Patinando sobre hielo en Gijón

Una de las cosas que más me ha gustado siempre de viajar a los países nórdicos en invierno es para disfrutar de las pistas de patinaje sobre hielo que se instalan en muchas ciudades con la llegada del frío.

La estampa de ver llegar a los niños abrigadísimos con sus gorros de colores, bufandas y manoplas y con sus patines de cuchilla colgando del brazo es hermosa. Y ver a familias enteras deslizándose por el hielo es algo idílico.

Pista de patinaje sobre hielo en Mälmo, Suecia

En España estas pistas de patinaje se han puesto de moda y patinar sobre hielo es ya posible en algunas ciudades españolas. Gijón es una de ellas. La pista esta en uno de los patios de la Universidad laboral, un edificio colosal y muy desconocido situado en la zona de Cabueñes (al lado del jardín botánico y el hospital).

Ayer me acerque hasta allí con mis hijas y bueno, la jornada estuvo bien aunque no tuvo nada que ver con las vividas en otras ciudades como Copenhague, Oslo o Mälmo en inviernos anteriores.

La pista de Gijón es pequeña y al menos ayer estaba A TOPE. Patinar cuesta 5 euros la hora (alquiler de patines incluido). Y el ambiente, un poco macarra. Música a todo volumen, mucho adolescente de ligoteo y una cafetería donde hacen unos churros de freidora grasosos pero que a los niños les encantan.

No es por tanto la imagen romántica del hielo que buscábamos pero el objetivo que era pasar una tarde diferente y divertida se cumplió. Las pequeñajas se lo pasaron bomba, aprendieron a moverse con los patines sin caerse (y yo disfrute haciendo mis pinitos sobre el hielo).

Eso sí. Al salir me prometí a mi misma que el próximo año voy a hacer lo posible por hacer una escapada familiar navideña invernal a un país nórdico. Creo realmente que a pesar del frío, la experiencia merece la pena.

Un pensamiento en “Patinando sobre hielo en Gijón”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *