Parada en el Monasterio de Yuste, Cáceres, donde murió Carlos V

Sigo viajando por las carreteras españolas y haciendo caso a los consejos de algunos de vosotros he decidido coger la Vía de la Plata rumbo sur con idea de parar en un lugar al que siempre había tenido ganas de ir. Saludos desde el Monasterio de Yuste, en la comarca extremeña de la Vera (Cáceres).

Monasterio de Yuste

Un enclave  de gran importancia histórica famoso por ser la última morada de Carlos I de España y V de Alemania (hijo de Felipe el Hermoso y Juana de Castilla (la Loca) y nieto por línea materna de los Reyes Católicos). Fue este el último destino del que fue el primer monarca español de la casa de Austria, nacido en Gante (Flandes, Bélgica) un frío 24 de febrero de 1500. Y quien desembarcó en el puerto de Laredo (Cantabria) un 26 de septiembre de 1556.

Desde allí inició un largo viaje a través de la península rumbo sur con la intención de pasar los últimos años de su vida tranquilo y rezando en un palacio construido expresamente para él anexo a este monasterio y convento. Quiso el destino que su estancia fuera más corta de lo que se pensaba ya que el emperador murió pocos meses después de su llegada enfermo de malaria. Falleció el 21 de septiembre de 1558.

Habitación de Carlos V en el monasterio de Yuste

Las últimas semanas de su vida los paso Carlos V postrado en esta cama, estratégicamente situada frente a una ventana que comunicaba con la iglesia del monasterio.

De esta manera, el emperador podía ver desde su lecho el altar donde los monjes oficiaban sus ceremonias religiosos. No es ninguna exageración afirmar que Carlos V murió rezando. Fue siempre muy devoto y opinaba que: “el español era el mejor idioma para la oración, el francés era el idioma del amor y el alemán el mejor idioma para la guerra.”

Retrato de Carlos V y su esposa Isabel de Portugal

Han pasado muchos años y el tiempo ha hecho mella en el viejo monasterio y en el palacio anexo donde ha habido incendios, épocas de abandono… pero actualmente todo se ha recuperado y los visitantes que se acerquen hasta Yuste podrán contemplar la austeridad con la que vivía el emperador recorriendo las distintas estancias de su palacio. Sólo hay una novedad en el lugar: desde hace unos meses ya no hay monjes en el monasterio.

Los seis que quedaban, miembros de la orden de los Jerónimos, -a la que ya pertenecían los religiosos que había en Yuste durante la estancia de Carlos V-, se han mudado al monasterio de El Parral, en Segovia, el único que le queda a la orden en España.

En fin, que creo que la parada y el viaje ha merecido la pena ya que el Monasterio de Yuste además de ser un lugar con gran fuerza histórica y en cuyo ambiente flota una espiritualidad especial, es también un enclave de gran belleza. Merece la pena perderse por este entramado de carreteras comarcales y pueblecitos cargados de historia por las que circularon tantos viajeros, famosos y anónimos.

5 pensamientos en “Parada en el Monasterio de Yuste, Cáceres, donde murió Carlos V”

  1. yo tambien me retiraria en extremadura una gran desconocida llena de rincones increibles como este. recomiendo la visita a yuste a todos

  2. Hola, siento discrepar pero Carlos I desembarco en España por primera vez en el puerto de Tazones, Asturias. Saludos.

  3. Hola, soy un viajero encantado, porque me gusta visitar los sitios que me dan paz o por lo menos me hacen parte de los sitios que visito. He recorrido muchos, y cansado de las grandes ciudades he decido como Carlos I, no digo retirarme pero hacr una parada en este lugar maravilloso que es la Comarca de la Vera. Conozco la zoan hace muchos años, pero nunca encontre el momento para quedarme, por suerte ha llegado un poco obligado por la situación económica actual y por dejar que pase el chaparrón. Así que aqui estoy recorriendo los senderos, caminos, gargantas y descubriendo cada dia la maravillosa tranquilidad que ofrece este lugar, y como no soy nada egoista lo comparto con amigos y con la gente que quiere verlo de verdad. Os invito a visitarlo y al que le apetezca o necesita información qu me busque por los caminos, ya sea por los de la naturaleza o por los de la tecnológia.

  4. Pingback: Tweets that mention Una parada en el Monasterio de Yuste, al norte de Cáceres | La viajera empedernida -- Topsy.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *