Un chupito de koskenkorva

¿Han leído “los hombres que no aman a las mujeres” primer libro de la trilogía Millenium?

El libro trata de un periodista, Mikael Blomkvist, que se ve envuelto en una investigacion y para trabajar se traslada a vivir a una cabaña escondida en un pueblo perdido en el norte de Suecia.

Yo estoy en Finlandia pero al retirarme ayer por la noche a la cabaña donde me toca dormir (situada en una granja en Lomamokila, cerca de Savonlinna) rodeada de nieve entendí mejor las sensaciones que Blonkvist describe en el libro: soledad, silencio absoluto, frío polar (había seis grados bajo cero).

Eso sí, de miedo nada. En Finlandia el viajero se siente siempre seguro. El ataque de pánico sólo me sobrevino cuando nuestra guía, Carla, nos dijo que como despedida a este viaje nos invitaba a darnos un baño nocturno en el lago y a nadar entre el hielo.

Todos pensabamos que estaba tomándonos el pelo. Pero no. Al poco llegaron unos chicos con unos trajes de neopreno especiales, de color rojo intenso. Una especie de disfraz de teletubie (mañana subiré fotos) graciosísimo pero calentito y estanco completamente. Con ese disfraz, uno puede meterse en el agua helada sin tener sensacion de frío. Y lo que es mejor, se flota de tal manera que parece que se esta en la luna. La sensacion es de ingravidez total. INCREÍBLE y divertidisimo.

Nos reímos mucho unos de otros al vernos con esas pintas. Y disfrutamos a tope del baño sin congelarnos.

Surviving in the ice

Una buena cena nos ayudo a calentar el estomago. Y los chupitos de koskenkorva (el vodka local) nos hizo hervir el cerebro.

Esta fue mi despedida de Finlandia. Ahora sigo aqui pero si todo va segun lo previsto, esta noche ya dormire lejos de la nieve. Y ya no pensaré en Mikael Blomkvist ni en su companera, la peculiar Lisbeth salander.

Me quedan pocas horas en este maravilloso pais pero seguro que seran intensas. Finlandia en invierno es sinonimo de aventura. Y doy fe que de eslogan nada. Es totalmente cierto. La nieve es maravillosa para quienes se animen a disfrutar de ella.

Finlandia. Merece la pena.

4 pensamientos en “Un chupito de koskenkorva”

  1. He leido el primer libro de Stieg Larsson del que hablas y desde que lo lei me da miedo pensar en esos ambientes nevados y frios. Los nordicos tienen fama de estar un poco locos no crees? Creo que me atreveria a viajar alli en invierno por muchas cosas que se puedan hacer. En verano qe hay mas sol debe ser distinto. Menos terrorifico no?

  2. me has convencido: proxima parada Finlandia!y doy fe de que los alces se cruzan en tu camino cuando menos te lo esperas como en la vecina Suecia: imaginate el coche rodeado de un “rebaño” de alces una mañana de primavera! surrealista, solo faltaba Papa Noel!

  3. cada cosa tiene su encanto pero

    ¿¿nieve o playa??
    ¿¿playa o montaña??

    CONCLUSIÓN:. lo mejor… no tener que escoger.
    Podemos buscar momentos para cada cosa.

    (YO ME QUEDO CON EL SOL Y LA PLAYA)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *