamico dan ganas de salir corriendo a Bruselas maravilloso articulo… puedo contribuir pero desde otros sitios k he conocido.muchas gracias

  2. Acabo de volver de Bruselas y estoy haciendo un diario de viaje en mi blog! Yo tampoco entiendo por qué la gente dice que Bruselas es aburrida. No deben haberla visitado ni paseado por barrios como el Sablon. También es mi favorito. Tiene un encanto especial. He probado las galletas de la tienda que mencionas. Las Speculóos están genial.

    Me ha encantado tu artículo. El barrio Matonge no lo he podido visitar. Un saludo.
    http://www.losmundosdecarmenblue.blogspot.com.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *