Visita obligada a la embajada de España en Panamá

Puede ocurrir, y a Kike le tocó. Salió a tomar algo al bar de moda en Bocas del Toro (el Barco Hundido) y en un descuido alguien le robó el bolso donde llevaba la cámara de fotos, tarjetas de crédito y lo que es peor, el PASAPORTE. Una faena sobre todo si tenemos en cuenta que hoy Kike tenía que volar desde Bocas del Toro a Panamá City… y esta noche Kike tenía que volar desde Panamá a Ámsterdam. Y desde allí ya a Madrid.

Para que le dejaran embarcar en el primer vuelo hubo que hablar con Inmigración y con la ayuda de la delegada del IPAT (Instituto Panameño del Turismo) en la zona Kike pudo viajar a pesar de estar indocumentado.

Una vez en Panamá City, Kike tuvo que ir raudo a la embajada de España, un lugar que todo viajero debe tener siempre como referencia durante su estancia en el extranjero ya que es el personal de la embajada (o el consulado en su defecto) el único que pude ayudarnos en estos casos. Por suerte, Kike tenía en su maleta una fotocopia del pasaporte (algo que todo viajero previsor debe hacer siempre) y entre eso y la correspondiente denuncia (otro trámite obligatorio en caso de robo) le redactaron una especie de salvoconducto temporal sustituto del pasaporte en el que se acreditaba su identidad y el motivo de su viaje.

Al final Kike tuvo suerte y pudo embarcar… y podrá regresar a España en el día previsto. Pero una vez recobrada la tranquilidad (nos tuvo preocupados a todos sus compañeros durante toda la mañana) no puedo contenerme y voy a echarle mi pequeña bronca.

Lo primero es que no se debe salir por la noche, sea donde sea, con el pasaporte encima. Como mucho, una fotocopia por eso de ir identificado pero el pasaporte es mejor dejarlo siempre en el hotel. Tampoco se deben llevar encima todas las tarjetas de crédito, un al menos debe quedarse también en un lugar seguro.

Y lo más importante, un extranjero esté donde esté es siempre una víctima posible para cacos de todo el mundo. Así que en ciertos ambientes, lo mejor es desconfiar de todo y de todos. Y hay que evitar quedarse solo.

Pero si a pesar de todas las precauciones al final tenemos mala suerte y nos roban hay que acudir cuanto antes a la embajada de España. Para eso están, para ayudar a los españoles que estén lejos de su país en caso se necesidad: robos, enfermedades… Y gracias a la embajada muchos problemas engorrosos tienen solución. Un alivio.

email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>