Yo también me he llevado jaboncitos y amenities del hotel… ¿y tú?

El otro día me hice fan en facebook de un grupo con el que me sentí muy identificada. Es este: “Yo también me he llevado jaboncitos del hotel y nunca los he utilizado”. En mi caso es una VERDAD como una casa. Es más, podría haber creado yo ese grupo pues os aseguro que tengo dos cestas LLENAS de geles varios, jabones, champú, cremas hidratantes y demás amenities de las que dejan en los hoteles. Y la mitad llevan años olvidadas en esas cestas y seguro ya estarán caducadas.

Siempre me pasa lo mismo. Cuando llego a un hotel me digo a mi misma: “esta vez no me llevo nada pues ya tengo el baño lleno de botecitos de estos y luego nunca los utilizo”. Pero al final no se porqué siempre acabo cayendo en la tentación y finalmente, por arte de birlibirloque todos los frasquitos de plástico de colores acaban en mi neceser.

Hubo una temporada, cuando me dio por ir al gimnasio un par de veces a la semana, que si que empecé a echar mano de todos esos mini jaboncitos. Tienen el tamaño justo para usar y tirar en un solo día y me resultaban muy cómodos para la ducha posterior. Pero luego dejé de ir al gimnasio y los botecitos volvieron a quedarse inmóviles en sus cestas.

El caso es que pensaba que era yo la única loca del mundo mundial obsesionada con esos pequeños préstamos pero veo que no. Según Facebook somos unos cuantos los que compartimos ese pequeño vicio.

Lo que nunca he hecho es llevarme de paso las toallas del hotel, o el albornoz, o las zapatillas… para empezar por que no me cabrían en la maleta. Siempre va a tope (ya he  hablado alguna vez de que se me da muy mal hacer maletas aunque no tan mal como a mi amiga Carla). Ni la televisión. Ni la silla del escritorio. Ni el lavabo. Ni la cama…

No, no estoy exagerando. Hace poco fui tuve una charla con directores de varios hotel de Galicia y aluciné cuando me contaron que los clientes se llevan DE TODO. No sólo las amenities, cuyo valor ya está ya incluido en el precio de la habitación (así que pueden llevárselas sin remordimientos). En un hotel (¡un cinco estrellas!) me contaba el jefe del almacén que una vez unos clientes se llevaron ¡el mecanismo interior de una televisión!. Me lo cuenta en bajito, casi casi of the record pues no quiere dar ideas.También me cuenta que es frecuente que desaparezcan sábanas, almohadas y las carpetillas de cuero que  hay encima de las mesas donde se suele  guardar la información del hotel.

La verdad es que nos se si hay en Facebook un grupo titulado “yo también me llevé una lámpara del hotel donde me alojé y ahora luce hermosa en el salón de mi casa”… pero seguro que si lo creamos alguien se apunta.

¿Y tú? ¿también te llevas las amenities?.

Aprovechando el anonimato de este medio ¿te atreves a confesar si alguna vez te has llevado algo de más valor de algún hotel?

Y si eres hotelero ¿qué es lo más raro que te han birlado?

15 pensamientos en “Yo también me he llevado jaboncitos y amenities del hotel… ¿y tú?”

  1. Soy gerente de un hotel y la gente se lleva de todo. Luego se extrañan de que se pidan depósitos altos (que se devuelven al final de la estancia) por cosas como por ejemplo el mando a distancia.
    No me parece mal el tema de las amenities, pero gente como Martita que se lleva las toallas y dice que lo seguirá haciendo me parecen nada educadas por decirlo eufemísticamente. ¿te gustaría que invitaras a alguien a tu casa y se llevara tus cosas? Supongo que no… Por otro lado y teniendo en cuenta nacionalidades, los clientes españoles somos lo peor.

  2. Pues yo confieso que una vez estuve a punto de llevarme un libro con una fotografía impresionante, anduve varios días dandole vueltas, revisándolo y pensaba: Vaya cacho libraco pa mi colección de viajera…. tenía información turística exclusiva, páginas a todo color de mapas, bodegas, restaurantes, hoteles… bueno….! lo inimaginable.
    Estaba debajo de la mesita de noche en un cajón y pensaba: VAAAA , no se enterarán, cuando se quieran dar kta, no sabrán quien se lo ha llevado….., si uno u otro cliente….

    Al final no me lo llevé pq despues de revisarlo por enesima vez e intentar retener nombres de pueblos, hoteles y restaurantes para visitar……,….. en la última página….., en letra infrapequeña ponia: ” Este libro es propiedad exclusiva de la cadena hotelera y se reserva su uso para clientes del hotel”, tuve miedo a que fuese un “gancho”, despues de haber pagado con la VISA. !!!

    El caso es que se puede comprar por internet… eso sí.. por 50 eurillos de naaa.
    saqué la foto de la pag donde podría comprarlo, lo dejé y me fuí con carita de pena….BUAAAA!

  3. Y es que, aunque todos diríamos seguramente que lo que más se lleva la gente como pequeño souvenir del hotel donde ha pasado sus vacaciones, serían las toallas o los jaboncitos o gorros que ponen en las duchas…… lo cierto es que entre los objetos que se lleva la gente se han encontrado, tras realizar esta encuesta, objetos de lo más curiosos, como: lámparas, bombillas, objetos de arte, televisiones (¡¡¡???)…. y por supuesto, en el Top 10 siguen estando: toallas, cosméticos, boligrafos, cuberteria, albornoces, mandos a distancia, almohadas, edredones, periódicos y perchas.

  4. Me llevo los botes, los siempre útiles kleenex cuando los hay, cepillos de dientes (soy CouchSurfer, a veces de improviso una cena acaba en desayuno), maquinillas de afeitar (ver paréntesis anterior), y bolígrafos (no puedo evitarlo) y cerillas (cuando las hay. para la colección)… Como comentaba alguien antes, el tamaño de las amenities es muy práctico cuando viajas sólo un par de días y no facturas o cuando, como es habitual, pasas de estar dos días en un cinco estrellas a dormir por tu cuenta dos días en un hostal 🙂

    Por cierto, me quitas un peso de encima al confirmar que el precio ya está incluido en el de la habitación jejeje

  5. Pues nada que no haya necesitado, salvo una taza de un hotel de Jerusalén 😉 . ¡Ah, si! Los cepillos de dientes de hoteles de Camboya y Vietnam, (el más sencillo hotel los tiene —que aprendan los de aquí—) que son muy útiles cuando tienes algún invitado imprevisto a tu casa.

  6. No se lo que la gente se puede llevar de un hotel pero a mi siempre ma ha maravillado escuchar noticias como quqe han robado un cohe en un centro comercial. O un ordenador en un edificio publico. ¿cómo lo hacen?

  7. Siempre me las llevo. Y siempre todo lo incluido en precio. El resto es robar y yo eso no lo hago.
    Me doy cuenta q ya eres una viajera “acomodada” pq para mí los jaboncitos son superútiles cuando te hospedas en sitios menos “lujosos”. Por ejemplo, esta semana pasada estuve de albergue y el gel pequeñito y el jaboncito y una maquinilla de afeitar de hoteles fueron reutilizadas con provecho.
    Un saludo,
    Jesús

  8. Yo me lo llevo siempre todo. Y los boligrafos. y he de confesar que alguna toalla ha caido alguna vez. Pero prometo no volver a hacerlo.

  9. A mí me encantan!! y conozco a muy poca gente que no se los lleve. Es mas, en los hoteles que no hay (por ejemplo en muchos del norte de Europa) es como que me fastidia.

    Tenía un compañero en mi trabajo anterior al que se los dábamos siempre, los llevaba a la Residencia donde estaba su madre… y eran los premios del bingo!!!

  10. Hola Chuscaleri.

    Más que “acomodada” prefiero “empedernida”, o sea, que viajo mucho y por tanto acumulo muchos más jaboncitos de los que podría consumir.

    Aunque la verdad he de reconocer que cuando viajo por trabajo suelo alojarme en buenos hoteles. Cuando lo hago por motivos personales (que también son muchas, pero menos) el nivel baja bastante y entonces si que hago uso de las existencias acumuladas. Pero aún así me siguen sobrando muchos botecitos.

    Gracias por tu comentario Chus. Y si no te importa cuéntannos en qué albergue estuviste y cómo estaba. ¿nos lo recomiendas a los demás Viajer@s Empedernid@s?

    Saludos.

  11. Haya dónde voy me las suelo llevar siempre que me gusten. En un 5* de Barcelona (Hotel Majestic) pregunté por el albornoz pero dijeron que encantados pero que había que pagarlo a precio de oro… Trabajé en la hostelería y siempre nos dijeron que era una publicidad para el hotel, que los clientes se recordarían de nosotros etc! Lo que me hizo mucha ilusión es encontrar las Amenities de Ibiza http://www.hierbasdeibiza.com/amenities-hotel.html mi paraíso querido, en un Hotel de Mónaco donde fuimos por una feria! Hicieron su camino de vuelta a casa… 🙂

  12. Lo confieso. Yo me he llegado toallas varias veces. Culpable y confesa. Pero no arrepentida. Seguire haciendolo.

  13. Curiosamente se producen más robos en hoteles de alta gama que en establecimientos humildes. No se sabe si es que los ricos roban más o es que hay mejores cosas en los hoteles caros, pero el hecho es una evidencia. Puedes leer el artículo que publiqué al respecto hace unos años y titulado “Me lo llevo, me lo dejo” en Hotelyrestaurante.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *