Solsticio y magia con la llegada del verano a Stonehenge

Llega junio. Y en estas fechas en el hemisferio norte ya nos estamos preparando para vivir el llamado  solsticio de verano: el día más largo del año, y consecuentemente la noche más corta.  En esta fecha tan importante nada mejor que hacer una escapada a un lugar mágico donde recargar energía.  Por ejemplo al enigmático Stonehenge, en Inglaterra.  A sólo 130 kilómetros de Londres.

Stonehenge
Stonehenge

Al llegar, ese primer contacto con las famosas piedras magalíticas suele provocar una pequeña decepción. «Anda, ¡qué pequeñas son». Yo misma lo pensé.

Pero es curioso. Es un simple desencanto pasajero. Nada más traspasar la verja que rodea (y protege) el monumento. En cuanto uno puede detenerse un instante para contemplar el conjunto, la magia del lugar hace efecto. Y se produce el hechizo. En cuestión de segundos el embrujo sustituye a la decepción.

Para valorarlo, es importante saber también ante que nos encontramos. Stonehenge —palabra nacida de la unión entre stone (‘piedra’) y henge (‘colgante’)— es el nombre bautismal del círculo de piedra prehistórico mejor conservado de los aproximadamente cien monumentos megalíticos que hay repartidos por toda Gran Bretaña.

Presume por su catalogación como la primera estructura monumental levanta en Europa. Y según las últimas teorías, se levantó unos 3000 años antes de Cristo. En esto parece haber consenso. Lo que ya no está tan claro es cual su uso original.

Stonehenge horizontal

Entre las miles de hipótesis publicadas, domina la que dice que se concibió como una especie de calendario astronómico, especialmente pensado para predecir los eclipses, lo que explicaría la matemática alineación de todos los monolitos según los movimientos del sol y de la luna.

También se habla de su función como centro de culto religioso, una especie de templo donde tenían lugar los sacrificios rituales. Lo que nadie duda es que las piedras están alineadas siguiendo los ejes de los llamados solsticios de verano y de invierno. Ambas fechas eran muy importantes para las civilizaciones primitivas. Su control era clave para definir la temporada de cosecha (en verano) o de la siembra (en invierno). Y los agricultores organizaban fiestas para celebrar la llegada del momento de recolección.

reproducción de cómo era Stonehenge originariamente.
Reproducción  de cómo era Stonehenge originariamente.

El caso es que el solsticio, es un fenómeno cíclico siempre concebido como algo sobrenatural. Según ciertas creencias, ese día hadas, duendes y seres mágicos y mitológicos salen a los campos. Han pasado muchos siglos y mucha gente aún cree en todo lo simbólico que rodea esta fecha.

Pero ¿por qué en Stonehenge ese es un día distinto?  Es en la noche del 21 de junio, las piedras adquieren un toque mágico. Es ese día cuando el sol atraviesa el círculo megalítico e incide directamente sobre la llamada “heel stone” o piedra talón. Un menhir que se levanta fuera del complejo, situado al comienzo de la avenida que dirigía al interior del conjunto.

Lo verdaderamente curioso es que aunque hoy en día el complejo no se conserva como antaño, ese rayo de sol que advierte de la llegada del verano no falla.

La fuerza del solsticio del verano y los extraños misterios que rodean a Stonehenge han atraído, a lo largo de su historia, a eruditos y devotos, a druidas, a nostálgicos y a soñadores…  de todas las clases, nacionalidades y creencias. Personas que llegan hasta este círculo poderoso desde los rincones más lejanos para celebrar en este entorno sus rituales y ceremonias. Y cargarse de energía viendo con sus propios ojos como el sol, ese día, atraviesa el eje central.  Un fenómeno único.

Lamentablemente, muchos de los asistentes tendrán que conformarse con cargar las pilas desde fuera ya que por motivos de seguridad, Stonehenge cierra esa tarde sus puertas a los turistas tradicionales… pero es un mal menor. Puede apreciarse también desde fuera a través de la verja que separa los monolitos de la carretera.

Stonehenge nani arenas

Estuve en Stonehenge hace poco, pero no era junio. Aunque no pude ver como el sol incide en la “hell stone”, si comprobé en persona que éste es un lugar  especial, único que merece la pena visitar sea la época del año que sea.

Con este post, quiero rendir mi homenaje particular a este círculo mágico. A lo mejor hay suerte y la energía positiva también se traspasa vía Internet… no lo se ¡Ojalá! ¿Notáis algo?.

Si quieres verlo con tus propios ojos, recuerda que es una excursión cómoda desde Londres. No hay más que coger un tren a Salisbury (la ciudad más cercana, en el condado de Wiltshire). Salen cada hora desde la estación de Waterloo y el trayecto dura una hora y media. En coche, se tarda poco más de una hora.

Una vez en esta zona hay muchas más cosas que ver. Más información en próximos posts.

¡Bienvenido seas VERANO!

7 pensamientos en “Solsticio y magia con la llegada del verano a Stonehenge”

  1. Sin dudas un lugar místico e interesante, lastima que no se puede acercar mas uno para observar y contemplar de forma mas cercana, como si en otros lugares similares como por ejemplo isla de pascua que uno esta a 2 metros de los moais.

  2. Stonehenge es un lugar donde se respira un ambiente especial, casi mágico. O al menos esa es la sensación que nosotros tuvimos cuando lo visitamos… 🙂

  3. Aunque no es un sitio de belleza desbordante sí que creo que es uno de esos sitios que deberían visitarse al menos una vez en la vida, y más si tenemos en cuenta su cercanía a Londres. Como curiosidad decir que se han encontrado 300 enterramientos de restos humanos previamente cremados datados entre el año 3030 y 2340 antes de Cristo. A saber cual era el verdadero propósito de Stonehenge pero yo me quedo con la teoría de los rituales!

  4. Desde luego q es un lugar especial y magico, yo estare ahi manana, y tambien he estado otros anhos, ero el mejor fue caundo estudiaba arqueologia, q tuve el privilegio de estar entre las piedras, 3 horas para mi y nuestro grupo con profesionales y estudiantes, total 15, personas y como disfrute aquel dia y tengo unas fotos unicas.
    Claro q manana no tendra las cuerdas de proteccion, q normalmente tiene el resto del anho, pero es diferente, pq esta tan a tope q las puedes tocar pero rozandote con la gente, ahora si es una experiencia inolvidable y unica, pq la entrada del soslticio te ininda de una energia, q solo estando ahi lo puedes comprobar. Y los rituales, q se llevan a cabo incluso al dia siguiente en Avebury es la continuacion del solsticio, con modernos druidas y rituales paganos y celtas.
    Y si puedes ir a Avebury hay un museo q tus hijas podran disfrutar, pq podran ver como se construyeron y fueron trasladadas algunas de las piedras, llamadas azules, exclusivas en Gales, a traves del rio Avon, en tiempos del Neolitico. Muy interesante, y tambien te aconsejo si estas por la zona q visites Devizes, e incluso la montania sagrada Silbury Hill, todo el lugar esta lleno de Lows Burrows. q son tumbas de la espoca pero claro hay q reconocerlas q no es muy facil. Ahi me encontre un trozito de silex, el cual guardo cual tesoro. Disfruta de ese lugar unico y tendras la sensacion de experimentar un viaje en el tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *