Slow travellers en Asturias

tapiadecasariegoblog.jpg

Ayer tuve que hacer un viaje relámpago a mi Asturias natal y cual fue mi sorpresa al llegar a Ribadeo y comprobar que las obras de la autovía del Noroeste A8 habían avanzado y efectivamente, el puente que separa Galicia del Principado sobre la desembocadura del río Eo ya se había desdoblado. Es decir, los tramos de autopista aumentan, y sí, eso es una buena noticia sobre todo para los que frecuentamos esa ruta. Pero mi destino final ayer no era Oviedo como suele ser habitual. Estaba citada para una comida en Tapia de Casariego, cerca de la frontera con Galicia. Pero claro, ahora para llegar a Tapia hay que salirse de la nueva autopista. Y sumergirse en la vieja y familiar carretera por la que tantas veces he circulado antes. Pero curiosamente, cuando ayer me enfrenté a esa antigua vía ya olvidada sentí pena. Mi coche era el único que circulaba. Llovía bastante. El cielo estaba negro. La sensación era un poco desoladora.

Al final logré mi objetivo y aparqué en el puerto de Tapia. Curiosamente, cuando bajé del coche salió el sol… y como la persona a la que esperaba iba a llegar un poco tarde aproveché el instante de ese rayo de luz para pasear por el puerto, para tomar algo, sola, en uno de los pocos bares abiertos, para acercarme hasta el faro. El sol seguía brillando y el cielo se había vuelto azul de repente. “Es que en Tapia hay un microclima, a veces llueve en Ribadeo y en Navia pero aquí luce el sol, es como si las nubes hicieran un agujero para contemplar la belleza de esta bahía” me explicaba un amigo.

Finalmente mi compañero de mesa apareció. Y comimos un pescado fresco, solos, en un restaurante cercano al mar. Posiblemente, si la autopista no estuviese lista en esos tramos, habría más viajeros comiendo en Tapia, pero ahora la vía rápida aleja a la gente de este tipo de pueblos a los que a partir de ahora hay que ir, porque las carreteras hoy en día ya no invitan a hacer este tipo de paradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *