General

El último viaje

La vida es un viaje que nunca sabemos cuándo llega a término. Me gusta pensar que nacemos con un billete cuya última parada es la eternidad. Eso es también lo que piensan en algunas culturas donde el fin de la vida es sinónimo de cambio, no de ocaso.

La vida es un camino con dos paradas claras. Un punto de salida y un punto de destino en una última estación situada en el infinito. Me gusta pensar que es en un lugar con vistas a las estrellas.

En medio, un itinerario también lleno de incógnitas que el destino nos diseña día a día.

Es mi reflexión al despedirme de un familiar muy querido que esta semana ha emprendido su último trayecto.

Es ley de vida. Unos empiezan su viaje. Otros llegan al final. Y los demás seguimos nuestra ruta sin saber en qué momento alcanzaremos la terminal desde donde despega el vuelo sin retorno.

Este es un blog de viajes. Quizá no es el foro adecuado para lanzar este tipo de mensajes. Pero esta es también mi bitácora personal. Hoy mi estado de ánimo no me permite hablar de hoteles maravillosos, ni de playas paradisíacas.

Hoy mi cabeza está llena de recuerdos. De dudas. De cariño. De preguntas que no tienen respuesta.

Sea lo que sea, espero que esta última etapa de esta aventura que es la vida nos lleve a algo mejor. ¡Buen viaje! Estés dónde estés.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.