Sexo en el hotel Empire, donde dormir en Nueva York

He ido a ver “Sexo en Nueva York 2“. Mi sorpresa esta vez no han sido los increíbles disfraces de pasarela con los que las chicas desfilan por el zoco de Abu Dhabi. No me han impresionado los exclusivos modelitos que Carrie utiliza para andar por casa, ya me los esperaba. Ni ver como Charlotte es capaz de cocinar miles de pasteles infantiles para la fiesta del colegio de sus hijas ataviada con una falda blanca de la colección “vintage” de Valentino. Ni los trastornos hormonales de Samantha. Ni los problemas de Miranda con los colegas del despacho, ¿por ser mujer?.

Lo que de verdad me ha hecho gritar en el cine es la visión del hotel Empire en la gran pantalla. Sí. Para ser más exactos, me refiero a esa sala maravillosa en la que se celebra la fiesta donde el jeque millonetis de Abhu Dhabi lanza la invitación formal a Samantha para que esta le lleve la comunicación y la promoción de su hotelazo de lujo en Abu Dhabi, el destino revelación de Oriente Medio ….

Esa sala maravillosa no es ni más no menos que el lobby del hotel Empire de Nueva York. Y casualidades de la vida. Es el hotel donde tuve la suerte de alojarme el pasado noviembre durante mi estancia en la Gran Manzana. Y cono no tenía ni idea de que salía en la película, en cuanto lo reconocí di un buen alarido en el cine. No pude evitarlo. “¡Ehhh, en ese hotel estuve yo!”, grité inconscientemente. Menos mal que estaba oscuro y que nadie me reconoció.

Y es que ver el hall del Empire de repente me trajo muy buenos recuerdos no sólo porque me transportó a los buenos momentos de mi útimo viaje a Nueva York. También porque he de reconocer que el Empire es un hotel muy recomendable por varias razones:

  1. Por su excelente situación cerca de Colombus Circle y a dos pasos de Central Park, del Lincoln Center, y de Broadway
  2. Porque es un histórico. Si, el Hotel Empire en realidad (con 413 habitaciones) tiene ya más de cien años, pero en 2008 sufrió una remodelación ejemplar y desde entonces  luce con su cara más moderna. Sus luces de neón son un clásico en el sky line de Manhattan.
  3. Porque si te gusta el famoseo, tienes muchas posibilidades de encontrarte a algún que otro artista conocido ya que son muchos quienes eligen el Empire para alojarse durante sus estancias en NY.
  4. Y ahora, porque sus salones, su hall y su azotea fueron escenarios de “Sexo en Nueva York 2”. En fin, que al menos a mi me hace mucha ilusión saber que he estado sentada en el mismo sofá donde sólo quince días antes se había sentado la mismísima Sarah Jessica Parker. Todo un honor.

Booking.com

Y para los que piensen que alojarse en el Empire es un sueño imposible, ojo. No es así. Yo elegí ese hotel no sólo por su buena ubicación y por su estética y calidad. Escogí el Empire también por su precio. Sin duda, el Empire fue la opción más económica que encontré por esa zona que era justo donde yo quería alojarme, pues estaba muy cerca de la meta del maratón de Nueva York, que era la razón de mi viaje. No se si después de la promoción que el establecimiento ha tenido con la película habrán subido las tarifas pero desde luego hace seis meses el Empire no era ni mucho menos la opción más cara de Manhattan.

En fin, que el Empire es uno de esos hoteles que dejan huella. Desde luego, no se si “Sex in the city 2” será valiosa para la promoción de Abu Dhabi pues aún no tengo clara si la presencia de las cuatro chicas de Manhattan en ese país árabe ha sido bueno o malo desde el punto de vista promocional. Y la verdad es que desconozco si el lujoso hotel donde se alojan en el emirato existe o es fruto de la ficción. E ignoro si Samantha habría sido capaz de lanzar al estrellato un producto turístico como ese (a mi no me importaría intentarlo, ;-), así que si algún millonario jarabe quiere contratarme para promocionar su destino, ya sabe dónde estoy). Pero doy fe que el Empire es real y existe y es un hotel asequible y muy muy chic.

Yo si vuelvo a Nueva York, ¡ojalá pueda volver pronto! pienso repetir.

Un pensamiento en “Sexo en el hotel Empire, donde dormir en Nueva York”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *