Tel Aviv en familia: playas, surf, sol y calidad de vida en Israel

Es una de las ciudades de moda. Por muchas razones. Por su ambiente, su rica oferta cultural, su buen clima mediterráneo, su luz, su excelente gastronomía… Me refiero a Tel Aviv, destino no sólo valorado por los viajeros más jóvenes que buscan unas vacaciones alternativas. La capital de Israel es también la ciudad preferida para vivir de muchas familias que llegan atraídas por los infinitos atractivos de una urbe  joven, animada y muy muy agradable. Por tanto, la respuesta a la pregunta ¿se puede viajar a Israel con niños? Mi respuesta es clara: sí.

Vistas de Tel Aviv desde Jaffa
Vistas de Tel Aviv desde Jaffa

Tel Aviv. Capital de Israel y,  entre otras muchas cosas, famosa por su silueta blanca. Por ser una de las ciudades del mundo donde se encuentran más edificios inspirados en la famosa arquitectura Bauhaus -más de 5.000 catalogados-. Fachadas blancas, de formas redondeadas y estructurar geométricas… Un tesoro protegido pro la Unesco que ha reconocido a la “ciudad blanca” como patrimonio de l a Humanidad. Esta peculiar arquitectura combina a la perfección con esa  su maravillosa luz mediterránea. Con la riquísima oferta multicultural, con ese ambiente cosmopolita. Y con el elevado nivel de vida.

BUENA IDEA
Al llegar a Israel contrata el traslado del aeropuerto al hotel en un vehículo privado a Tel Aviv (o a Jerusalén). Sin duda, la forma más cómoda de llegar pues el aeropuerto queda a más de media hora del centro de la ciudad.
Ejemplo de fachada estilo Bauhaus en Tel Aviv
Ejemplo de fachada estilo Bauhaus en Tel Aviv

Lo que no muchos ignoran es que la joven Tel Aviv (fundada hace  poco más de cien años, allá en 1909) es un fantástico destino recomendable para viajar en familia. Una urbe diferente donde tanto los mayores como los pequeños tienen el disfrute garantizado. La razón de esta rica oferta se debe a tres razones.

Tel Aviv, también conocida como "la ciudad blanca"
Tel Aviv, también conocida como “la ciudad blanca”

Primero, insisto en que Tel Aviv es una ciudad joven y por tanto diseñada según los criterios de calidad de vida de la gente de hoy en día. Los urbanistas apostaron por levantar una urbe humana y habitable, con muchas zonas verdes, plazas y zonas de ocio, con un centro comercial integrado y viviendas adaptadas al clima y a las necesidades del lugar.

El hotel Cinema, otro ejemplo de arquitectura de la Bauhaus
El hotel Cinema, otro ejemplo de arquitectura de la Bauhaus

Por otro lado, es importante destacar la la alta natalidad. En Israel las familias tienen una media de más de tres hijos  y sin duda, Tel Aviv es la ciudad favorita en la que instalarse, mucho más agradable que la “estricta” Jerusalén. Por esa razón, se ha creado una oferta llena de atractivos para niños y jóvenes.  Y puede presumir por ser un destino family- friendly. Si me crees y te animas a viajar a Tel Aviv con tu familia a Tel Aviv, lo cual recomiendo, aquí un ejemplo de algunas de las visitas y actividades que puedes realizar.

Y tercero, es una ciudad muy segura, por donde puedes pasear a cualquier hora, de día o de noche con total tranquilidad. Detalle que sorprende pues Israel es un destino que de primeras para muchos suena a “peligroso” pero curiosamente en Tel Aviv sorprende justo por lo contrario.

Booking.com
Tel Aviv es un paraiso para amantes del mar y de la playa
Tel Aviv es un paraiso para amantes del mar y de la playa

La playa de Tel Aviv

Tras la introducción toca empezar vamos a situarnos. Tel Aviv es una ciudad bañada por el mar Mediterráneo, con playas fantásticas donde disfrutar del cálido clima de Oriente Medio. Son playas urbanas, casi todas animadas y muy limpias. Dotadas de todos los servicios necesarios para su disfrute como son vestuarios,  duchas, hamacas y sombrillas, restaurantes y terrazas… Y por supuesto, zonas de juego y ¡columpios en la arena! Todo está pensado para que todos, grandes y pequeños, se lo pasen bien en toda la zona playera. Con razón. Tel Aviv presume tener más de 300 días de sol al año. Y la playa es uno de los mejores rincones para el ocio.

La luz de Tel Aviv es especial
La luz de Tel Aviv es especial

Como la oferta es amplia, conviene saber qué se busca para acertar en la elección. Por ejemplo, las playas más familiares son fundamentalmente dos: el arenal de Met zitzim, al norte de la ciudad, la lado del puerto. Y la playa de Jerusalem, más céntrica y desde la que se ve perfectamente la silueta de la vieja Yafo, zona portuaria donde nació la actual Tel Aviv.

Tel Aviv no sólo es family friendly, es también famosa por ser “gay friendly“, una de las ciudades del mundo preferida por el colectivo gay.  Y los homosexuales también tienen sus playa: la de Hilton Beach (también al norte, frente al hotel de la cadena que le da nombre y al lado de Independence Garden). Curiosamente esta playa es también una de las favoritas de los surferos, deporte que está muy de moda en Tel Aviv.

Surfer en la playa Hilton
Surfer en la playa Hilton

Si quieres sentirte como un local, cómprate  unas markot – unas raquetas de madera típicas, como nuestras palas- y prepárate para pasar horas y horas jugando con ellas en la playa.

Cabe recordar que Israel es un país judío y por tanto, también hay una oferta pensada para las familias más religiosas. Tenlo en cuenta su pasar por la playa de  Hadatiyim el arenal frecuentado por  los judíos ortodoxos y practicantes.

BUENA IDEA
Aprovecha tu estancia en Tel Aviv para hacer una visita guiada por Jerusalén con un acompañante de habla hispana. Una visita obligada a tu paso por Israel y un complemento perfecto frente a la siempre "liberal" Tel Aviv.
Faro de Jaffa
Faro de Jaffa

El arca de Noé

Como contaba en el párrafo anterior, Tel Aviv nació alrededor del viejo puerto de Jaffa (o Yafo) creado en el año ¡700 a. C! Merece la pena perderse por sus callejuelas milenarias y descubrir “historias” curiosas que seguro conquistan a los más pequeños y sorprenden a los mayores. Por ejemplo. ¿Sabías que fue aquí, en este puerto, donde atracó hace ya muuuuchos años ¡el arca de Noé! cuando el famoso diluvió universal finalizó?  Y se supone que fue aquí donde desembarcaron todos los que viajaban en ese barco.

Detalle de una calle de Jaffa
Detalle de una calle de Jaffa

Otra curiosidad (y quizá la foto más divertida) es la escultura dedicada a la ballena  que “engulló” al profeta Jonás. Y la imagen más típica de Jaffa es el árbol “colgante”, otra de las estampas que todo el mundo se lleva de este lugar.

Una de las fotos más típicas de Jaffa
Una de las fotos más típicas de Jaffa

Lo que no se yo es si Noé o Jonás reconocerían este lugar si resucitasen, pues, seguro, ha cambiado mucho desde su paso por aquí. La restauración acometida en Jaffa ha sido exquisita. Hoy en día, este laberinto de callejuelas retorcidas esconde de preciosistas tiendas de artesanía, modernas galerías de arte, coquetos cafés y estudios de artistas. Entre ellos el local donde ensaya el famoso grupo Mayumaná, internacionalmente conocido por su peculiar forma de hacer música con objetos que no son precisamente instrumentos musicales: contenedores de basura, cubos, latas, palos y objetos reciclados…

Pescadores al atardecer en el puerto de Jaffa
Pescadores al atardecer en el puerto de Jaffa

Si durante el paseo por Jaffo escuchas “sonidos” extraños no te asustes. Seguro que los Mayumaná están ensayando para su próximo espectáculo.  Y si tu visita coincide con el atardecer, muy recomendable, atento al skyline de Tel Aviv que se contempla desde este puerto.  Y a los pescadores que todos los días despiden la jornada disfrutando de la paz de este lugar sentados con sus cañas en el muelle probando suerte a ver cuántos pican.

Flea Market en Jaffa
Flea Market en Jaffa

El paseo marítimo de Tayelet

Si te gusta caminar, te gustará saber que en  Yaffo nace el paseo marítimo de la Tayelet. Es una ruta peatonal de aproximadamente catorce kilómetros que atraviesa Tel Aviv,  desde el viejo puerto milenario hasta el norte de la ciudad. Se puede hacer a pie, corriendo, en patines, en skate o en bicicleta. A quienes les guste pedalear, tranquilos, no hace falta llevar la bicicleta en la maleta. Hay en Tel Aviv una gran oferta de alquiler de bicicletas, con puntos de recogida repartidos por toda la ciudad. Para coger una sólo hace falta tener a mano la tarjeta de crédito y ¡listo!

Si decides hacer el paseo caminando y te cansas, no pasa nada. A lo largo del recorrido encontrarás playas donde darte un chapuzón. Y por supuesto también varios cafés donde tomar algo, heladerías y bancos dispersos por todo el camino donde uno puede sentarte a disfrutar del  sol y a contemplar el, seguro, animado el ambiente.

Las playas de Tel Aviv están equipadas con cafés, restaurantes...
Las playas de Tel Aviv están equipadas con cafés, restaurantes…

Bulevar Rothschild

Toca ahora recorrer el centro más moderno de Tel Aviv. Y para eso ponemos rumbo al Bulevard Rothschild es una de las calles más famosas, su arteria aorta.

Una vez allí, recomiendo una parada para cargar energías en un lugar tentador, que al menos a mi me pierde. En el número 45, encontramos el Max Brenner Chocolate bar. Dicen que es la “Meca del chocolate”. Este preciado dulce es el protagonista de la cartas y o ofrecen en todas sus formas, colores y texturas. También hay una tienda tan golosa y colorista donde te costará no pecar. Es sin duda, el momento más dulce que vas a vivir en Tel Aviv.

El pasaíso del chocolate en Tel Aviv
El pasaíso del chocolate en Tel Aviv

El mercado de Carmelo

Y del moderno Bulevard Rothschild  al tradicional mercado de Carmelo, el mejor lugar donde empaparse de los sabores de Israel. Una sinfonía de colores y aromas exóticos. Un laberinto de puestos de frutas, verduras (algunas realmente extrañas), dulces y pasteles, especias de mil olores y colores, pescados frescos, carnes que se muestran colgadas en ganchos gigantes y comidas preparadas para llevar, la mayoría completas desconocidas ante los ojos de los occidentales.

Puesto de dulces en el mercado del Carmelo
Puesto de dulces en el mercado del Carmelo

A esta escena debemos sumar los ruidos de voces, los sonidos de los electrónicos que escupen músicas, tertulias radiofónicas a todo volumen y por supuesto el bullicio de la gente, mucha gente, locales y turistas, que día a día pasan por este mercado.

En el mercado del Carmelo se vende de todo
En el mercado del Carmelo se vende de todo

La pregunta típica de los visitantes es siempre la misma ¡pero qué es eso! La cara de “sorpresa” ante los nuevos sabores está también garantizada. Ah, y muy importante. No te vayas del Carmelo sin tomar un zumo de granada con naranja. Mmmm.

En todo Oriente Medio se consume mucho zumo de granada
En todo Oriente Medio se consume mucho zumo de granada

Compras en Neve Tzedek y Sarona

Son dos de los barrios alternativos de Tel Aviv. Ambos recomendables para un paseo tranquilo, con cafés donde apetece sentarse a tomar algo mientras se lee el periódico,  con muchas tiendas encantadoras y diferentes que abarcan todos los conceptos: ropa y moda, decoración, estudios de artistas…

Escaparate en el Neve Tzedek
Escaparate en el Neve Tzedek

Empezamos por el Neve Tzdek, en el sur de la  ciudad. Palabras cuya traducción al castellano podría ser “oasis de justicia”. Así lo bautizaron sus fundadores allá por 1887. Un grupo de judíos residentes en la vecina Yafo,  que buscaron un rincón tranquilo estratégicamente situado cerca del viejo puerto y en centro.

Hoy podríamos rebautizar en barrio como “oasis de la modernidad”. Pues esa es la sensación que transmite este barrio de casitas bajas, y coloristas, de no más de tres pisos. Algunas, las que se han restaurado impecables y otras muy deterioradas. Un contraste. Y una estética que choca con el resto de la ciudad repleta de grandes edificios. Podríamos decir que el Neve Tzedek es también un oasis arquitectónico y casi un pequeño secreto. Mucha gente pasa por Tel Aviv sin pisar la calle Shabazi donde se concentran casi todas las tiendas de ropa, librerías, decoración…  Un error.

Panorámica nocturna de Tel Aviv
Panorámica nocturna de Tel Aviv

Lo mismo ocurre con Sarona. Un barrio situado un poco más al norte. Antaño poblado por familias de peregrinos alemanes que se instalaron en “Tierra Santa“. Y que actualmente se ha reconvertido en una zona residencial emergente. Es por tanto otro oasis urbano. Con casas de nueva construcción, pequeñas empresas y calles llenas de tiendas y cafés donde se respira una atmósfera innovadora. No dejes de recorrer las calles Haarba y Eli’ezer Kaplan.

Surferos al atardecer
Surferos al atardecer

Un paseo por el parque de Hayaekon

El paseo marítimo que nace en Jaffa finaliza en el parque de Hayarkon ya en el norte de Tel Aviv. Puede decirse que es una réplica del Central Park neoyorquino en todos los aspectos, tanto en extensión -abarca más de cuatro kilómetros cuadrados- como en su estética. Recomendable es dar un paseo en bicicleta por la orilla del río y hacer un picnic, jugar partida de cricket (deporte muy practicado en Israel).

En Tel Aviv es fácil encontrar gente con tabla de surf por la calle
En Tel Aviv es fácil encontrar gente con tabla de surf por la calle

Los fines de semana se llena de familias que pasan el día disfrutando de todas las posibilidades del parque. Y no falta un lago artificial donde pueden alquilarse barcas, estanques varios con patos. También hay un rocódromo donde los más atrevidos pueden hacer sus pinitos como escaladores.

Este es un pequeño resumen con ideas para disfrutar de Tel Aviv. ¿Alguna experiencia que añadir?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *