Visitas imprescindibles y consejos para viajar a San Petersburgo

¡Qué bella es San Petersburgo en verano! Pero que compleja pues tiene tanto que ver que abruma. He aquí una lista que creo os puede ayudar a la hora de seleccionar qué hay que visitar. Y también  consejos útiles para disfrutar de la capital rusa a tope. Por ejemplo, no dejes de dar un paseo en barco por el Neva. No te vayas sin contemplar la estampa del museo Hermitage iluminada al caer la noche.  Y si viajas en junio, julio o agosto ¡cuidado con la luz!  No dejes que las horas de claridad de las «noches blancas» te despisten o puedes encontrarte con un problema si tu hotel está lejos del centro…

Nos vamos a descubrir la vieja Leningrado, el nombre con el que se denominó a San Petersburgo en los años del dominio soviético.  Una ciudad hermosa como pocas en el mundo.

Se sitúa en la desembocadura del río Neva. Sus calles cuentan continuamente historias ocultas en palacios, que en estas fechas, cuando se celebran las mágicas noches blancas (sólo dos horas de oscuridad), brillan como nunca.

👨‍👩‍👦‍👦 🔝 ¡SAN PETERSBURGO EN PRIVADO!
Una sugerencia más que recomendable. Una visita privada a San Petersburgo con un guía de habla hispana, lo cual se agradece pues en esta ciudad rusa apenas se habla inglés. Y el ruso, con su alfabeto en cirílico, es un idioma imposible. Puedes reservarla desde el enlace anterior.
Vista del Museo Hermitage en San Petersburgo desde el río Neva
Booking.com
Vista del Museo Hermitage desde el río Neva

📖 Breve historia de San Petersburgo

Para entender la ciudad es necesario hacer un pequeño repaso por su historia. Nació San Petersburgo por deseo del zar Pedro el Grande quien quiso crear a orillas del mar (en el golfo de Finlandia) su «París» particular.

Así nació una urbe que inicialmente se bautizó con el nombre del zar (Pretrogrado en ruso). Un tesoro donde quedaba plasmado la opulencia de los ricos monarcas. Para ello, Pedro I contrató a los mejores arquitectos, a los paisajistas más sobresalientes, a los escultores de moda, a los artistas más virtuosos y a los urbanistas más destacados del siglo XVIII.

El resultado fue una ciudad superlativa que aún pervive. Un museo vivo rebosante de palacios de piedra y mármol.

La Plaza del Palacio de Invierno de san Petersburgo, una de más extensas del mundo.
La Plaza del Palacio de Invierno de San Petersburgo, una de más grandes del mundo.

La plaza del palacio de Invierno

La primera prueba de esta apabullante grandeza asoma al llegar a la gran plaza del Palacio de Invierno. Es inevitable. Durante nuestra estancia en San Petersburgo pasaremos una y mil veces por este gran espacio delimitado por dos grandes edificios.

 

el mejor seguro de viajes
Oferta seguros de viaje

 

Al norte, el Palacio, antigua residencia de los zares (donde hoy en día se aloja el Museo del Hermitage). Al sur la imponente sede del Estado Mayor con el doble arco que une las alas del edificio. Como guinda, en el centro la columna del Zar Alejandro I, que conmemora la victoria de los rusos sobre el ejército de Napoleón.

Uno de los muchos salones del Museo Hermitage
Uno de los muchos salones del Museo Hermitage

🎨 Visita al colosal Museo Hermitage

Es en esta plaza donde encontramos la que es, sin duda, la visita imprescindible en San Petersburgo. Lo que tienes que ver sí o sí. El primero de la lista. El colosal Hermitage.

Para que te hagas una idea, es el Hermitage, uno de los museos más grandes del mundo. Se extiende a lo largo de cientos de habitaciones del que antaño fue el palacio de Invierno donde residieron los zares hasta que triunfó la Revolución de 1917. Más algún edifico anexo que hubo que incorporar al museo para dar cobijo a la creciente colección y patrimonio.

Las cifras imponen e ilustran. Acoge más de ¡tres millones de obras de arte! de las que sólo se exponen aproximadamente seiscientas mil. Organizadas en un laberinto un tanto caótico de salas excesivamente ornamentadas. Hay tanto que ver que la visita satura. La sensación desde el primer  momento es la de estar ante algo inabarcable.

Por eso siempre lo digo y lo repito. Mejor hacer la visita al Hermitage con alguien que te explique con detalle todo lo importante y te permita hacerte una idea del museo en dos o tres horas de horas. Es tan grande y su riqueza es tan desproporcionada  que visitarlo sin la compañía de alguien que lo domine emborracha, agota, desespera y despista. De verdad, la visita al museo Hermitage siempre es mejor hacerla con compañía de un experto.

 RECOMENDADO: VISITA AL HERMITAGE EN ESPAÑOL
En este enlace, puedes reservar tu visita guiada al Hermitage con acompañante que hable español. Y ¡hazme caso!  Mejor hacer la reserva cuanto antes, pues una vez allí gestionar las entradas al museo es complicado. Rusia es un destino complejo, donde la comunicación es difícil, la moneda un lío. Es mejor viajar con todo cerrado.
Terrazas en la Nevski con la catedral ortodoxa de San Salvador Sobre la Sangre Derramada
Terrazas en la Nevski con la catedral ortodoxa de San Salvador Sobre la Sangre Derramada

Un paseo por la Perspectiva Nevski

La plaza del palacio de Invierno es asimismo el punto de partida de la calle más importante de San Petersburgo: La Nevski Prospekt (Perspectiva Nevski).

“¡Con qué esplendor refulge esta calle, ornato de nuestra capital!… Yo sé que ni el más mísero de sus habitantes cambiaría por todos los bienes del mundo la perspectiva Nevski” escribe sobre esta gran avenida el escritor ruso Nikolai Gogol.

Con razón habla así de la calle más larga, monumental e histórica de San Petersburgo . A lo largo y ancho de los aproximadamente ¡cinco kilómetros! que mide la avenida hay tantos palacios y monumentos que abruman.

Todos sus edificios ocultan historias, y hay por todas partes huellas del pasado soviético, de la Guerra Fría… Es la Nevski, como la llaman cariñosamente los lugareños, una de esas calles que conquistan pero para cuyo disfrute hace falta disponer de  información.

Detalle de un rincón de la Nevski
Detalle de un rincón de la Nevski

Cuando la pateas, es fácil entender aquellos sentimientos expresados por Gogol. Sobre todo por que la Nevski no ha cambiado tanto con el paso del tiempo. Las ornamentadas y ostentosas fachadas se conservan tal y como se crearon allá por los siglos  XVIII y XIX. El paso del tiempo les ha dado un toque de decadencia que a unos hechiza. Aunque a otros espanta. San Petersburgo no deja indiferente.

Sorprende observar que no hay ni un sólo edificio de diseño, de acero y cristal, que rompa armonía del conjunto. Los únicos símbolos de la modernidad visibles son los miles de cables eléctricos que cruzan de lado a lado y que asoman siempre, se mire a donde se mire. Y el tráfico intenso, ¡caótico! donde conviven coches y tranvías.

 ¡UN PASEO GUIADO EN CASTELLANO POR LA NEVSKI!
La Perspectiva Nevski esconde TANTA información que es más que recomendable hacer un recorrido guiado con algún experto que se conozca TODOS los secretos de la calle más famosa e intensa de San Petersburgo, repleta de historias. Merece la pena, de verdad y puedes gestionar el día y la hora desde el enlace anterior.

La catedral de San Salvador

En realidad su nombre completo es la Catedral de San Salvador sobre la Sangre Derramada. Un extraño apelativo que busca recordar que este colorista templo ortodoxo se construyó en el mismo lugar donde cayó asesinado el zar Alejandro II en 1881.

Merece la pena contemplarla y ver de cerca ese estilo tradicional ruso con las típicas cúpulas de cebolla doradas. Es muy similar a la a la catedral de San Basilio en la plaza Roja de Moscú, aunque bajo mi punto de vista la de San Petersburgo más bonita ¿Qué opinas?.

Detalle de las cúpulas de la iglesia de San Salvador
Cúpulas de la iglesia de San Salvador

El Aurora y la Revolución de Octubre

Fue todo este excesivo refinamiento lo que despertó el odio de los bolcheviques (obreros) hacia los intocables zares en general. Y hacia la ciudad de San Petersburgo, ejemplo vivo de toda esta forma de vida ostentosa e incompatible con las ideas de la Revolución.

Los líderes bolcheviques observaban esta ciudad como el ejemplo del egoísmo humano. Por eso, la eligieron como punto de partida de su más grande movilización. Fue desde el famoso Aurora, barco histórico que aún sigue anclado en el río Neva, desde donde Lenin hizo aquel disparo mítico que anunció el que fue el inicio del ataque palacio de Invierno: el principio del fin de la dinastía de los Romanov, el desenlace de la Rusia de los zares, el inicio un nuevo poder en el Kremlin. Y un cambio de nombre para la ciudad, rebautizada poco después como Leningrado.

El Aurora, en San Petersburgo
El Aurora, en San Petersburgo

La Fortaleza de Pedro y Pablo

No solo el Aurora evoca aquellos años. En la fortaleza de San Pedro y San Pablo puedes visitar la tumba de los últimos miembros de la familia Romanov. En este lugar yacen el zar Nicolas II y toda su familia, asesinados a la vez por los bolcheviques pocos meses después del triunfo de la Revolución, en  1918.

RECORRIDO POR LA HISTORIA DE LOS ZARES
Si quieres profundizar en la historia de los zares de Rusia, te recomiendo visitar en San Petersburgo el palacio de Peterhof, donde verás la opulencia con la que vivía Pedro el Grande.
Tumba de los Romanov
Tumba de los Romanov

🛥 Navegar entre canales en San Petersburgo

Hablando del río… es también muy recomendable es recorrer San Peterburgo por el agua. No dejes de dar un paseo en barco navegando por el Neva. Surcando sus canales, en algunos momentos tendrás la sensación de que estás en Venecia, pero no.

Catedral ortodoxa de San Salvador sobre la Sangre Derramada
Catedral ortodoxa de San Salvador sobre la Sangre Derramada

La colorista fachada del Hermitage pronto sitúa a los viajeros. Sin duda, esa estampa iluminada por la suave luz natural que brilla a última hora de la tarde entre finales de junio y principios de julio será una de las mejores fotos del viaje.

También la vista de las cúpulas doradas catedral desde «la Nevski» pondrá en peligro la batería de la cámara.

Navegar por el rio Neva en barco muestra otra imagen de San Petersburgo
Navegar por el rio Neva en barco muestra otra imagen de San Petersburgo

Los puentes de San Petersburgo

Lo comentaba en la introducción. San Petersburgo en junio y julio es una maravilla. Son los meses de las llamadas «noches blancas» cuando el sol brilla hasta altas horas de la madrugada y apenas hay otras de oscuridad.

Pero cuidado, no permitas que este «sol de media noche» te hechice. Y no te olvides del reloj. En San Petersburgo hay que estar siempre atentos a la hora, sobre todo quienes se alojen en la isla Vasilievski, donde se ubican gran parte de los hoteles de la ciudad. Entre abril y octubre22 de los 300 puentes sobre el río se abren a diario, entre la 1 y las 4 de la madrugada, para dejar que circulen los barcos que surcan el Neva hasta el Volga, o que regresan rumbo al Báltico.

Durante ese tiempo, algunas zonas como la mencionada isla quedan completamente incomunicadas. Aunque las horas de oscuridad son muy pocas, mejor no quedarse colgado cuando la luz definitivamente se esconde tras una intensa jornada. Por tanto, atento y acuérdate de regresar a tu hotel siempre antes de la 1 de la madrugada. Como si fueses una «cenicienta».

Perspectiva Nevski en San Petersburgo
Perspectiva Nevski
🆘 EL MEJOR SEGURO DE VIAJES PARA RUSIA
Para viajar a Rusia es muy recomendable contratar un seguro privado. Y sin duda me quedo con el seguro de viajes de la aseguradora IATI. Es sencillo de gestionar, rápido de tramitar (basta cubrir un formulario por internet). La relación calidad precio es MUY BUENA. Además, si lo contratas pinchando en este enlace accederás a ¡una rebaja del 5%!

¡AVISO! Es un consejo basado en mi experiencia personal y de otros viajeros en Rusia. NO una sugerencia interesada por motivos comerciales. Así pues, no dejes de contar tu experiencia con otras aseguradoras. Yo sólo comparto la mía.

Dónde y qué comer en San Petersburgo

Tras la caminata seguro os ha entrado el hambre. Toca buscar  un restaurante (Pectopah en ruso) pero ¡ojo! recomendar uno concreto es tarea harto difícil.

En esta ciudad todo se mueve muy rápidamente: de un mes a otro, en un establecimiento pueden cambiar completamente los dueños, los camareros, los cocineros, la carta, los precios y hasta el tipo de negocio.

Plato típico en San Petersburgo con remolacha
Plato típico en San Petersburgo con remolacha

Por otro lado, apuntar que gastronomía rusa es rica. Hay restaurantes de todas las nacionalidades pero antes de sentarse a la mesa conviene comprobar que dispongan de una carta en inglés. Lo normal es que todo esté en ruso, o sea, escrito con alfabeto cirílico. Es el idioma oficial y es realmente complicado. Lo cual dificulta bastante la comunicación. Además, no abunda la gente que hable inglés. Lo más recomendable es elaborar un pequeño diccionario con palabras claves en ruso.

Pectopah (restaurante en ruso)
Pectopah (restaurante en ruso)

Por suerte, últimamente han abierto muchas cadenas de comida rápida, los llamados «bistros«. Son una especie de cafetería donde sirven sopas, ensaladas, carnes, pescados… El problema es que tampoco suelen tener la carta en inglés. Pero lo bueno es que la comida se ve y se puede elegir señalando con el dedo. Y siempre son mucho más baratos.

Anuncio de cerveza en San Petersburgo
Anuncio de cerveza en San Petersburgo

🎭 Espectáculos y teatros

Durante las noches blancas, la ciudad además de brillar con una luz especial rebosa vida cultural. Hay en San Petersburgo más de setenta teatros entre los que destaca el Mariinsky, así llamado en homenaje a la emperatriz María Fedorovna, esposa de Alejandro II. Se encuentra en la Plaza Teatral y es el centro de la vida cultural.

Si te animas a acudir a algún espectáculo, procura ser también previsor comprando las entradas. Es interesante consultar el programa del Teatro Musorgskiy o el del Mikhailovsky . Los amantes del ballet clásico seguro encontrarán algo interesante en el cartel del teatro del Hermitage, ubicado en uno de los edificios del museo.

Bailes típicos en el Palacio de Nicolaevsky.
Bailes típicos en el Palacio de Nicolaevsky.

🚃 Cómo moverse por San Petersburgo

A la hora de moverse por la ciudad, ten en cuenta que el metro de San Petersburgo es uno de los más profundos del mundo con estaciones ocultas a ¡más de 120 metros bajo la tierra!.

No es tan impresionante como el de Moscú desde el punto de vista artístico, pero si igual de complicado pues todas las indicaciones están en cirílico. Entender el funcionamiento e identificar las estaciones y calles de destino requiere su tiempo.

Autobús de San Petersburgo
Autobús de San Petersburgo

Los autobuses, microbuses o trolebuses son también muy cómodos para desplazarse. Conviene recordar que se paga el trayecto directamente a los cobradores que van a bordo. Procura llevar el dinero exacto, y ¡ojo! ten en cuenta que los rusos en general no se caracterizan por ser muy amables.

Cajera en un autobús en San Petersburgo
Cajera en un autobús en San Petersburgo

Otra forma de moverse es en coches particulares, muy habitual en esta ciudad. Para coger uno de esos «taxistas espontáneos» no hay más que levantar la mano y, seguro, parará algún lugareños deseoso de embolsarse unos rublos extras. Importante. Son seguros pero liantes. Antes de subir, asegúrate de explicar a dónde vas y cerrar el precio del trayecto por adelantado. También para comprar recuerdos en las tiendas de souvenirs o mercadillos hay que negociar. Aquí el regateo forma parte del día a día.

🚌¡RECORRIDO EN EL AUTOBÚS TURÍSTICO! 
La mejor opción, sin duda, para los turistas es moverse por San Petersburgo en el autobús turístico. Recorre los puntos más importantes de la ciudad con interés para loS viajeros. Puedes subir y bajar cuando quieras y lo mejor, es muy barato Eso sí, una vez más, recomiendo reservarlo antes de partir rumbo a Rusia.

¿Algún consejo que añadir sobre San Petersburgo? No olvides que tu experiencia puede ser muy útil para otros viajeros.

5 comentarios sobre “Visitas imprescindibles y consejos para viajar a San Petersburgo”

  1. hola!!!
    viajaré en crucero y estaré en San Petersburgo el 2 y 3 de junio 2018. Es posible bajar del barco y ahí mismo tomar un bus turístico o alguno otro que me lleve por distintos puntos de la ciudad?
    Bienvenida cualquier otra recomendación. Gracias

  2. Hola!!! Buenísimo el post. Personalmente, me ha sorprendido el tema del inglés, poca gente lo habla. Pensaba que era problema casi exclusivo de los españoles pero aquí es bastante más agudo. Por otro lado, las colas para los sitios son muy incomodas pues la gente se cuela y empuja todo lo que puede. Estoy viajando ahora mismo por Rusia y supongo que en verano al haber más extranjeros será algo diferente.

    Gracias!!!

  3. Mucho más interesante es San Petersburgo en pleno
    invierno, todo nevado, todo helado.

  4. ¡Buenos días! Quisiera saber en qué teatro de Moscú o San Petersburgo es más recomendable ir a ver bailes tradicionales. ¡Muchísimas gracias y enhorabuena por el post!

  5. Sin duda una ciudad con muchas cosas que hacer y por ver, en especial atracciones culturales. Definitivamente hay que tener un plan para vencer la barrera del idioma creo que es el principal inconveniente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.