```Viaje a Berlín en invierno para disfrutar de la Navidad
Alemania,  Berlín,  Europa

Qué hacer en Berlín en invierno

Berlín es una de mis capitales europeas favoritas. Tiene de todo. Es interesante, transgresora, ágil, atrevida, moderna. A la vez un libro de historia donde ver las huellas de los grandes acontecimientos del siglo XX. Además, en invierno se llena de pistas de patinaje, los museos programan actividades especiales. Y desde finales de noviembre a finales de diciembre todo brilla con la llegada de la Navidad. Una escapada muy recomendable a un destino donde el frío es una excusa para disfrutar de la cara más auténtica de la ciudad.

Cualquier época es buena para viajar a Berlín, ciudad que adoro. Pero en invierno me gusta de una forma especial. Con el frío la capital alemana muestra su cara más amable y se llena de vida, de luz. Y de nieve. Berlín nevado es maravilloso. Y en Navidad, más aún.

Para empezar, en invierno, a mi al menos, me apetece más que nunca visitar museos. El frío es la excusa perfecta para refugiarte en un museo y empaparte de calor y de cultura. Y en este aspecto Berlín no tiene rival.

VIAJA A BERLÍN EN INVIERNO CON LOGITRAVEL

¿Te apetece hacer una escapada en Navidad a Berlín? Logitravel ofrece un programa especial con visita a los mercadillos navideños. Y paquetes varios para que puedas organizar tu viaje a la capital alemana en cualquier época del año.

© visitBerlin – Foto: Dagmar Schwell

Los mejores museos de Berlín

¿Sabías que la capital alemana presume por acoger el conjunto de museos más grande del mundo? Se contabilizan más de 180 por lo que elegir es harto complicado. Los más importantes están reunidos una isla protegida por la Unesco. Su visita ya justifica una escapada larga pues si quieres verlos todos vas a necesitar varios días.

El Museo de Pérgamo es quizá, el más famoso. Así llamado por su joya más preciada: el altar de Pérgamo. Una escultura de mármol colosal por su forma y tamaño. Construida allá por los años 180 adC en honor de la diosa Atenea en la ciudad, ubicada en la actual Turquía. Lamentablemente la zona donde se exhibe el altar de Pérgamo está cerrado por reformas, aunque el resto del museo se puede visitar.

A su lado más opciones para amantes del arte como el Museo Antiguo repleto de vestigios de Grecia y Roma. El Museo Nuevo cuya joya más preciada es el busto de Nefertiti. O el Museo de Historia Natural donde podrás admirara el esqueleto de dinosaurio ¡más grande del mundo!

Si te gusta la historia no dejes de visitar en Museo de la DDR, en el que viajarás al pasado para sumergirte en estética de la ciudad durante la Guerra Fría. También es muy interesante el Museo Judío, en el que se hace un repaso por la vida de este pueblo desde sus orígenes hasta la actualidad.

Restos del muro en East Side Gallery

El Berlín dividido por el muro

No podemos visitar Berlín sin olvidarnos del muro, el símbolo de la Guerra Fría. La frontera de hormigón armado que dividió la ciudad desde su construcción ¡en una sola noche!. (Un terrible 13 de agosto de 1961). Hasta su caída el 20 de noviembre de 1989, hace ya más de 30 años.

¿Sabías que fueron los propios berlineses quienes lo echaron abajo? Lógico. Estaban hartos de aquellos casi 50 años de ciudad partida. Por un lado la parte soviética, la llamada RDA (República Democrática Alemana) Y por otro lado el Berlín Occidental o República Federal de Alemania.

Si te gusta escarbar en esta etapa de la historia hay un lugar que debes conocer. El Memorial y centro de documentación del Muro de Berlín, en Bernauer Strasse. Un monumento donde además de rendir respeto a los que perdieron la vida intentando cruzarlo hay un centro de documentación donde se expone la historia del muro y se muestra cómo era la vida durante los años de separación de Berlín en bloques.

Quedan pocos restos del muro pero sin embargo si se ha respetado su huella. Para saber por dónde pasaba no tienes más que mirar al suelo y fijarte en las zonas con doble hilera de baldosas. Marcan el paso de la barrera de hormigón y suelen tener una leyenda que dice: “Berliner Mauer 1961-1989″.

La visita cultural se complementa con una experiencial pues en el Memorial se conserva una parte original del muro con su torre de vigilancia.

También puedes ver una réplica del muro en East Side Gallery. Museo al aire libre de más de 1.300 kilómetros y nacido en torno a los restos del muro más largo que se conserva. Corre paralelo al río Spree. Y ha sido decorado por artistas varios los cuales, tras su caída, pintaron el hormigón con graffitis que ya forman parte de la historia del siglo XX.

Turistas en Checkpoint Charly
Turistas en Checkpoint Charly

Otro lugar clave para entender la Berlín dividida es Checkpoint Charlie. El más famoso de los tres puestos fronterizos (Alfa y Bravo eran los otros dos) por donde los occidentales cruzaban obligatoriamente para entrar en Berlín Este tras un riguroso registro.

¡Cuantos espías, agentes secretos y policías camuflados habrán pasado por aquí!. Quizá te suene por el cine pues aparece en diferentes películas, Por ejemplo en “Octopussy” uno de los filmes más famosos de James Bond.

Roger Moore durante el rodaje de Octopussy en Checkpoint Charlie

Bebelplatz, la plaza más bonita de Berlín

Las visitas con carga histórico – política en Berlín son casi infinitas. Hay tanto que ver que toca seleccionar. Y hay otra parada que al menos a mi me encanta: Bebelplazt.

Es una de las plazas más bonitas de Berlín y una de las más famosas, especialmente para los amantes de la cultura. Fue en aquí, en este rincón situado un lateral del majestuoso Unter der Linden, donde tuvo lugar la famosa quema de libros de los nazis.

En una tarde se consumieron bajo el fuego miles y miles de ejemplares de grandes obras de la literatura mundial las cuales eran consideradas peligrosas por los nazis. Un conjunto de estanterías vacías ocultas tras una cristalera recuerdan aquel suceso.  

© visitBerlin – Foto: Daniela Incoronato

Los mejores mercadillos de Navidad en Berlín

Afortunadamente la bella Bebelplatz no es sólo un lugar de tristes recuerdos. Ahora es también un rincón de lo más colorista gracias al mercadillo de Navidad de WeihnachtsZauber que aquí se instalará los próximos dos años. Un montaje excepcional en este emplazamiento pues su lugar habitual, Gendarmenmarkt, está de obras. Es uno de los mercadillos más populares de la capital. Y en el que, aparte de puestos varios, hay siempre programados espectáculos musicales, acróbatas, faquires, malabaristas y desfile de personajes navideños..  Muy muy recomendable.

En el oeste de Berlín, en el casco histórico de Spandau se instala todos los años un mercado de Adviento con más de 400 puestos. Es uno de los más grandes de Berlín. Lo reconocerás por el gran árbol que decora la plaza y por el Belén con animales reales.

Otros mercadillos destacados son el situado en Jagdschloss Grunewald, el castillo más antiguo de la ciudad. Y el de Karl-August-Platz.

© visitBerlin – Foto: Scholvien

Mercadillos navideños sostenibles

¿Sabías que hay en Berlín un mercadillo navideño especializado en productos ecológicos? Es el llamado Adventsökomarkt. Está en Kollwitzplatz y abre los cuatro domingos de Adviento.

También es muy sostenible el mercadillo de Domäne Dahlem. Una mansión del siglo XVI situada al sur de Berlín, lejos del bullicio. Y en mitad del campo donde también se instala todos los años un pequeño mercado donde solo se ofrecen en productos orgánicos o artesanales.

© visitBerlin – Foto: Mo Wüstenhagen

De compras por Berlín

A parte de los mercadillos Berlín es también un destino que conquista a los más consumistas. Seguro que encuentras el regalo perfecto. Especialmente ahora, en temporada ya navideña cuando la ciudad se decora y la oferta en las tiendas es de lo más tentadora.

Si buscas regalos tienes varias opciones. La calle de tiendas más importante es el Kurfürstendamm (más conocida por su nombre abreviado Ku’Damm). Donde encontrarás los establecimientos de marcas más internacionales. Si prefieres algo diferente, dirígete a la zona de Hackescher Markt y Torstraße

También hay muchas tiendas en Alexanderplatz, la hermosa plaza que antaño fue el corazón del Berlín Este y donde pervive su esencia. La reconocerás por su torre de la televisión, visible desde todo Berlín y catalogado como el edifico más alto de Alemania con sus imponentes 250 metros de altura. La construyeron los comunistas como símbolo de la fortaleza del régimen. Atento también al peculiar reloj donde puedes ver la hora de todas las ciudades del mundo.

© visitBerlin – Foto: Mo Wüstenhagen

Si el frío hace mella y prefieres refugiarte en el calor de un centro comercial anota el Mall of Berlin, en Leipziger Platz, con más de 300 tiendas, bares y restaurantes.

© visitBerlin – Foto: Daniela Incoronato

Patinar sobre hielo en Berlín

Si prefieres un poco de actividad para entrar en calor te propongo patinar sobre hielo. Es lo bueno del invierno en Berlín. Hay muchas pistas donde deslizarte con unos patines, experiencia que a los berlineses les les encanta. Depende en que zona te encuentres tendrás distintas opciones. Anota las más conocidas en tu lista viajera:

Erika-Heß-Eisstadion, en Wedding Müllerstraße 185,

Horst-Dohm-Eisstadion, en Wilmersdorf Fritz-Wildung-Straße 9, O la pista de Hohenschönhausen, Konrad-Wolf-Straße 39, la favorita por los atletas olímpicos y los patinadores profesionales. Eisbahn Treptow-Köpenick o Eisbahn Lankwitz

Y ya puestos ¿qué tal si te animas a esquiar? Cerca de Berlín hay muchas pistas donde disfrutar de la nieve como Müggelberge, la más famosa.

Video de Berlín en Navidad

Cierro este viaje por el Berlín invernal con un video de Berlín en Navidad que creo ilustra muy bien cómo es esta maravillosa ciudad en estas fechas. ¿Has estado? ¿Alguna sugerencia que añadir? Puedes completar tu viaje a Berlín

One Comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: !! OJO !! CONTENIDO PROTEGIDO