Recepción en Buckingham Palace

Una de las ventajas de ser periodista es que te permite tener acceso a personas inalcanzables para la mayoría de los mortales.

Esta mañana he hecho uso de ese privilegio estrechándole la mano al mismísimo Duke of Edimburgh (Duque de Edimburgo), sí, el marido de la Reina de Inglaterra Elizabeth II durante una recepción privada para periodistas de viajes llegados desde todos los rincones del mundo a la que tuve la gran suerte de ser invitada.

El acto tuvo lugar en el Green Drawing Room del palacio de Buckingham donde también nos sirvieron un te (o café). La verdad es que fue emocionante. Y un honor para mi poder estrecharle la mano al marido de la reina de Inglaterra en una jornada que además era muy especial para el; el Duque celebraba su 88 cumpleaños.

Nani Arenas con el duque de Edimburgo
Nani Arenas con el duque de Edimburgo

Mientras caminaba por el paseo de gravilla a la salida de  Buckingham (por cierto, difícil con tacones) que lleva a la puerta cual fue mi sorpresa al oír un grito a lo lejos: “mamaaaaaa” si, allí tras la verja de hierro estaban, casualmente, mis tres hijas contemplando a los guardias del palacio. Ni ellas ni yo sabíamos por dónde ni a que hora iba a terminar la recepción pero el destino quiso hacernos coincidir. Fue bonito, y divertido. Y esa foto, de las tres agarradas a la verja si que la tengo pero lo siento, esa tampoco voy a publicarla pues forma parte de mi historia personal.

Una anécdota bonita que recordare siempre relacionada con el día en el que tuve la suerte de estrecharle la mano a una parte de la historia de Inglaterra. Verdaderamente creo que soy una persona muy afortunada.

8 pensamientos en “Recepción en Buckingham Palace”

  1. Nani, sí que eres una persona afortunada. Por tus viajes, por esa gran capacidad de narrarnos tus experiencias, y por esas niñas maravillosas, en cuya retina quedará grabara por siempre una experiencia única. Se lo estoy contando a mi marido, y está emocionado. Es un gran admirador de la Familia Real Británica. En particular, de la Reina. Os podéis creer que está completamente enamorado de ella? Sí, sí, como os lo cuento, por increíble que parecezca. Y perdona que haya utilizado tu blog para desahogarme un poquito… Un abrazo, y sigue así!

  2. Lo anécdota de las niñas es genial, pero lo que a mi me encantaria es entrar en el palacio. Dios mio Nani, estás a la altura de Obama, o de los grandes sirs… has tenido la suerte de vivir una experiencia histórica. La pena de que no te dejaran hacer fotos del momento es que no podras tener la foto con el duke en un porta fotos en tu salón de tu casa. Cuianto presumiria yo si pudiera tener esa imagen en mi salón.

  3. Hola Nani: Ya que no puedes enseñar otras fotos y si puedes, ademas de, coloca la de las niñas,porfa,gracias.Me gustaran mas que las del Duke.

  4. Cuenta más, cuenta más… Sin duda, lo que más me encanta de tus reportajes son los medios gráficos. Permíteme decirte que paso del saludo con el Duke, pues, sin contar su inmensa fortuna y la de su mujer, es un tío mayor, como cualquier otro, pero…¿NO NOS PUEDES ENSEÑAR LA FOTO DE LAS NIÑAS? Tápale los ojos, ponles cuadraditos en sus caras pero…una foto por favoooooor!!!!! Y si no accedes a esta petición, no te niegues a esta otra: ¡LLÉVAME CONTIIIGOOOO!

  5. Afortunada tú.Cuánto honor poder palpar toda esa solemnidad.Espero más detalles de este acontecimiento.

  6. wauuuuuuuuuu!!!!

    sabes que me muero de envidia!!!!!

    estuviste en el interior del palacio?? y cuenta CÓMO ERA??? da detalles
    altura y artesonado de techos, lámparas, cuadros, fotos, cuánta gente había pululando por allí, qué te dijo felipe?? le diste saludos a isabel??
    qué sentiste cuando te estrechó la mano?’ fue un apretón fuerte o ligero como de compromiso…

    CUENTA LUCKY GIRL!!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *