Zamora: palacios, personajes y cigüeñas

Zamora. Gran desconocida, ¿verdad? Una prueba. ¿Cuántos de los que seguís este blog habéis estado alguna vez en Zamora? La verdad es que yo tampoco conocía esta ciudad porque lo confieso, en los últimos años he viajado mucho al extranjero pero he tenido España un poco olvidada. Son muchas las zonas de este país que desconozco y por eso, este año, como ya he comentado en entradas anteriores, he decidido dedicar mas tiempo a recorrer el lugar en el que vivo, un destino que creo, tiene mucho que ofrecer. Y hoy me ha tocado hacer escala en Zamora.

zamora capuchones
Dos capuchones presiden la plaza del Ayuntamiento de Zamora

¡Y que sorpresa!

He pasado una tarde de lo más placentera paseando por la ciudad vieja de esta ciudad que forma parte del Reino de León  bañada por el Duero y donde las piedras hablan. Y cuentan historias que se remiten a los años de la Reconquista, cuando Alfonso III repobló la zona donde antes habían habitado celtíberos, romanos, musulmanes…(por cierto, si queréis imaginar como era la vida de un romano no dejéis de echarle un ojo a esta historia curiosa publicada en el blog de mi colega Paco Nadal). Pero en Zamora, mejor centrarse en la Edad Media ya que la mayor parte de iglesias y palacios que se ven (y hay un montón) son de esa época, o sea de los siglos X y XIII. Tantas que presume por ser la capital europea con más iglesias románicas en su casco antiguo, de ahí el apodo “la ciudad del románico” Eso sí, perfectamente conservados.

Sin duda es ese uno de los detalles que más me ha llamado la atención. ¡Cuan impecable está Zamora!. Cuan limpias están esas recias fachadas llenas de escudos heráldicos y medallones . ¡Que cuidados los jardines!.

El castillo, en ruinas sí, pero bien habilitado para las visitas. Y la curiosa catedral, románica bizantina y cuya cúpula realmente sorprende no tanto por su espectacularidad sino por su originalidad. Y que agradable pasear por estas calles hoy peatonales por donde también pasaron personajes míticos en la historia de España como el Cid Campeador, o doña Urraca…

zamora catedral cupula
La cúpula de la catedral de Zamora es románica bizantina, única en su estilo

Y para rematar, el parador de turismo, desde donde escribo este post y donde el tiempo parece haberse detenido allá por el año 1459, fecha en la que se construyó el que entonces era el palacio de Don Enrique de Mendoza, primero de los condes de Alba de Liste. Y donde durmieron monarcas y nobles como los mismísimos Reyes Católicos.

Zamora armadura parador
La armadura a caballo es una de las pieza mas valiosa del patrimonio del parador de Zamora

Sin duda, el parador de Zamora es otro de esos hoteles históricos que son un destino en si mismos, como les ocurre a la mayoría de los establecimientos de esta cadena que nació allá por 1928 y que tiene ya en su haber mas de 90 hoteles (y más de diez en construcción o en proyecto). Y alojarse en este parador es la excusa perfecta para descubrir una ciudad como Zamora, una desconocida por lo apartada que queda y por sus incómodas comunicaciones.

zamora parador patio
Patio del parador de Zamora

Pero los tiempos han cambiado. Las obras del Ave ya han comenzado y si todo marcha sobre lo previsto en el 2013 Zamora estará también comunicada por tren de alta velocidad (a poco más de una hora de Madrid) y volverá a situarse en el mapa como una ciudad que es clave, no sólo para el panorama turístico sino en el conjunto de la historia de España. Yo desde luego, pienso volver por aquí aunque voy a intentar que mi próxima escapada coincida con la Semana Santa que es una de las celebraciones fuertes de Zamora.  Tanto que los homenajes a los capuchones están por todas partes. Y hasta existe el museo de la Semana Santa.

arroz zamorano
El arroz zamorano es uno de los platos mas típicos de la región

Ah por cierto. Y no te vayas del parador sin probar el arroz zamorano: con oreja, panceta de cerdo y orégano, un plato típico de la gastronomía de la zona que seguro te dará fuerzas para recorrer la ciudad. Y no dejes de mirar los tejados de las casas y las torres en busca de cigüeñas. Encontrarás unas cuantas.

zamora cigueña la viajera blog
En los tejados de Zamora habitan cigüeñas

3 pensamientos en “Zamora: palacios, personajes y cigüeñas”

  1. Yo pasé una noche en Zamora en una ruta que hacía con unos amigos por Castilla-León y la verdad es que me gustó mucho. No me alojé en el Parador Nacional pero sí estuve tomando un café en su cafetería y me pareció imponente. Hace ya unos cuantos años pero la recuerdo una ciudad bonita.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *