Visitar Flushing Meadows, sede de US Open en Nueva York

Aunque no soy aficionada al tenis, he visto que estos días se celebra el Abierto de EE.UU. Ver ese estadio lleno de gente me ha traído a la memoria mi última visita a Nueva York.

Estábamos dando un paseo por Queens, el distrito dormito­rio por excelencia de la Gran Manzana (y uno de los principales puntos de acceso a Nueva York ya que en sus entrañas se ubican dos de los principales ae­ropuertos: La Guardia y el JFK.

Y de repente, casi sin querer nos chocamos con  el mítico parque de Flushing Meadows, famoso porque allí se encuentra el USTA Billie Jean King National Tennis Center, sede del US Open de Tenis que justo se celebra estos días. Especialmente conocido entre los forofos de este deporte es el mítico estadio de Arthur Ashe, uno de los más grandes del mundo y cuyas tribunas tienen capacidad para unas ocho mil personas, lo que genera (según dicen los que han estado) una atmósfera que no se repite en ninguna otra cita del Gran Slam.

Entrada principal al USTA Billie Jean King National Tennis Center

Pero insisto. A mi que no me apasiona el deporte, lo que más me llamó la atención de aquella visita no fue el estadio (que por cierto, una vez allí no parece tan grande como se ve en la tele). Lo que más me chocó es el parque de Flushing Medows Corona Park donde está escondido este complejo, una gran zona verde que curiosamente, hace menos de un siglo, era un gran vertedero.

Booking.com

Allá por los años 30 el urbanista Robert Moses, responsable del diseño del extrarradio de Manhattan, decidió sanear aquella zona para situar allí el recinto de la Feria Universal que se celebró en Nueva York en 1939.  Y Así fue. Las grandes extensiones de basura y ceniza se convirtieron por arte de magia en una enor­me pradera, donde se celebró la exitosa feria.

En 1965, el mismo parque acogió una segunda feria mundial para la que se constru­yó el Unisphere, una esfera del mundo gigante que por cierto, aparece en la película Los hombres de Ne­gro (Men in Black), con Tommy Lee Jones y Will Smith. Frente a la esfera está el Museo de Queens, donde se expone una hermo­sa maqueta de Nueva York que les aseguro merece la pena visitar.

Unisphere

Así pues, este parque es algo más que un lugar mítico para los aficionados al tenis. Hoy, esta zona de Queens presume ya por ser un buen ejemplo de cómo Nueva York transforma y reinventa sus espacios públicos.

Ah. Por si se animan a huir de Manhattan y escaparse hasta Flushing Medows, atentos. El complejo está a unos 30 minutos en metro desde Times Square (línea 7).

Una vez allí, aprovecha también para dar un paseo por el barrio, habitado en su mayoría por asiáticos y latinos. Verás otra cara de Nueva York que seguro te sorprenderá. Porque no lo olvides. Nueva York es algo más que Manhattan. En los otros barrios que dan forma a esta gran urbe también hay vida y merece la pena ver cómo transcurre el día a día lejos de los grandes rascacielos.

2 pensamientos en “Visitar Flushing Meadows, sede de US Open en Nueva York”

  1. hola muy bueno el articulo.- Una sola consulta , se puede comprar entradas el mismo dia para conocer el estadio? Hay algun museo del tenis ahi adentro? Muchas gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *