El delta del Danubio, en Rumanía, un paraíso para ver aves

Ayer estuve en una presentación de Rumanía como destino turístico que quiere empezar a promocionarse en España. Curiosamente, el pasado verano unos amigos me llamaron para pedirme información sobre ese país porque tenían pensado escaparse unos días al delta del Danubio para observar pájaros… pero yo tuve que decirles que lo sentía, que no conocía Rumanía ni sus posibilidades turísticas.

También ignoraba que el delta del Danubio fuera un lugar privilegiado para la observación de aves, y ayer durante la presentación, confirmé que mis amigos estaban en lo cierto; en esa zona de Rumanía en la que el Danubio alcanza al mar Muerto,  se concentran más de trescientas especies de aves, entre ellas pelícanos, gansos, patos salvajes, cigüeñas, flamencos… pero lo mejor de todo es que para los avistajes no hay que pasarse horas y horas al aire libre para ver y fotografíar, ¡en solo cinco segundos!, a alguno esos ejemplares. Por encima del delta cruzan seis rutas migratorias y lo normal es que en las épocas buenas como son la primavera o el otoño, haya tantos pájaros que su visión y su fotografía resulte muy fácil.

Esta fue una de las sorpresas que ayer descubrí de Rumanía. También nos contaron que en este pequeño país del este hay hermosas iglesias de madera y monasterios y conventos donde admiten a turistas que quieran pasar unos días conviviendo con monjes ortodoxos (religión mayoritaria del país).

Y nos recordaron que una de las visitas más típicas era la del castillo de Bran, en la evocadora región de Transilvania donde, cuenta la leyenda, habitó el malvado personaje que inspiró la figura del conde Drácula. Un tirano llamado Vlad Tepes, alias El Empalador, y también conocido como Draculea, -que en rumano significa “hijo del dragón”- y que gobernó en Valaquia desde 1452 hasta 1462. Se cuenta que en esos diez años Vlad Tepes ejecutó a más de cincuenta mil personas empalándolas en largas estacas. El escritor Bram Stocker se inspiró en este endemoniado personaje para crear a su también diabólico conde Drácula.

Y más cosas. Ayer me contaron muchas más curiosidades sobre Rumanía, sus hoteles, sus infraestructuras turísticas, sus comunicaciones, datos varios que a mi me sirven como herramienta de trabajo pero que enumerados resultarían muy aburridos. Quizás les resulte más interesante saber que si están interesados en este destino, pueden solicitar toda la información que necesiten en su oficina de turismo (teléfono 914 014 268) o visitando su web: www.rumaniatour.com.

Booking.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *