Hotel con personalidad donde dormir en Aberdeen, Escocia

Uno de los encantos de Escocia es que se puede dormir en castillos. Durante mi última escapada tuve la suerte de pasar la noche en uno situado en Aberdeen. Bueno, más bien es una mansión pero en su interior yo me sentí como una princesa de cuento. Es el Mercure Aberdeen de la cadena Accor. Muy recomendable.

En el post anterior os contaba cómo uno de mis sueños viajeros se hicieron realidad durante mi viaje a Escocia visitando el bello pueblecito de Pennan, escenario de una película clásica (“Local Hero”) que me había conquistado.

Pero tenía más. Era clave para mi, en algún momento de mi viaje por las Tierras Altas, pasar la noche en una mansión o en un castillo. ¿Tópico? Sí, claro pero no por eso menos apetecible. Viajar a Escocia y pernoctar en un establecimiento corriente no encajaba en mis planes. Un recorrido especial por un destino mítico exigía un alojamiento mágico. Y lo encontré, aquí cerquita, a menos de una hora de Pennan. ¿Os gusta?

Hotel Mercure Ardue, en Aberdeen, Escocia
Hotel Mercure Ardue, en Aberdeen, Escocia

¡Bienvenidos a mis aposentos en una mansión estilo victoriano del siglo XIX, hoy reconvertida en en Mercure Aberdeen Ardoe House Hotel and Spa No es exactamente un castillo pero lo parece. ¿A qué sí?

Suite en el hotel Mercure de Aberdeen
Suite en el hotel Mercure Ardoe House Hotel, de Aberdeen

Lo mejor de este hotel no es sólo su ubicación, a cinco minutos de Aberdeen capital y en una zona estratégica para visitar la costa de la región. Lo que más me gusto fue su marcada personalidad escocesa. Y no es casual. La marca Mercure, una de muchas muchas que gestiona de la cadena hotelera internacional Accor, es el segmento que más hincapié hace en el anclaje cultural en la región donde se ubica. Confirmo que así es.

Detalle decorativo en el hall del hotel
Detalle decorativo en el hall del hotel

Detalles escoceses en las Tierras Altas

Desde que pones un pie en el interior de este imponente edificio, todos los detalles te recuerdan que estás en Escocia, y eso lo agradezco, pues lo reconozco. Estoy un poco harta de esos hoteles internacionales y funcionales, carentes de personalidad que están tan de moda en estos tiempos. Cuando viajo me gusta sentir que estoy fuera de mi casa, percibir los detalles de otra cultura, de otra forma de ver y vivir la vida. Y en este hotel la esencia escocesa está tan presente que a mi a mi al menos, me conquistó.

escocia chivas hotel

Desde esa bienvenida, con una botella de Chivas  en la habitación (como debe ser en la tierra del whisky). A la decoración con motivos escoceses en todos los rincones. Y un detalle simpático que quiero destacar: el scottish doorstop con que se sujetaba la puerta de mi habitación, que por cierto… a parte de tener personalidad era muy original (me gustó tanto que compré uno parecido para regalar).

Detalle del scottish doorstop
Detalle del scottish doorstop

Un escenario con un protagonista: esa bañera de época situada ante mis ojos. ¡Fantásticol! Definitivamente, me encantó. No sólo mi habitación sino también el restaurante, el ¡whisky bar! Y esos confortables salones, con paredes de madera y donde descansar sentado tranquilo en un cómodo sillón con orejeras con una copa de “escocés”  en las manos, por supuesto.

Whisky bar
Whisky bar

Una experiencia muy agradable que creo es mi deber compartir.  A mi al menos me gusta tener localizados hoteles recomendables por todo el mundo. Son como pequeños tesoros.

Este establecimiento es pues una buena propuesta donde hacer parada y fonda si piensas hacer un viaje por la región de Aberdeenshire y recorrer las Tierras Altas de Escocia que tanto tanto tienen que ofrecer.

Detalle calle principal de Ballater
Detalle calle principal de Ballater

La ubicación es perfecta no sólo para visitar la costa. Rumbo hacia el interior hay también pueblecitos de postal como Braemar y Ballater.  O  ¿qué tal una escapada hasta el también cercano castillo de Balmoral, residencia de verano de la Reina Isabel II? ¡A lo mejor tienes suerte y te cruzas a algún miembro de la familia real británica haciendo senderismo por el Parque Nacional de Cairngorms, actividad al que que, se con certeza, son aficionados! No es una opción descabellada, te lo aseguro.

Con este post concluyo mi viaje por Escocia, pero tengo claro que volveré. Me fascina este destino y la opción de poder volar con Vueling directamente a Edimburgo (desde Barcelona) creo que lo convierte en un destino más apetecible y accesible. ¿No crees?

 

 

Un pensamiento en “Hotel con personalidad donde dormir en Aberdeen, Escocia”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *