Vinos y experiencias en la bodega y museo Vivanco, en La Rioja

Me lo habían dicho, lo había leído en varios reportajes pero he de confesar que hasta que no lo ví con mis propios ojos no me lo creí del todo. Ahora me toca dar fe de que la visita a Vivanco es una de esas experiencias que todo aquel a quien le guste el mundo del vino debe vivir. Y he visitado ya unas cuantas, lo que me permite comparar y valorar.

vivanco bodega entrada

Ya la llegada impresiona. Nada más ver las instalaciones de esta bodega, que reina sobre una ladera en Briones, en la Rioja Alta (a media hora en coche desde Logroño), uno ya se da cuenta de que este es un lugar especial. Definitivamente, no sorprende saber que Vivanco es ¡el primer destino turístico de La Rioja!

Sala de tinos de roble frances vivanco

Una vez en la bodega hay muchas opciones pues los creadores de este mundo, la familia Vivanco, son todo menos conformistas. Su idea, a la que han sido fieles casi desde sus orígenes cuando Pedro Vivanco empezó a producir vino allá por 1915, puede resumirse en una frase que creo define perfectamente el proyecto: “devolver al vino lo que nos ha dado”. Pues eso es justo lo que han hecho. Poco a poco, han logrado crear un universo riquísimo en torno al vino que se aprecia en todos los rincones. Pero lo mejor es que lo han hecho con una pasión que se palpa en el ambiente.

Booking.com

Por tanto, si te animas a exprimir esta experiencia a tope, organiza la visita sin prisas. La jornada promete.

Lo mejor es comenzar la jornada por el museo de la Cultura del Vino. Mientras camino por los cinco espacios temáticos que dan forma al recinto entiendo perfectamente por que la OMT-ONU lo ha calificado como “el mejor museo de vino del mundo”. Yo apuntaría también el más completo pues dudo mucho que haya algún centro otro similar. Y tan didáctico. Todo está pensado para que el visitante se entretenga mientras aprende y profundiza en todo lo relativo al cultivo, elaboración y comercialización del vino. Se pueden contemplar desde viejas piezas de labranza hasta una detallada exposición sobre la evolución del cultivo de la vid, los distintos tipos de plantaciones, las enfermedades y los tratamientos, los variados métodos de recolección, los sistemas producción, el envejecimiento del vino, el  almacenaje y embotellado, los medios de trasporte y como no, también hay una parte dedicada a los sentidos.

Picasso vivanco

Llama la atención la valiosa colección de piezas arte que incluye obras de artistas de prestigio como Picasso, Juan Gris, Sorolla. Y no faltan curiosidades como la parte dedicada a la colección de sacacorchos, con ¡más de 3000 piezas procedentes de todo el mundo! O un video muy interesante donde te explican como se hace una barrica.

cata vivanco

Una vez empapados de vino, toca degustarlo. Es la clave de la visita. Y para abrir boca, nada mejor que una cata donde yo al menos descubro otra curiosidad. Las botellas de Vivanco son distintas a todas las demás, con una boca ancha que las caracteriza y que según nos explican actúa como recoge gotas. Por cierto, también me compré unos marcacopas de colores que son un éxito en todas las cenas que organizo en mi casa. La verdad es que hay a la venta mil curiosidades relacionadas con el mundo del vino que seducen.

restaurante vivanco brindis

También puedes degustar los vinos durante la comida. La bodega cuenta con restaurante donde sirven especialidades típicas de la comida riojana. Comer o cenar y brindar mientras contemplas las 400 hectáreas de viñedos de la bodega es otra de esas experiencias únicas que dejan muy buen sabor de boca.

viñedos vivanco

Aunque quizá lo que a mi mas me marcó de mi visita a estas bodegas fue que tuve la suerte de asistir a un concierto de guitarra española, dirigido por el riojano Pablo Saínz Villegas en una de las salas, y en un escenario rodeado de barricas.

villegas vivanco

Sí. Además de todo lo mencionado anteriormente, la familia ha apostado por dar un paso más allá, y ha creado programa cultural en el que no faltan la música, recitales poéticos, veladas literarias (Santiago Vivanco, uno de los hijos de la saga es un gran aficionado a la poesía) y todo tipo de espectáculos que aportan un toque diferenciador. Tiene sentido. No olvidemos que el dios Baco, además de rendir honores al vino era también la deidad del teatro y de las artes. Ese aspecto lo tienen muy claro. Es la llamada Cultura del Vino.

vivanco experiencias manos

Sin duda, la visita a esta bodega esconde sorpresas y deja huellas imborrables. 

Un pensamiento en “Vinos y experiencias en la bodega y museo Vivanco, en La Rioja”

  1. Hola, soy Rolando de bodegasyvinos.info y me gustaría comentaros que he tenido la oportunidad de visitar la bodega y el museo Vivanco y quedé fascinado. Disfruté mucho de sus instalaciones, el museo y su propuesta gastronómica acompañado de sus excelentes vinos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *