Los mejores trucos para disfrutar del verano

Llega el buen tiempo y con el sol empezamos a pensar en las ya tan deseadas vacaciones. Un momento perfecto para poder relajarse, desconectar y, cómo no, disfrutar del buen tiempo. Es cierto que el sol tiene muchas cosas buenas pero hay también detalles que hacen que no todo sea perfecto, por ejemplo las picaduras de los mosquitos, o el calor pegajoso… Basta tener en cuenta unos sencillos trucos útiles para el verano para evitar pequeños disgustos y garantizar unas vacaciones perfectas.

No dejes que pequeños inconvenientes te estropeen el verano. He aquí un listado con consejos que te ayudarán a disfrutar más y mejor de tu soñado descanso.

Booking.com

1. Adiós a los mosquitos

Ya que lo hemos mencionado, empezaremos dando un truco efectivo para acabar con estos molestos “amigos”. Lo único que hay que hacer es conseguir una botella de plástico y echar agua templada, levadura y azúcar moreno. Deja la mezcla cerca (pero a cierta distancia) de ti y es suficiente.  La botella desprenderá poco a poco el CO2 y un aroma que atrae a los mosquitos y les gusta más que el olor humano, así nos dejarán en paz.  Eso sí, ¡ojo! esta es una es una sencilla receta para “espantarlos”, no para eliminarlos. Si hay tantos mosquitos que el truco no funciona, entonces habrá que conseguir con una mosquitera. Mejor prevenir que curar.

2. Cómo librarse de la arena de la playa

Sí, a todos nos gusta ir a la playa, disfrutar descalzos de la arena y bañarnos en el mar cuando hace calor. El problema viene justo en ese instante en el que hay que volver a la toalla. Por un momento, todo parece ser arena.

Si eres de los que sufres al  verte el cuerpo lleno de arena, atento a este pequeño consejo. Coge dos toallas. Y utiliza una para secarte y otra para apoyarte mientras te secas.  Una vez limpio, basta con sacudir la toalla apoyada en el suelo y listo. En el mercado también venden toallas con microporos que facilitan esta labor y que permiten que la arena vuelva a su sitio pero que no se mantenga en la toalla. Todo un lujo.

3. Refresca tu hogar

Hay días en los que parece que por mucho que se encienda el ventilador la casa siempre alcanza con más grados de los deseados No hay una solución cien por cien efectiva que no conlleve la inversión en un aire acondicionado (con el susodicho coste extra). Para ahorrar un poco y así poder el aire acondicionado a tope, un consejo casero que te permitirá ajustar gastos. Quita el modo ‘stand by’ de todos esos aparatos eléctricos que están por el hogar pero que en estas fechas no se usan. Por ejemplo, el despertador eléctrico, que no habrá que usar en las vacaciones. Además de ahorrar en la factura de la luz, evitarás que los aparatos suelten un calor innecesario  que contribuye a caldear el ambiente.

4. Evitar robos

Es muy normal que cuando llega el verano se lleve una ropa más cómoda y se prescinda, muchas veces, hasta de los bolsillos, con lo que hay que ser selectivos con lo que llevamos con nosotros. El problema es que cuando vamos a la piscina o a la playa hay ciertos objetos, como las  llaves del coche o de casa, el teléfono móvil ... que tenemos que llevar con nosotros sí o sí. Por tanto, es necesario ser precavidos y tratar de dejar estos objetos de valor en sitios seguros o en lugares que pasen desapercibidos. Por eso resultan tan útiles lo artículos que venden en algunas tiendas. Curiosos contenedores con forma de objetos cotidianos como botes de cremas bronceadoras, latas de bebida o de comida… que están huecos por dentro y sirven para guardar esos pequeños objetos imprescindibles.  Cuanto menos se le pone un poco más difícil a quien quiera robar algo.

POLITICA DE PRIVACIDAD
Puedes suscribirte a La Viajera Empedernida. O dejar comentarios. Antes de hacerlo, no olvides leer nuestra política de privacidad.