Playa Gales Meinir leyenda
Gales,  Reino Unido

Leyenda de amor en Gales: la tragedia de Rhys y Meinir

Lo mejor de algunos destinos son sus anécdotas locales. Historias que salen al paso y te ayudan a comprender mejor los lugares que visitas. Algunas son hermosas, otras trágicas… las hay basadas en hechos históricos, otras son relatos que vuelan y se transmiten de padres a hijos… La provincia de Gales, está llena de leyendas. Hace unos años durante un viaje por esta región situada a oeste del Reino Unido me contaron una muy romántica pero muy triste que me dejó huella. Aprovecho la llegada de San Valentín para compartir esta bella y a la vez trágica historia de amor acontecida en un diminuto y recóndito pueblecito galés, por si te animas a recorrer esta misteriosa región.

Cuentan que este leyenda tuvo lugar en Nant Gwrtheyrn, ese pueblo pequeñito ahora abandonado que veis ahí abajo en la foto, pegado al mar. Es el lugar donde tuvo lugar la triste historia de Rhys y Meinir.

Panorámica de Nant Gwrtheyrn, escenario de la leyenda

Rhys y Meinir eran un niño y una niña que crecieron jugando juntos a la sombra de un gran roble que todavía existe en el lugar. Con el paso del tiempo, su amistad se transformó en un profundo amor. Y cuando Rhys pidió a Meinir que se casara con él, lo hizo ante un roble que había sido testigo de aquellos juegos infantiles.

Meinir, por supuesto, aceptó. Y rápidamente iniciaron los preparativos para la gran boda, la cual hacía ilusión a todo el pueblo y que iba a celebrar en la bella iglesia de Clynnog. Por aquel entonces, había en Gales una curiosa y extraña tradición. Cuando llegaba el día de la boda, la novia debía esconderse en el bosque y los invitados debían encontrarla para llevarla al altar. Y eso hizo la enamorada Meinir. Pero la búsqueda fracasó y Meinir nunca apareció. Había desaparecido. Por mucho que la buscaron, nadie nunca  logró encontrarla.

La iglesia de St Beuno de Clynnog, escenario de la boda, es patrimonio británico

Rhys enloqueció. Y desde entonces, dedicó su vida entera a vagar por los montes cercanos al pueblo en busca de su desaparecida amada. Se pasaba las noches solo, sentado bajo el roble donde todavía se veía grabado un corazón con sus nombres. Transcurrieron los años y nada, ni rastro de Meinir. Pero Rhys nunca se dió por vencido.

Una fría noche de tormenta, un gran rayo partió el roble en dos. Y ¡sorpresa! Cuentan que Rhys ¡murió en el acto! al ver que en el interior del árbol apareció  el esqueleto de su querida Meinir ¡con su traje de novia puesto!

El lugar preferido para las bodas en Gales

Sus sobrecogidos vecinos abrumados ante los acontecimientos,  no dudaron en enterrarlos juntos, en la misma tumba. Al final fue un funeral la ceremonia con la que se celebró la unión de Rhys y Meinir. Desde entonces yacen los dos bajo ese  roble que les unió, pero que también les separó.

Gales leyenda roble blog
Ilustración sobre la trágica historia de Rhys y Meinir.

Esta escalofriante historia de amor, curiosamente, ha tenido el efecto contrario que cabría esperar. En vez de ser un lugar «maldito» para los enamorados, el pequeño pueblecito de Nant Gwrtheyrn se ha convertido en el lugar predilecto de los galeses norteños para celebrar sus bodas.

boda gales blog
Pareja de novios en Nant Gwrtheyrn

Centro de interpretación de la lengua galesa

La aldea de Nant ahora ya no existe. En su lugar actualmente se ha creado un centro de interpretación para la promoción y enseñanza de la lengua galesa. Si quieres localizarlo en un mapa debes buscar la ubicación “Nant Gwrtheyrn”. Si te escapas hasta allí no sólo encontrarás el mencionado centro de interpretación y un hotel Bed and Breackfast, un restaurante y un complejo dedicado a tan hermoso paraje.

Al parecer este es un lugar muy visitado por parejas galesas y se cuentan por decenas las bodas y ceremonias que se celebran cada año en este apartado y salvaje paraje junto al mar. Darse el «sí quiero» frente al legendario árbol es ya una romántica tradición en todo Gales.

Por esta playa pasean los fantasmas de Rhys y Meinir

Desconozco si las fotos para al álbum nupcial se las hacen bajo el propio roble o eligen otros escenarios del fantástico entorno que discurre por las laderas más bajas de la montaña Yr Eifl, siempre con vistas al mar.

Otra curiosidad es que al parecer, en alguna ocasión algunos visitantes han asegurado encontrarse con dos fantasmas que caminan agarrados de las manos por la playa. Los testigos cuentan que es un hombre con barba y cabello largo y una mujer con cuencas huecas en lugar de ojos. También dice la leyenda que ningún pájaro se posa nunca en el árbol de la tragedia, solo los búhos y los cormoranes se atreven.

Árbol de Rhys y Meinir (foto de Ellen Parzer)

¿Qué te parece la historia? ¿Celebrarías tu boda en este legendario pueblecito de Gales¿Conoces más leyendas de amor que hayas descubierto en un viaje?

3 Comments

  • Mínia

    Que historia tan MACABRA. No entiendo como nadie puede casarse en ese sitio. El mundo al revés.

  • Ignacio

    A mi me parece de lo más morboso el sitio. A lo mejor los novios de GALES son muy listos y lo eligen con la esperanza de que la historia se repita y sus novias desaparezcan para siempre el día de la boda jajaja

  • Ana

    La leyenda es preciosa. Pero yo ni loca me casaría ahí. No deben de ser nada supersticiosos esos galeses que eligen este sitio.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: !! OJO !! CONTENIDO PROTEGIDO