Imprescindibles Ibiza en temporada baja: qué ver, hacer en 2, 3 días

Ibiza, uno de los destinos turísticos más famosos del mundo. Sus aguas turquesas y sus calas exóticas atraen todos los años a miles de visitantes. Gente joven y guapa que llega hasta aquí en busca de una vibrante vida nocturna. Pero no todo es fiesta. Aumentan también los visitantes que demandan una oferta alternativa y prefieren disfrutar de la tranquilidad y relajarse en rincones idílicos. Por suerte, en Ibiza hay hueco para todos, especialmente en temporada baja cuando la paz es la sensación dominante. Si eres uno de estos, tienes un hueco para una escapada corta y quieres disfrutar a tope atento a estos seis consejos imprescindibles para irte con el mejor sabor de boca de ​Eivissa (nombre oficial de la isla).

Puesta de sol en la cala de Benirrás
Booking.com
Puesta de sol en la cala de Benirrás

Ibiza es un destino especialmente atractivo para gente joven de todo el mundo. Al recorrer la isla llama la atención el perfil de visitantes: famosos en el amplio sentido de la palabra, grupos de amigos, parejas de tortolitos, personajes extravagantes y un crisol de razas y gente con cuerpos de catálogo llegada para el disfrute del frenesí nocturno…

Advertisement

Un destino donde bailar hasta el amancer

Es un lugar que reina en los primeros puestos de los amigos de la fiesta. Discotecas de renombre, fiestas multitudinarias y beach partys VIPs, exclusivas para los más sibaritas. Noches de calor en las que se puede salir semi desnudo a la calle y bailar hasta el amanecer.  Mil oportunidades para el ocio frívolo rodeados de glamour y gente guapa. Tentador.

Advertisement

Pero hay otra Ibiza más tranquila que también resulta apasionante. Especialmente ahora en temporada baja cuando las superlativas fiestas de Pachá o Usuhaïa duermen la siesta (aunque su hotel abre todo al año) .  O cuando los sitios de moda donde ver y ser visto como El Lío (el cabaret, discoteca – restaurante más rompedor y famoso del mundo y propiedad de Pachá) abren sólo los fines de semana.  

Rincón de Cala Bassa en el oeste de la isla, una de las playas mas hermosas
Rincón de Cala Bassa en el oeste de la isla, una de las playas mas hermosas

Ibiza en temporada baja

Pero no pasa nada. Ibiza no muere con la llegada del otoño y del invierno. Quedan las calas en las que luce el sol casi todo el año -y donde en temporada baja es fácil encontrar sitio donde estirar la toalla- los mercadillos hippies, los largos paseos y rutas de senderismo por el interior, los chiringuitos preciosistas o los atardeceres mágicos. Es justo ahora el momento de disfrutar de la otra Ibiza, de la menos conocida pero sin duda la que a mi más me gusta.

Si te animas a vivir esta experiencia a continuación una serie de consejos para disfrutar de la Ibiza más relajante y también más mágica sin multitudes a nuestro alrededor.

CÓMO LLEGAR A IBIZA: UN DESTINO CON HISTORIA
Ibiza es un destino muy bien comunicado con la península y una de las grandes apuestas de Vueling. 
Sirva como anécdota comentar que fue justo a esta isla a donde la aerolínea voló por primera vez. Fue un 1 de julio de 2004 cuando un avión bautizado como "Barceloning, despegó del aeropuerto de Barcelona rumbo a Ibiza. Un proyecto ambicioso requería un destino estrella para sus comienzos. Y en Ibiza se escribió el primer capítulo de una larga historia.
 Ibiza desde el aire es una preciosidad

Han pasado 15 años y Vueling es ya una de las principales lowcost de Europa con 118 aviones y con más de 32 millones de pasajeros transportados en 2018. Pero  Ibiza sigue siendo uno de los destinos favoritos de la aerolínea, su ruta fetiche. 

Actualmente se puede volar a Ibiza con Vueling desde 12 ciudades europeas: Málaga, Alicante, Amsterdam, Barcelona, Bilbao, París, Roma, Lisboa, Madrid, Milán, Sevilla, y Valencia. Yo de ti estaría atento para coger un vuelo con oferta y disfrutar de la isla como yo, en temporada baja.

1. Duerme en una casa de agroturismo

Es quizá una de las claves para disfrutar de la Ibiza más tranquila. Alojarte en una casa de agroturismo alejada de los grandes núcleos turísticos masivos como pueden ser Ibiza ciudad o San Antonio.

La isla rebosa alojamientos con sabor rural pero a la vez preciosistas donde sentir el silencio y disfrutar de la naturaleza. Por ejemplo Can LLuc, donde me alojé durante mi estancia y a donde volveré, seguro. No me extraña saber la alta fidelidad que tienen entre sus cientes.

Can Lluc es hotel rural especial, abierto todo el añoFormado por un conjunto de villas inspiradas en la arquitectura ibicenca. Con unas instalaciones de ensueño perfectas para el turista slow, rodeadas de vegetación y donde el silencio sólo se rompe por los trinos de los pájaros.

Detalle de la piscina del hotel Can LLuc

Tumbarse a descansar en una de las camas balinesas de la piscina o dejarse llevar por los placeres de Morfeo en una hamaca estratégicamente colocada en el llamado “rincón de la siesta” son sólo ideas que seguro seducirán a quienes huyan del ambiente discotequero. O quienes busquen un complemento relajante a las noches más intensas. Un must a tener en cuenta.

Detalle de una de las rincones encantadores de Can LLuc
Detalle de uno de los muchos rincones encantadores de Can LLuc

2. Da un paseo por el casco histórico de Ibiza

Marcharse de Ibiza si recorrer el casco histórico de la ciudad es casi casi un delito.

Protegido en parte por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad, en concreto la parte alta, la llamada Dalt Villa, formada por el entramado de callejuelas que se esconden dentro de la muralla construida allá por el siglo XVI, por orden de Felipe II para hacer frente a los continuos ataques sufridos por piratas, corsarios e invasores de todo tipo. En el punto más alto, la Catedral, donde descansa la patrona de Ibiza, Nuestra Señora de las Nieves. Con su torre gótica visible desde toda la ciudad y desde muy lejos en el mar.

Panorámica nocturna del casco histórico de Ibiza
Panorámica nocturna del casco histórico de Ibiza

Los restos de cañones y la estructura con altos miradores nos confirman la importancia defensiva del recinto. Aquí arriba sin duda se contemplan las mejores panorámicas de toda la costa. ¡Prepara la cámara!.

Pero lo mejor de Dalt Vila es pasear. Perderse entre calles flanqueadas por casas de blanco impoluto donde surgen de repente terrazas, restaurantes, tiendas, galerías de arte y rincones fotogénicos donde descansar de la caminata rodeados de belleza.

La plaza de la Vila es el corazón intramuros de Ibiza
La plaza de la Vila es el corazón intramuros de Ibiza

Cabe destacar que el casco histórico de Ibiza  tiene un corazón donde late la vida, la plaza de Vila. A la que se accede directamente alcruzar el portal de Ses Taules, uno de los accesos al interior del recinto amurallado.

Tras recorrer la ciudad vieja toca acercarse al paseo marítimo, donde el laberinto de calles sinuosas acaba con vistas al mar. Donde encontrarás terrazas donde sentarte a comer o a cenar y ambiente durante todo el año.

Callejuelas de Ibiza
Callejuelas de Ibiza

3. Disfruta comiendo en una casa de comidas

En Ibiza hay cientos de restaurantes ultramodernos y alternativos donde vivir experiencias gastronómicas diferentes. Pero hay quedan también viejas casas de comidas con sabor añejo que conquistan a los amantes de lo auténtico.

seguros de viajes con descuento

En el puerto de Ibiza encontramos dos de estos establecimientos que recomiendo y que gustan especialmente a los locales aunque también se ven cada vez más turistas curiosos.

Uno es la casa de Comidas Juan, el restaurante más antiguo de Ibiza (Guillem de Montgrí, 8).  Abren las 20:30 en punto y se entra por orden de llegada. Además de una carta tradicional  que ya resulta rara tienen otra curiosidad: las mesas son compartidas y nunca sabes quien te puede tocar al lado.

En casa Juan aveces se forman colas para entrar
En casa Juan aveces se forman colas para entrar

Muy cerca encontramos Casa Costa es otro de esos locales donde comer los platos de la abuela (calle de la Creu, 19). Un oasis entre tanto bullicio donde la palabra diseño no forma parte de su vocabulario. Manteles de cuadros de tela, carta sin pretensiones y todo casero. Ojo, no sirven café. Y si está lleno también invitan a compartir mesa.

4. Visita el mercadillo hippie de Las Dalias

Es otra de las señas de identidad de la isla, sus mercadillos hippies. Muchos de ellos nacieron hace ya años y era donde los viejos artesanos mostraban sus productos a locales y turistas. Los hay en las playas, en los pueblos…

Las Dalias es buen sitio donde comprar moda adlib
Las Dalias es buen sitio donde comprar moda adlib

Con el tiempo la esencia ha cambiado un poco pero siguen siendo  referencia para comprar productos locales. En gran parte creados por artistas, diseñadores y bohemios que se han afincado en los pueblos de la isla donde han instalado sus talleres y desempeñan sus actividades.

Seas consumista o no, te recomiendo que visites alguno de estos mercadillos. Si tu viaje coincide en sábado no lo dudes y pon rumbo a Las Dalias, en Santa Eulalia, al norte, el más antiguo y grande de todos.

Las cifras imponen. Más de 20.000 visitantes al día (en temporada alta); más de 200 puestos y ¡ojo! no sólo de venta. En las Dalias también se puede comer, tomar algo o disfrutar con un mojito mientras pincha el DJ de turno.

Las Dalias es algo más que un simple mercadillo
Las Dalias es algo más que un simple mercadillo

Nació este lugar en 1954 como bar de carretera ¡con pista de baile!. En los años 60, cuando llegaron los hippies a Ibiza se convirtió en un punto de encuentro de artesanos locales y ha crecido hasta convertirse en lo que es ahora: una leyenda.

Las Dalias es también buen lugar donde comprar algún modelo de moda adlib, vestidos blancos adornados con puntillas y bordados. Inspirados en la ropa interior que hace décadas utilizaban las payesas. Imprescindible llevarse uno en la maleta.

5. Relájate en los chiringuitos de las playas

Es otro de los detalles que más me gustan de Ibiza. Los chiringuitos, a cuál más bonito, pensados para disfrutar del hedonismo frente al mar.

Los encontrarás en todas la playas, rara es la cala que no tiene al menos un espacio donde tomar algo. En casi todos se come muy bien y el servicio impecable. Se nota que Ibiza es un destino acostumbrado a trabajar con turistas exigentes y la profesionalidad salta a la vista lo cual es muy de agradecer, especialmente si lo comparo con el trato que «nos» dan a los de fuera en otros lugares.

Los chiringuitos de cala Bassa son recomedables
Los chiringuitos de cala Bassa son recomedables

Durante mi estancia en Ibiza tuve la suerte de comer y cenar en distintos chiringuitos y la experiencia ha sido siempre buena. Aunque si he de elegir, me quedo con los de Cala Basa, una playa a la que recomiendo ir a darse un baño en sus aguas cristalinas. Y de paso a comer en el CBbC , con una carta amplia que abarca desde ensaladas o arroces hasta carnes o sushi.

Tomar algo frente al mar es un placer en toda Ibiza
Tomar algo frente al mar es un placer en toda Ibiza

6. Vive la magia de los atardeceres de Ibiza

En Ibiza se puede vivir la experiencia de ver cómo el sol se pone por el mar, sensación que a muchos fascina hasta el punto de que hay quien lo considera algo mágico. Por eso hay puntos señalados en la isla donde la gente se concentra para vivir ese instante de una forma especial. Si tu viaje es de pocos días y tienes que elegir te recomiendo dos visitas muy distintas entre sí.

La más diferente la puedes vivir en la cala de Benirrás, en el norte de Ibiza. En esta playa se concentran hippies de los alrededores que despiden al sol al ritmo de tambores.

En Benirrás el sol se pone a ritmo de tambores
En Benirrás el sol se pone a ritmo de tambores

Una ceremonia ritual que se celebra de forma masiva los domingos, cuando miles de personas se acercan para escuchar el redoble de timbales amenizado por bailarinas, fakires comefuegos y espontáneos seducidos por el  buen rollito que reina en el ambiente.

El resto de los días, si tienes suerte, quizá también puedas disfrutar de esta experiencia. Yo por ejemplo estuve en Benirrás un sábado y asistí a un concierto menor pero también colorista y animado.

Atardecer en Benirrás
Atardecer en Benirrás

En esta playa además, llena de recovecos ocultos entre macizos rocosos y coníferas, verás también gente que aprovecha ese instante mágico para darse un baño desnudo en esas aguas turquesas teñidas de rojo, para meditar, hacer yoga, para relajarse…

Benirrás es un punto de encuentro de gente espiritual que quiere despedir el día rindiendo culto al sol de una forma diferente. Contemplar este espectáculo es una experiencia que forma parte del espíritu ibicenco.

El Sunset Ashram es el mejor chiringuito para ver el atardecer
El Sunset Ashram es el mejor chiringuito para ver el atardecer

Menos masivo es el crepúsculo en la cala Conta (o Comte) pero bajo mi punto de vista más hermoso. Si eres de los que te gusta ver como el sol se escapa bajo las aguas del Mediterráneo tranquilamente sentado con una copa de vino en la mano no lo dudes y reserva mesa en el chiringuito de la playa, el Sunset Ashram, desde donde tendrás unas vistas espectaculares del ocaso de la jornada.

También puedes sentarte en la arena o en las rocas que hay alrededor de la playa. Y dejarte llevar por el ambiente, cada día diferente según los perfiles que se hayan dado cita.

La puesta de sol en cala Conta es para muchos la mejor de Ibiza
La puesta de sol en cala Conta es para muchos la mejor de Ibiza

Y con este cielo rojizo cierro este post con que he intentado daros ideas de lo imprescindible en Ibiza en una escapada corta. Y de paso inspiraros a conocer este hermoso rincón en las Baleares

Estos planes te ocuparán seguro el tiempo dos o tres días. Y te permitirán hacerte una idea de las muchas posibilidades que ofrece Ibiza para escapadas cortas y tranquilas.

Importante, guarda el «buen rollo» en la maleta y déjate llevar por un la magia de la isla.

Ibiza es una isla donde el disfrute está asegurado
Ibiza es una isla donde el disfrute está asegurado
Este post está patrocinado por Vueling. Gracias a nuestros partners podemos trabajar, mantenernos como medio independiente. Y ofrecer conternidos útiles, experimentados y contrastados. 

El post es originales, creado por Nani Arenas o su equipo y basado en nuestras experiencia personal, sin influencias de las marcas o patrocinadores. La Viajera Empedernida SÓLO acepta colaboraciones de empresas serias y SÓLO publica contenidos útiles para nuestros lectores.

Un comentario sobre “Imprescindibles Ibiza en temporada baja: qué ver, hacer en 2, 3 días”

  1. Hola Nani, ¡enhorabuena por el post! En Octubre y justo después de los cierres de las discotecas, la isla descansa. Pero no todo se acaba con el cierre de los clubs, ya que como bien comentas, Ibiza tiene muchas mas cosas que ofrecer.
    Si os gusta el turismos activo, la aventura y probar cosas nuevas, un BAUTIZO DE BUCEO puede ser una experiencia inolvidable. Con las aguas del Mediterráneo todavía calentitas después de todo el verano, descubrir el mundo submarino de la isla te sorprenderá gratamente! Pulpos, barracudas, morenas, nudibranquios, langostas, seriolas, mojarras, alguna que otra raya y la planta madre del Mediterráneo, la Posidonia oceanica. Tenemos la suerte de encontrar en aguas de Ibiza y Formentera lo que es considerado el ser vivo mas grande y longevo del mundo: una sola planta de Posidonia de 8 kilómetros de largo ¡wow!
    Un saludo y buen viaje!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.