Excursión hasta la punta más al norte: Ruta entre Estaca de Bares y Cabo Ortegal en A Coruña

Si viajas por norte de la provincia de A Coruña, en un recorrido por Galicia propongo una parada que te va a encantar. No dejes de hacer la ruta que une los dos puntos más al norte de la península, la carretera que va desde cabo Ortegal (el segundo punto más septentrional) hasta Estaca de Bares, la reina del norte. Un recorrido donde las gélidas aguas del Atlántico se unen a las del también frías del mar Cantábrico y baten con fuerza en las rocas. Un viaje para recargar energía para saber dónde se esconde la caja de los vientos. 

Estaca de bares nani Arenas blog
Punta de Estaca de Bares

He hablado en reportajes anteriores de la belleza de los acantilados de Vixia Herbeira (los más altos de la Europa continental) y de la “obligación divina” de visitar el curioso y exotérico santuario de San Andrés de Teixido. Pero ahora sigo esta ruta rumbo más al norte con el objetivo de conquistar Estaca de Bares, el punto más septentrional del mapa de España. Más arriba ¡imposible!

Booking.com
Mapa de la ruta desde Cabo Ortegal a Estaca de Bares
Mapa de la ruta desde Cabo Ortegal a Estaca de Bares

Empezamos este recorrido en el Cabo Ortegal, como comentaba al principio del post, la segunda punta más al norte de la península Ibérica. Y mi punto de partida en esta ruta por la esquina de la cornisa gallega.

Como referencia, comentar que Ortegal está a sólo a tres kilómetros de Cariño. Pequeña y coqueta localidad cuyo nombre siempre me ha encantado y que vive muy ligada a la vecina Ortigueira. 

Panorámica de la punta de Bares
Panorámica de la punta de Bares

Esta es justo la carretera que tomamos. La que lleva a Ortigueira, y que sigue paralela a la ría del mismo nombre. Ya desde el coche se aprecia como en esta ruta las aguas del todavía mar Atlántico se unen a las de las desembocaduras de los ríos Mera y Beleo dando forma a unas suaves marismas y arenales donde, por cierto,  se ha habilitado una zona de protección especial para las aves.

Un paraíso para los amantes del avistamiento de pájaros y del turismo ornitológico, según me cuentan pasan por aquí más de cien mil aves migratorias. La época álgida para su contemplación es en el intervalo que corre entre  finales de verano y los primeras semanas del otoño.

Ortigueira es una villa de veraneo
Ortigueira es una villa de veraneo

A mi los pájaros no me vuelven loca pero si me fascinan las playas. Y me encanta pasear por Ortigueira, una villa muy tranquila de calles estrechas y casas de estilo modernista rematadas con bellas galerías de cristal al estilo gallego.

Las mejores playas de Ortigueira

Pero insisto, lo que más me gusta de esta zona son esas magníficas playas como las de Cabalar, protegida por la isla de San Vicente. Cabe mencionar también la playa del Ladrido, Espasante y San Antonio de Espasante. O algunas ya más retiradas como las de Sarridal, Carro, Fabega o Picón. Increíbles, especialmente si hay suerte y luce el sol, algo que he de reconocer escasea por esta parte del mundo. Pero de verdad, cuando “Lorenzo” asoma, el paisaje que se dibuja ante los ojos es único. Ver para creer.

Playa del Cabalar

El cerdo de Espasante

Seguimos la ruta y paramos ahora en Espasante, localidad que esconde una historia muy curiosa. Atentos al cerdo, uno de los habitantes más famosos de esta localidad. Vive en libertad en las calles del pueblo.

Los vecinos del pueblo lo ceban con mimo durante todo el año, hasta que llega el 13 de junio, festividad de San Antonio de Espasante, fecha en la que supuestamente se sacrifica al animal. Aunque cabe destacar que en los últimos años, ya ha habido varios indultos. Ojalá esta tendencia se confirme.

Los motivos marineros definen la estética de la zona
Los motivos marineros definen la estética de la zona

El banco más bonito del mundo

Desde Espasante, otra parada obligada. Muy cerca se encuentra el banco más hermoso del mundo. Está en Loiba. Y es famoso pues ha protagonizado diversos anuncios televisivos (desde anuncios de Ikea a campañas de Turgalicia) por sus espectaculares vistas al infinito.  El problema es que la fama ha corrido como la pólvora y en los últimos años ha llegado incluso a haber colas para hacerse una foto en tan bello escenario. Problema de la temporada alta que ya no tendrás si viajas a este lugar en otoño.

El banco más bello de Europa está en el norte de A Coruña
El banco más bello de Europa está en el norte de A Coruña

O Barqueiro, un homenaje al mar

Con el paisaje de Loiba en la retina ya no queda nada para alcanzar llegar la punta de Estaca de Bares. Pero antes de llegar, otra parada: en O Barqueiro. Una localidad situada en el istmo da la península de Bares y cuya cascada de casas rodeando el puerto, dan forma a una de las estampas más típicas de este litoral.

A Muller Mariña es buen lugar donde comer en Bares
A “Muller Mariña” es buen lugar donde comer en Bares

O Barqueiro debe su nombre a un mítico hombre de mar, un barquero que fue un personaje muy importante en la historia de este recóndito pueblecito costero. Su trabajo era trasladar  personas y mercancías de un lado a otro de la ría que se forma en la desembocadura del río Sor. Tarea clave par la supervivencia de los habitantes de este lugar hasta el año 1901, fecha en la que finalizó la construcción del puente metálico que hoy luce junto al nuevo viaducto y que une O Barqueiro con la provincia de Lugo.

Panorámica de Bares
Panorámica de Bares

El pueblo de Bares

Seguimos rumbo a ese objetivo norte pero antes hacemos  otra parada en el pueblo Bares, ya en el municipio de Mañón. Sentir el viento desde lo alto de esa escollera construida por los fenicios cuando habitaron en la península es una experiencia maravillosa. No dejes tampoco de dar un paseo por la playa, seguramente vacía,  y si te encaja la hora, aprovecha parta comer algo mirando al mar.

El faro de Bares se construyó en 1848
El faro de Bares se construyó en 1848

El faro de Estaca de Bares

Y desde Bares pueblo, ya toca poner rumbo al faro. Un camino de tierra permite al viajero llegar a pie casi casi desde la linterna hasta la última piedra que forma el famoso cabo, una punta de roca que penetra en el mar como si fuese un cuchillo que quiere dividir el Cantábrico en dos. Eso sí. Fundamental llevar abrigo. Siempre. Ya sea en invierno o en verano. El viento en esta zona del mundo sopla incansable durante todo el año, y en invierno es gélido.

La punta de Estaca de Bares separa el Atlántico del Cantábrico
La punta de Estaca de Bares separa el Atlántico del Cantábrico

El faro, bajo mi punta uno de los faros más bonitos de España,  lleva iluminando hace años esta escarpada costa. Se ubica esta linterna sobre una vieja base de la armada española,  a unos cien metros de altura sobre el nivel del mar.

Es también uno de los  pocos que siguen habitados y controlados por un farero, figura mítica que tiende a desaparecer debido a la automatización y a la imposición de las nuevas tecnologías. Hasta  la palabra “farero” ha desaparecido, y la denominación que rige actualmente es “técnicos de sistemas de ayuda a la navegación“.

Los movimientos de Eolo, el oleaje constante, la niebla, las tempestades y el paisaje afilado, recortado, salvaje… son parte del encanto de este lugar. Imposible sentirse indiferente ante ese aullido del aire fuerte del norte, ese lamento de las corrientes que llegan del sur, ese rugir que llega del este y del oeste. Y es que dicen que en esta parte de la tierra conversan entre si todos los vientos del universo. ¿;Los escuchas? Pura magia.

Panorámica de la costa desde Estaca de Bares
Panorámica de la costa desde Estaca de Bares

Hoteles con encanto en Estaca de Bares

Si el paisaje te conquista y quieres quedarte a dormir, por esta zona varias recomendaciones. Sin duda, mi hotel favorito es El Castaño Dormilón, no sólo por el establecimiento en si sino también por la atención de sus dueños, quienes te recibirán con los brazos abiertos y se desvivirán por que tui estancia sea inolvidable.

En Espasante tienes el hotel Viento del Norte, sencillo pero muy agradable y a un minuto de la playa. También básico pero recomendable es el hotel Porto do Barqueiro En la localidad del mismo nombre. Y si prefieres una casa vacacional para un grupo atento a The Hidden Secret on the Cliff. ¡Te va a encantar!

Muy cerca del faro hay otro hotel encantador, el Semáforo de Bares. Ubicado en una vieja construcción militar originaria del siglo XIX con fines defensivos que también se utilizaba como estación desde donde enviar señales a los barcos y como puesto de observación meteorológico.

Si prefieres dormir en Cariño o quieres un hotel en Ortigueira y alrededores pincha en estos enlaces. No hay mucha oferta y mejor ser previsores en la reserva, especialmente en temporada alta.

¿Algún otro hotel o algún restaurante que reseñar? Recuerda que tus consejos son de gran ayuda para otros viajeros.

4 comentarios sobre “Excursión hasta la punta más al norte: Ruta entre Estaca de Bares y Cabo Ortegal en A Coruña”

  1. Gracias por el apunte María Jesús.

    Como explico en el post en esta ocasión las fotos no son mías, debido a un pequeño problema con la cámara. E insisto, si alguien tiene fotos de estos lugares y quiere enviármelas estaré encantada de publicarlas para ilustrar un poco mas este post.

    Por tanto, aunque conozco la zona bien no me veo capaz de identificar con exactitud fotos que no son mías. Por eso agradezco tanto tu aclaración.

    Insisto. Gracias y saludos.

  2. Hola, sigo los viajes con sumo interés, pero en la foto que se le titula Ortigueira, me parece que es la playa de La Concha de Espasante. Es una pena que no tengas mas fotografías de las Rias Altas con sus rincones únicos y muchos por descubrir. Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.