Ruta por noreste de EEUU en busca de los mejores colores del otoño

El otoño llega y toca ir preparando las escapadas más coloristas del año. Sin duda, el oeste de EEUU es uno de los mejores destinos donde disfrutar del fugaz espectáculo de la caída de la hoja. Desde el corazón de Central Park en Nueva York hasta Nueva Inglaterra (Massachussets, Rhode Island, Connecticut, Maine, New Hampshire y Vermont). Unos 160 kilómetros de paisaje a través de bosques de hoja perenne, ríos, lagos para disfrutar del hipnótico fall folliage: la ruta de las hojas.

El otoño es una estación que se caracteriza por la exaltación de los colores de la naturaleza. Y su contemplación es una afición que se vive de forma especialmente intensa en Estados Unidos. Principalmente en la costa del este del país en donde existen rutas turísticas con los colores como protagonistas. Es el llamado recorrido de la caída de la hoja (allí conocido fall foliage). Una experiencia que cada año viven cientos, miles de viajeros, deseosos de contemplar con sus ojos como los paisajes en general, los parques, bosques y jardines que decoran los distintos estados del este se visten con sus mejores colores. Un espectáculo único y efímero a la vez.

Un deleite para viajeros ávidos de captar belleza. Una afición que ya tiene nombre propio: leaf-peeping, o sea, el simple placer de contemplar los variopintos tonos de la naturaleza: los amarillos de los álamos, el misterioso violeta de los olmos, el tono dorado de los robles o los rojizos característicos de los arces.

Estampa típica de otoño en el noroeste de EEUU
Estampa típica de otoño en el noreste de EEUU

Senderismo, arte, deporte…

Si te animas, las opciones son casi infinitas. Lo primero, tener claro el tiempo disponible para la visita y muy importante, los intereses. Hay rutas para simples observadores, otras marcadas para senderistas, para ciclistas y ¡para artistas!. Los colores del otoño despiertan la inspiración de aficionados a la poesía o a la pintura amigos de viajar con el caballete a cuestas con el fin de plasmar esa sinfonía colores en un lienzo.

También es importante tener clara qué zona del país se quiere recorrer. Entre las rutas más populares, destacar la que nace en Maine, sigue por New Hampshire, se introduce en el estado de Vermont , continua hasta Massachusetts, Connecticut (que por cierto, ha sido el estado seleccionado por la revista Yankee como el mejor destino de Estados Unidos donde contemplar los colores del otoño por la abundancia de árboles de hoja caduca). También son recomendables las rutas que por carretera que atraviesan los estados de Nueva York, Pensilvania o Virginia donde siempre asoma una estampa otoñal que hechiza.

Un viaje cromático que recomiendo hacer importante, sin prisa. Es importante tener tiempo suficiente para disfrutar de esa guerra de contrastes. El repertorio es casi infinito: rojos, amarillos, naranjas, ocres, marrones y verdes, morados, grises… y cada uno con mil gamas distintas, con cientos de tonos. Es clave también ir equipados con un buen calzado que nos permita meternos por sendas inaccesibles el coche e ir preparados para caminar de vez en cuanto sobre una alfombra de hojas secas, hermosas pero muy resbaladizas. Y sobre barro y tierra mojada.

Imagen de un árbol en otoño en Central Park, Nueva York
Imagen de un árbol en otoño en Central Park, Nueva York

Hacer senderismo por algunos de los caminos panorámicos señalados, especialmente diseñados para disfrutar del contacto más directo con la naturaleza, es un placer para los sentidos. El olor del otoño también es mágico. La afición es tal que hay puntos señalizados, miradores, donde los matices casi se multiplican. Otro detalle a tener en cuenta. No olvidar la cámara de fotos. Las composiciones que salen al paso, los delicados fall colors (colores otoñales) son ante todo fotogénicos y su captación es uno de los mejores trofeos. Poesía para los ojos.

Y leyendas. Cuentan que antaño, los indios pensaban que estos colores eran fruto de una cacería entre dioses e identificaban el rojo de las hojas con el fuego y con el color de la sangre de los osos.

Mapas y rutas con el color del otoño

Eso sí, no hace falta improvisar. No es necesario. Esta es una afición ya muy extendida en Estados Unidos y la información al respecto es súper abundante. Existen mapas muy detallados donde se explica exactamente el tono de cada una de las especies vegetales en cada punto de interés, y ¡en tiempo real!

otoño colores maine
Colores de otoño en Maine

También se tienen en cuenta las rutas según la intensidad y evolución de los colores. Así pues, antes de emprender el viaje conviene echarle un ojo a esas publicaciones (cada estado tiene la suya) siempre sin olvidar que este es un espectáculo efímero y muy cambiante. La lluvia, el sol, el viento influyen y no hay una fórmula matemática que diga cual es el mejor o peor momento lanzarse en busca de los llamados fall colors. Mejor prevenir para evitar decepciones.

Si estas decidido, otro aviso. No te relajes. El mejor momento es justo ahora, o sea, desde finales de septiembre, cuando el otoño entra oficialmente según marca el calendario, hasta noviembre concretamente hasta el día de Acción de Gracias, festivo nacional en Estados Unidos que todos los años se celebra el tercer jueves de noviembre.

Pasadas estas semanas álgidas, cuando el colorido alcanza su apoteosis, las hojas se mueren poco a poco. Y dejan paso a un invierno gélido, sin vegetación. Los colores desaparecen. Por tanto, la aventura en busca del fall foliage exige cierta previsión.

Fachada con los colores del otoño
Fachada con los colores del otoño

Para concluir, un último consejo pensando en los urbanitas. Para disfrutar de este bello escenario no es obligatorio salir a la naturaleza. Las ciudades en estas fechas también tienen su encanto particular, sobre todo los parques.

Otoño para urbanitas

Por ejemplo, Central Park en Nueva York, es uno de esos lugares por donde pasear en otoño es súper agradable. O Washington D.C donde el color de los árboles que decoran las calles convive con el gris del asfalto. y por supuesto, Boston, quizá la urbe más colorista de toda esta ruta, donde encontrarás cientos de casas recubiertas de hiedra, que en estas fechas se tiñen de rojo. Hay fachadas más fotografiadas que los bosques, verdaderas obras de arte.

2 pensamientos en “Ruta por noreste de EEUU en busca de los mejores colores del otoño”

  1. Es el Noreste, no el Noroeste, el cual corresponde al Estado de Washington y al de Oregon.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *