Copenhague y la historia de la pequeña sirenita de bronce

La sirenita de Copenhague cerca

¿Conoces la historia de la Sirenita? Es la imagen de Copenhague (capital de Dinamarca) y según muchas guías, una de las grandes decepciones viajeras. Pero no te dejes engañar por su insignificante tamaño. Lo importante de la pequeña sirenita, inspirada en la historia del escritor danés Hans Christian Andersen es lo que representa. Aquí donde la ves, es un símbolo al que los viejos marineros daneses confiesan sus secretos. Y un fiel reflejo de la mentalidad y espíritu del pueblo danés: melancólico y solitario.

Visitas imprescindibles de Copenhague: Christiania, el puerto …

Panorámica del Nyhavn

Ruta por el Copenhague más típico. Además de saludar a la sirenita y preparar una maleta donde guardar muchas piezas de diseño, debes hacer hueco para ver otros imprescindibles. Por ejemplo, el palacio de Amalienbrog, el colorista puerto del Nyhavn al fondo. Nop te puedes ir sin dar un paseo por el radical barrio de Christiania. Y como no, has de visitar los curiosos edificios creados por Christian IV de Dinamarca, distinguidos con el símbolo C4. ¡Vamos allá!

Copenhague, lo mejor de la capital de la vanguardia y el diseño

Calle Stroget, en Copenhague

La capital danesa es agradable para el paseante, cómoda para el viajero, tentadora para el consumista, vanguardista y funcional para el amigo del diseño. He aquí una lista de direcciones útiles que debes tener en cuenta si visitas Copenhague y te apetece comprar, ver o contemplar piezas de reputados diseñadores daneses.

Qué ver en la bella Varsovia, viaje por la historia del siglo XX

Plaza del obelisco de Varsovia

Varsovia es una de las ciudades que más me ha impactado de las visitadas en los últimos años. Rebosa belleza y es un destino donde la historia del último siglo sigue latente. Es difícil entender su presente sin viajar a su pasado. El nazismo, la II Guerra Mundial, el Comunismo, la Guerra Fría, el Telón de Acero… conceptos que siguen vivos no sólo por la cercanía en el tiempo. En la capital de Polonia las huellas de todos esos hechos permanecen en la calle.