Todas las entradas de: laviajeraempedernida

Blog de viajes pensado para el disfrute de aquellos para quienes viajar sea un sueño, un modo de vida, un vicio... Punto de encuentro para que los Viajeros Empedernidos del Mundo nos enriquezcamos compartiendo experiencias, gustos, opiniones, secretos...

donde dormir en Gredos: naturaleza y ¡los mejores chuletones de Ávila!

El parador de Gredos, en Ávila, presume por ser el primer establecimiento de esta cadena famosa por sus hoteles ubicados en edificios que forman parte de nuestro patrimonio como viejos monasterios, castillos, palacios y hasta ¡cárceles!

El de Gredos además de ser el pionero es un hotel ya emblemático. Abrió sus puertas allá por 1928 por decisión del entonces monarca reinante Alfonso XIII, gran aficionado a la caza y amigo de escaparse hasta Gredos (a 170 kilómetros de Madrid) para disfrutar a la vez que para descansar… Han pasado los años y sus paredes cada vez tienen más historias que contar.

Lo imprescindible de Amberes: arte historia y compras

Las terrazas de la Plaza Mayor de Amberes siempre están a tope

Amberes es especial. Ya en 1582, el viajero Florentino Ludovico Guicciardini la definió “la ciudad más bella del mundo”. El diseño de las calles, casas, edificios señoriales… todo en Amberes era digno de elogios. Y sigue siendo. Con el paso de los años, la ciudad flamenca se ha adaptado a los nuevos tiempos y presume por tener una de la oferta comercial mas exclusiva y alternativa de Europa y por ser cuna de tendencias que conviven en armonía con un pasado que se conserva intacto.

Desde el barrio de la moda hasta la Plaza mayor. Desde la majestuosa catedral hasta el viejo puerto, el Eilandje, donde ahora reinan museos y construcciones de vanguardia. ¡Nos vamos!

Una visita a Kjerag, mi deuda pendiente en Stavanger

La excursión al púlpito en Stavanger, una de las más demandadas

Stavanger me fascina. Esta ciudad noruega es famosa no sólo por ser la urbe donde se concentra la industria del petróleo, por su casco histórico con casas de madera blancas impolutas perfectamente conservadas, protegidas como una joya del patrimonio cultural noruego.
Es también el punto de partida de la ruta que lleva a la Pulpit Rock, quizá la estampa más famosa relacionada con esta ciudad. Y a la roca de Kjerag.