Peregrina caminando sobre las primeras nieves noruegas

Tengo suerte. He sido testigo de la caída de las primeras nieves noruegas que este año, según cuentan los locales con los que me encuentro a mi paso, se han adelantado mucho más de lo normal. La nieve en septiembre es poco habitual. El invierno nórdico ya esta aquí.

He caminado horas contemplando como los primeros copos de la estación blanca cubrían la tundra en una montaña, la montaña grande que es el nombre con el cual la conocen por estos lares, situada a 1700  metros. He pasado un frío TERRIBLE. He comido un bocata congelada escondida del viento GELIDO tras una roca. Menos mal que habia podido agenciarme unas magnificas botas de montana con las que tenido los pies siempre calentitos.

Y al final, tras casi cinco horas de caminata he llegado a un pequeño y perdido paraíso llamado Fokstugu cuya traduccion seria, segun me cuenta Christiane la sueca que regenta esta granja 8habitada por la onceaba generacion de una misma familia, la de su marido) y que habla perfecto espanol,  algo asi la casita escondida entre las  montañas de nieve. Suena IDÍLICO y es que lo es.

Fokstugu es un lugar muy especial al que pienso dedicarle un post mas detallado dentro de unos días porque su espiritualidad, su magia y su energia positiva asi lo requieren.

Pero ahora no tengo mucho tiempo. Son las 8 de la mañana y tengo que  empezar a caminar de nuevo. Ha caido una buena helada, tambien inusual en estas fechas. Y la montana me espera de nuevo aunquqe el objetivo de hoy es de lo mas seductor. Si todo va bien por la tarde alcanzaremos ya en fiordo de Trondheim. QUE APETECIBLE.

Booking.com

2 pensamientos en “Peregrina caminando sobre las primeras nieves noruegas”

  1. Me da frío leerte. Aquí todavía vamos a la playa. No se que haces en sitios con nieve si aun queda verano. Cuando vuelves? No tardes mucho o te va a nevar aquí también.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *