Tulipanes de colores en el jardín de Keukenhof en Holanda

Hay diferentes avisos que nos confirman que la primavera ha llegado. Pero para mi, hay un indicador clave que confirma la entrada de la estación más colorista; la apertura de Keukenhof, una de as atracciones más bellas que ofrece Holanda y una de las más efímeras. Es un “parque” muy especial, catalogado como “el jardín florido más hermoso del mundo”. La visita a este océano de colores y olores es una experiencia muy recomendable.

Keukenhof es famoso por su colorido
Keukenhof es famoso por su colorido

Problema. Es un viaje sólo apto para previsores pues la vida de  Keukenhof es muy corta. Abre sólo dos meses al año, siempre en primavera, cuando los tulipanes que allí se exhiben y e resto de flores y plantas están en su mejor momento. Este año, 2017, Keukenhof abre del 23 de marzo al 21 de mayo, por tanto ¡toca organizar el viaje YA!. Los indecisos que apuren.

Si estás en Amsterdam en estas fechas, no lo dudes. Haz una visita de ida y vuelta a Keukenhof, con alguna empresa que organice la jornada con transporte desde Amsterdam con entrada al parque (y guía en español). De verdad, no lo dudes, merece la pena.

El tulipán es el producto estrella de la economía holandesa
El tulipán es el producto estrella de la economía holandesa

Los tulipanes, la flor más preciada

¿Pero qué hay que ver en Keukenhof? ¿Por qué merece la pena ese viaje? Como decía antes, para muchos es el parque más hermoso del mundo. Y uno de los más grandes. No es una exageración. Acoge más de !7 millones de flores! repartidas en un área gigantesca que supera las 32 hectáreas. Probablemente los tulipanes, la flor típica imagen de Holanda, con sus miles de colores son los que más llaman la atención.  ¡Se calcula que hay más de cinco mil tipos diferentes y muchos de ellos están al alcance de todos en Keukenhof!

Pero los tulipanes no están solos. Conviven con árboles centenarios, lagos, arbustos… y lo mejor. Todo está perfectamente organizado para que los mayores pasan un buen día contemplando la belleza de unos paisajes impecables, preciosistas, diseñados al detalle por los mejores paisajistas para seducir a todo el que pasa por aquí. Y muy importante, también está todo pensado para que los niños disfruten del contacto con la naturaleza. No sólo por el colorido, sino por lo bien cuidado que está todo.

Keukenhof está diseñado por los mejores paisajistas
Keukenhof está diseñado por los mejores paisajistas

Un jardín para niños

Keukenhof es, sin duda, un destino pensado para familias. Para empezar, al sacar la entrada, los pequeños visitantes ya reciben unas pinturas y un librito de actividades con dibujos para colorear, juegos y pistas a seguir por el jardín, pasatiempos.

Los niños al entrar reciben su cuaderno de actividades
Los niños al entrar reciben su cuaderno de actividades

Luego, ya dentro de Keukenhof hay columpios (de madera y muy ecológicos), tirolinas, animales, zonas de actividades donde, por ejemplo, hay sillas que cuelgan de los árboles (algunas de acceso muy complicado) o diminutas casitas de madera donde la imaginación vuela.

En Keukenhof hay sillas y casas en los árboles
En Keukenhof hay sillas y casas en los árboles

Cada año cambia la oferta y seguro que la del 2017 esconde muchas sorpresas, juegos innovadores y una ampliada oferta para las familias que llegan casi en masa. Sirva como referencia que en 2016 Keukenhof superó el millón de visitantes. Por suerte, el espacio es tan grande que no se percibe la sensación de agobio. Incluso tendrás la sensación en muchos momentos de estar solo.

Zona de juegos en Keukenhof
Zona de juegos en Keukenhof

También hay estanques con cisnes, fuentes. Puestos de artesanía, obras de arte dispersas por todo el recinto, artesanos trabajando como por ejemplo, el hombre que talla en directo típicos zuecos holandeses, un laberinto, rincones con animales, y lo mejor, zonas donde uno puede tumbarse a descansar y disfrutar del entorno.  También hay  un gran molino de viento típico holandés al que se puede entrar y subir.  Buen sitio para contemplar una panorámica de los alrededores del parque, llenos de plantaciones de tulipanes. Holanda es el productor de flores cortadas más importante del mundo y en esta zona se sitúan algunas de las plantaciones más importantes del país. El colorido es único.

También se celebran talleres de manualidades con las flores como protagonistas, desfiles en días señalados. Siempre hay algo que hacer.

El molino de Keukenhof está abierto al público
El molino de Keukenhof, de 1892, está abierto al público

Por supuesto, hay también restaurantes con menús infantiles. Y si hay suerte y hace sol, comer al aire libre rodeado de flores es una gozada.

Area con animales en Keukenhof
Área con animales en Keukenhof

La Edad de Oro de Keukenhof

Además, todos los años Keukenhof tiene un tema que marca la temporada. Este año el jardín está dedicado al “diseño holandés”  y entre las muchas actividades previstas habrá un jardín dedicado especialmente a Mondrian y a Rietveld, dos de los nombres más representativos.

Keukenhof está pensado para el paseo
Keukenhof está pensado para el paseo

Guía práctica para llegar a Keukenhof

A la hora de organizar el viaje, anotar que  Keukenhof está en Lisse, un pueblo situado a unos cuarenta kilómetros al suroeste de Amsterdam. Para llegar lo mejor es coger un tren a Leiden y luego coger un autobús a Keukenhof.

Se pueden comprar entradas combinadas de tren hasta Leiden y acceso al jardín, son las llamadas Rail Idee, y se venden en las principales estaciones de tren holandesas. Una vez en Leiden, también se puede alquilar una bicicleta para llegar al jardín a través de una ruta que atraviesa campos floridos de jacintos, narcisos y tulipanes.

Los alrededores de Keukenhof están llenos de plantaciones de flores
Los alrededores de Keukenhof están llenos de plantaciones de flores

Keukenhof abre todos los días, de 8 a 19.30 horas y las entradas cuestan 16 euros para los adultos y 8 euros para los niños de 4 a 11 años. Los menores de 4 años entran gratis. Y si decides acceder al parque en coche, ten en cuenta que aparcar cuesta 6 euros.

Imagen del jardin de Keukenhof en Holanda
Imagen del jardin de Keukenhof en Holanda

Si estos días van a estar de paso por Holanda, o no sabes adónde viajar con sus hijos, no lo dudes. Keukenhof es una opción muy recomendable a tener en cuenta.

La industria de las flores en Holanda

La visita a Keukenhof es también excelente oportunidad para profundizar en la importancia de la industria de las flores en Holanda, país que presume por ser el máximo productor del planeta y donde se concentra el 80% del mercado mundial de flores cortadas. Otro dato curioso. La  empresa que coordina la subasta de flores en el país, la Flora Holland, gestiona el noventa por ciento de mercado, vende a diario ¡más de 50 millones de flores!

Keukenhof es un punto de ecnuentro para profesionales de las flores
Keukenhof es un punto de ecnuentro para profesionales de las flores

Estas cifras millonarias son claves para entender la importancia Keukenhof. Este jardín algo más que una atracción turística, es todo un un símbolo para los Países Bajos. El lugar donde se celebra,  los terrenos donde se hallaba la residencia de la duquesa Jackeline de Baviera, y donde ella cultivaba plantas y especias de uso culinario. Ese es el origen del nombre, pues Keukenhof en neerlandés se traduce como “el huerto de la cocina”.

El tulipán, la flor más preciada de Holanda
El tulipán, la flor más preciada de Holanda

Tras el fallecimiento de la duquesa, el gobierno holandés encargó a varios  paisajistas expertos un rediseño del espacio. Y ya en 1949, un grupo de productores de flores decidió utilizar todo el terreno para exponer sus productos a compradores llegados desde todo el mundo. El éxito fue tanto que al año siguiente, en 1950, la muestra se abrió a a todos los públicos. Y así hasta hoy. Keukenhof tiene una parte lúdica pero es también un punto de encuentro para profesionales de este sector, por tanto, es también una referencia donde trabajar y hacer networking.

La importancia de los tulipanes se ve por todo Keukenhof
La importancia de los tulipanes se ve por todo Keukenhof

La “tulipomanía!

Para cerrar un apunte histórico que creo ayuda también a comprender el peso de este mundo para los holandeses. En los años más prósperos el comercio de flores llegó a mover tanto dinero que culminó con la llamada “tulipomanía”. Palabra con la que se denomina la “fiebre especulativa” que se desató en Holanda allá por 1630 que culminó con una cotización multimillonaria de los bulbos de los tulipanes, que llegaron a alcanzar precios desorbitados como ¡cien dólares -de le época- el bulbo!. Una burbuja que desembocó en una de las crisis más grandes en la historia de Holanda.

La “tulipomanía” hoy en día se ha sustituido por al “tulipadicción” Seguro que entiendes lo que significa después de visitar Keukenhof.

¿Has estado ya en el jardín? ¿Algún consejo que añadir? ¿Nos cuéntas qué tal fue la visita?

Un pensamiento en “Tulipanes de colores en el jardín de Keukenhof en Holanda”

  1. Qué acierto recomendar este parque!! Yo también estuve allí con mis hijos, y fue una experiencia fantástica para todos. Toda Holanda es muy recomendable para ir con niños, hay opciones buenísimas para ellos. Tienes que hablar un día de Efteling. Un parque de atracciones precioso y muy cuidado, con muchísimo encanto. Y que yo creo que es un gran desconocido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *